Mi Primer Amor, porque siempre hay dos lados de la historia

Miércoles, 07 de Mayo de 2014 00:00 Marianne Castillo COOL - De Películas
Imprimir

Mi Primer Amor, porque siempre hay dos lados de la historia

Me parece que ha pasado tiempo desde mi última recomendación fuera de cartelera y debido a que no he tenido la oportunidad de ver el más reciente refrito de Diario de Una Pasión, Amor Eterno (2014), decidí aventúrame hacia otro refrito sin salirme del drama y el romance.

Porque a quién no le gusta una buena película sobre dos niños que experimentan su primer amor. Si alguna vez viste la clásica de los noventa Mi Primer Beso, esta historia cursimente dirigida por el director y actor que nos trajo ya una vez Dicen Por Ahí… (2005), Rob Reiner, los mantendrá bastante picados.

Aunque suene como la típica película, el giro que nos da Mi Primer Amor, es que juega un poco con la fórmula de una manera interesante: el manejo de perspectivas.

Porque siempre hay dos lados en una sola historia, con armonía, Mi Primer Amor narra al mismo tiempo, cómo es que se enamoran Juli Baker (Madeline Carroll) y Bryce Loski (Callan McAuliffe), a través de los ojos de cada uno. Y digo con armonía porque literalmente se repiten las escenas, sólo que se viven a través de la interpretación de cada personaje, lo que resulta tierno y cómico a la vez.

De una escala del 0 a 10, Mi Primer Amor merece un 9 tanto por actuación, trama y la excelente ambientación de los sesentas, pero sobre todo por la divertida manera en que se narra la historia.

Sin duda una muy buena opción para quedarse en casa y suspirar un poco recordando aquellos romances juveniles.

{youtube}RDlXdujRSD8{/youtube}

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar