“Silencio” - La última tentación de Cristóvao Ferreira

Miércoles, 18 de Enero de 2017 00:00 administrador COOL - De Películas
Imprimir PDF

“Silencio” - La última tentación de Cristóvao Ferreira

Para ir de Lisboa a Nagasaki, hay que pasar antes por Goa y Macao. Para ello, se requieren meses de navegación penosa, luchando contra las fuerzas de la naturaleza y todo tipo de enfermedades, recorriendo la costa africana occidental y buena parte de las inclementes aguas del Océano Índico y Pacífico. El Canal de Suez, en la época en la que transcurre la acción, no llega ni a ensoñación descabellada del ingeniero más loco, y las noticias tardan todavía meses (a veces años) en cruzar los charcos. Y así, de un año para otro, el padre Ferreira, idolatrado seminarista portugués y heroico misionero en tierras japonesas, deja de informar sobre sus esfuerzos evangelizadores en tierras paganas. A partir de ahí, el más angustioso de los silencios. Nada. Sólo espacio y tiempo para que los rumores (algunos más malintencionados que otros) empiecen a ennegrecer el recuerdo de la virtud. Se dice, se comenta, se teme... que el pastor ha apostatado. Ante tales calumnias, SebastiaoRodrigues y Francisco Garpe, dos de los alumnos más aventajados de Ferreira, deciden embarcarse en el viaje de sus vidas para demostrar que todas las injurias volcadas sobre su maestro no son más que esto, una dolorosa mentira.

De Lisboa a Goa va un puñado de meses de puro sufrimiento. De Goa a Macao, otro via crucis. De Macao a Nagasaki, más tormento... Y una vez en tierras niponas, aguarda la peor de las torturas: la que ataca directamente al alma. Para llegar de un extremo al otro del planeta, más que requerirse medios, se necesita mucha fe. Fe en que la palabra del Señor será bien recibida en territorio desconocido, fe en que ninguno de los incontables obstáculos que se van a encontrar durante el camino van a resultar insalvables... Fe en que el padre Ferreira no haya renunciado a la suya. El proceso de Martin Scorsese para adaptar al cine 'Silencio', novela pilar en el legado artístico del escritor nipón ShusakuEndo, también cabría definirlo como un auténtico salto de fe. De Lisboa a Nagasaki va una infinidad de millas náuticas, y de las páginas a la pantalla grande, van años... incluso décadas. Tiempo durante el cual el cineasta se desvive para que el proyecto no muera, batallando constantemente para que el olvido, el destino al que no pocos le condenan, acabe marcando el punto final de la travesía.

Hasta que llega el año 2016 (uno más, en el mundo no-tan civilizado), y justo cuando termina la temporada de festivales, la promesa se convierte en realidad. Ésta se materializa, dígase ya, en una traducción perfecta. Es tal el respeto que Scorsese muestra hacia el material ofrecido por ShusakuEndo, que la novela hasta podría adquirir el carácter de “sagrada escritura”. No se trata sólo de hacer una traducción, por así llamarla, literal (aunque también, al verse la práctica totalidad de diálogos, reflexiones y descripciones propuestas por el escritor, directamente reflejada en la película que ahora nos ocupa), sino también, y sobre todo, espiritual. Una vez más, toca hablar de fe... y de comprensión de los medios. De sus caprichos, necesidades y posibilidades. Y es que con los grandes discursos (y éste, sin duda lo es), para poder recitar, antes se tiene que haber entendido la lección. Si con 'El lobo de Wall Street' Scorsese se reencontró con su mejor versión para completar así la que se ha catalogado como la trilogía del American Gangster (compuesta también por 'Uno de los nuestros' y 'Casino', no en vano, dos de sus trabajos más logrados), ahora con 'Silencio' hace lo propio con el ya conocido como tríptico sobre la espiritualidad.

Primero fue 'La última tentación de Cristo', después 'Kundun' y ahora otro brillante ejercicio de mezcla (más bien de violento choque) entre la esfera íntima y la colectiva. Dos realidades y dos niveles narrativos (el de la crónica histórica y el de la reflexión espiritual) que avanzan paralelamente y que conviven como reflejo recíproco, compartiendo la naturaleza de la misma angustia, la que surge del escalofriante silencio del mentor (en este caso, Ferreira / Dios) ante una situación para la que éste no parece habernos preparado. En dicho escenario, el sujeto se ve obligado a lidiar con un más que comprensible complejo de abandono, que no hace más que magnificar su drama interior... hasta convertir su sufrimiento en una carga que pasa de personal e intransferible, a irremediablemente compartida. No sólo con las personas a su alrededor, sino también, claro está, con el propio espectador. Y recordamos de nuevo, por obra y gracia de Martin Scorsese, ese maestro siempre a nuestro lado, que la buena adaptación no se limita a copiar, sino a respetar las virtudes de la(s) referencia(s) con la(s) que trabaja.

En este sentido, ShusakuEndo planteaba en su libro un crescendo trágico que avanzaba implacablemente, y de forma cada vez más apresadora, hacia un clímax final desolador ante el que era casi imposible mantenerse impermeable. En esa devastación, el novelista (criado en el catolicismo, al igual que el realizador que ahora le homenajea) conseguía que la crisis de fe del protagonista en la ficción tuviera su réplica en una cuestión mucho más global, nunca mejor dicho. Así, la odisea de SebastiaoRodrigues se convertía en la excusa perfecta para que Endo cuestionara el carácter universal del mensaje cristiano, una actitud que, en un presente marcado, entre cosas, por el avance imparable del movimiento globalizador, da un renovado interés a la obra en cuestión. Scorsese hace lo propio en una película que, hablando de reciprocidad, se beneficia de la exquisitez en la puesta en escena (sólo empañada ligeramente por alguna decisión estética algo desconcertante) y la dirección de actores (Andrew Garfield, por ejemplo, cumple con solvencia la auténtica primera prueba de fuego a la que se ha tenido que someter) y la nitidez en la narración de quien mueve ahora los hilos, para que su mensaje llegue ahora al receptor con igual -o incluso más- fuerza.

'Silencio' hace de la aritmética (se respeta a rajatabla la proporción 100 páginas; 1 hora de metraje) una opción que lejos de antojarse impostada, se descubre como la más natural, y por ende, deseable. A diferencia de MasahiroShinoda (quien ya adaptara el mismo texto allá por el año 1971, en una película de idéntico título), Scorsese, consumado misionero, evita la tentación “carnal” de desviarse del camino propuesto por Endo (aunque siendo justos, pocos eran los pasajes en que Shinoda se atrevía a hacerlo), centrándose así en lo que verdaderamente importa: difundir la palabra, o para ser exactos, unas inquietudes claramente compartidas. Sin miedo a usar recursos mal considerados trillados (véase la voz en off) o a prescindir de aquellos en los que se han cimentado buena parte de los éxitos del pasado. En lo referente a este último aspecto, la irrupción prácticamente nula de la banda sonora en la narración es uno de los muchos síntomas que evidencian lo bien interiorizada que está la materia prima. El silencio, originalmente génesis del desconsuelo, convertido aquí en un alivio que permite que el texto respire. De la literatura al cine va mucho menos que de Lisboa a Nagasaki. Sin intromisión que valga. La religión (sea cual sea) puede que no, pero desde luego hay ciertos relatos que sí son universales. Silencio, el maestro está hablando.

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "DE PELICULAS"

“Mortdecai: el Artista del Engaño”: Depp se sacude a Jack Sparrow

“Mortdecai: el Artista del Engaño”: Depp se sacude a Jack Sparrow
Sorprendentemente, en “Mortdecai: el Artista del Engaño” (“Mortdecai”) Johnny Depp logra desprenderse de sí mismo y de ese capitán-pirata que lo persigue desde 2003, el ya muy repetido Jack Sparrow. No obstante, también es cierto que su Charlie Mortdecai guarda muchas de las ex

La increíble vida de Walter Mitty, imaginar es crear

La increíble vida de Walter Mitty, imaginar es crear
Hay una cita a la cual le tengo mucho cariño que dice “make-believe”, de mi filme más querido de la infancia La Princesita (1995). Estás dos palabras hacen referencia al proceso de imaginar y crear, lo que me recuerda que alguien una vez me dijo que todo lo que vemos alguien tuvo qu

“El Reino de los Monos”: una buena manufactura visual

“El Reino de los Monos”: una buena manufactura visual
Disney Nature lleva a descubrir una civilización con la que el ser humano ha tenido poco contacto gracias a las lentes del documentalista Mark Linfield, quien también realizó para la casa del ratón los filmes “La Tierra” (“Earth”), “Chimpancé” (“Chimpanzee”) y ahora

Diana, pobre adaptacion sobre la famosa princesa de Gales

Diana, pobre adaptacion sobre la famosa princesa de Gales
A pesar de ser una amante de la cultura inglesa, no me considero una fanática de su realeza. Sin embargo, allá por finales de diciembre del año pasado, no pude evitar sentir una gran curiosidad por conocer ese lado del que jamás había escuchado. La verdad, me llamaba la atención el d

"Los Cuatro Fantásticos": un completo FRACASO

A estas alturas ya no hay duda alguna: “Los Cuatro Fantásticos” (“Fantastic Four”) fue un fracaso. Tanto en taquilla como en críticas la película terminó siendo una decepción, de hecho, tal fue la preocupación de Fox por no perder a los fanáticos de los superhéroes que, a p

“Minions”: Apuesta completa al público infantil

“Minions”: Apuesta completa al público infantil
La tercera entrega de la franquicia que comenzó con “Mi Villano Favorito” (“Despicable Me”), siguió con la secuela y ahora se refuerza con un spin-off, tiene mucho de lo que cualquier amante de los “Minions” podría esperar. Hay montones y montones de adorables criaturitas am

MAS QUE VER

Invitación Incomprensible

¿Qué sabía el público que ni la curiosidad lo llevó al foro de usos múltiples del Mu

Leer más
Lenny Abrahamson dirigirá “The Grand Escape”

Tras la pequeña sorpresa que ha supuesto “La habitación”, el director Lenny Abr

31-03-2016
Leer más
La Gradualidad como Contención Escénica

Dos amigas o colegas o amigas y colegas cuya amistad quizá sea por compartir la de quien

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?