“Está Detrás de Ti”: terror con enfoque social

Miércoles, 05 de Agosto de 2015 00:00 Mabel Salinas COOL - De Películas
Imprimir

“Esta Detras de Ti”: terror con enfoque social

Originalmente, el género de terror surgió con la intención de hacer una velada pero contundente crítica social. Los monstruos, zombis y demás criaturas guardaban significaciones sobre la podredumbre humana o experiencias deshumanizadoras e incómodas, dependiendo del contexto histórico delmomento que quisieran retratar. El expresionismo alemán, por ejemplo, surgió como reacción a la Primera Guerra Mundial. Bajo el amparo de esta premisa se desarrolla “Está Detrás de Ti” (“It Follows”).

La película es una clara, directa e inteligente metáfora de las repercusiones de la banalización de la sexualidad, la falta de compromiso y del incremento de los contagios de enfermedades de transmisión sexual. Incluso, homenajea esa tendencia de las películas ochenteras de terror en donde el personaje que tuviera sexo, perdía, recibía un castigo y usualmente era elegido como el primero en morir, como para pagar su falta.

Esta producción de 2014 escrita y dirigida por David Robert Mitchell se centra en Jay Height (Maika Monroe). Sale con un chico al que apenas conoce. Sin embargo, tras tener su primera relación sexual con él todo cambia. Los rosados vestidos que usa ya no son una prioridad y el perfecto cabello alaciado deja de aparecer.

Hugh (Jake Weary) la secuestra y le explica el terror que le espera. Algo la va a seguir siempre, un ser que caminará directamente hacia ella, que puede usar distintos cuerpos —incluso el de las personas que ella ama—, pero que nadie más verá. ¿Su objetivo? Matarla. Si quiere deshacerse de la criatura debe “pasársela” a alguien más a través de un encuentro sexual. No obstante, si el ente asesina a Jay volverá por Hugh.

Como pueden ver, “Está Detrás de Ti” se basa en una preocupación social actual, moderna y la inserta dentro del género del horror. Esta maestría es su mayor virtud. Al ser tan realista hay una conexión más directa con la protagonista que si ésta fuera perseguida por un muerto viviente, acechada por Drácula o por algún demonio como en “El Conjuro” (“The Conjuring”). Si la historia fuera verídica… las víctimas podrían ser numerosas.

Además, el director maneja con precisión la cámara y el argumento para, en un principio, generar en la audiencia la misma angustia que siente la protagonista (más si se es mujer), porque crea un ambiente de tensa y escabrosa incertidumbre.

Pero aunado a eso, otro de los grandes aciertos de la película es que siempre vemos cuando el incansable ser se aproxima y estamos conscientes de la máxima aquella de que “es lento mas no tonto”. Eso abre las posibilidades para elevar el miedo y ansiedad que se mantienen de principio a fin, con esporádicos descansos como para retomar el aliento para volverlo a perder más adelante.

En ese sentido, el interesante enfoque social de la cinta recuerdan inteligentes filmes como las dos entregas de “La Noche de la Expiación” (“The Purge” y “The Purge Anarchy”), donde la gente puede matar y cometer atrocidades una noche al año. De las contadas cintas de terror que honran lo que el género propone y obtienen un lugar en la historia del cine.

{youtube}SbztBRzdC6U{/youtube}

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar