Monstruos: La mitología del “medievo”

Miércoles, 18 de Enero de 2017 00:00 ECLÉCTICA - Artículo
Imprimir

Monstruos: La mitología del “medievo”

Un libro recién publicado, llamado “Medieval Monsters”, detalla las muchas criaturas monstruosas que se ilustraban en los textos religiosos y que servían para atemorizar a la población del medievo.Para crear el libro, los académicos han recopilado imágenes monstruosas de textos guardados en la Biblioteca Británica, entre otros museos. Así pues, los escritores y artistas medievales, se regocijaron dando vida a criaturas grotescas, demonios, dragones e híbridos humano-animales, que la gente medieval creía que vivían en los confines del mundo, en lo más recóndito de las montañas más lejanas o bien, en las islas más remotas.

01

En la Edad Media, se creía que los monstruos eran reales y que vivían en tierras remotas para asustar a los misioneros. En la imagen anterior, se muestra a blemios con caras en el pecho, Antípodos con los pies en sentido contrario de su cuerpo, Sciópodos dotados de un gran pie, y Maritimi con cuatro ojos.

02

Los monstruos a menudo tenían nombres exóticos como Panotii, que significa “todo oídos” en griego (arriba). “Sus orejas eran tan grandes que le servían como mantas en las noches frías, pero el Panotii también era una criatura muy tímida y utilizaba sus oídos como alas para volar lejos de los extraños”.

03

En la imagen de arriba, podemos ver el Mapa Mundial Salterio, elaborado en el siglo 13.Representa entornos remotos y hostiles habitados por monstruos. En el mapa, Cristo está velando por la Tierra, que se representa por un círculo con el océano a su alrededor. Asia está en la parte superior, Europa en la parte inferior izquierda, África a su lado y Jerusalén en el centro.

04

En algunas partes de este mapa, se pueden apreciar monstruos que vivían a lo largo de la costa de África, según las creencias (arriba).

Los autores del libro afirman que el hecho de que el mundo es redondo, ya era conocido en el período greco-romano y se transmitió como tal a la época medieval. El mapa del mundo Salterio, así llamado porque estaba incluido en un salterio Inglés del siglo XIII, es un claro representante de los mapas occidentales de la época, con Jerusalén situado en el centro y las periferias habitadas por criaturas monstruosas.

05

Los monstruos llamados pigmeos se pueden ver en “Los viajes de Sir John Mandeville” (arriba) y supuestamente vivían en toda Etiopía, India, China y Tierra Santa. Si bien es ficticio, el libro supuestamente influyó en exploradores como Cristóbal Colón.

De lo anterior, surge una pregunta… ¿por qué los escritores medievales estaban tan obsesionados con los monstruos? Para los expertos, en el fondo, los monstruos que vemos poblando las páginas manuscritas con la apariencia de demonios y diablos, representan las preocupaciones de la vida cotidiana en la cultura medieval y las tentaciones de las que los buenos cristianos debían mantenerse alejados. Pero también representaban lo desconocido, las maravillas de la creación de Dios que habitaban en las periferias del mundo.

07

(Arriba) Así pues, se creía que los monstruos vivían en las fronteras del mundoy a menudo eran caracterizados por deformidades físicas y tenían nombres exóticos.

Tales monstruos tuvieron una influencia en los exploradores, que a veces trataban de buscarlos en sus viajes.Los relatos hablaban de personas con orejas tan grandes que les cubrían la espalda; hombres sin bocas que subsistían con el olor de frutas, flores y carne tostada; caníbales humanos con cabezas de perro; y muchos más; fueron descritos por escritores influyentes tempranos tales como Plinio, Marciano Capella, Sir John Mandeville, Isidoro, y Marco Polo y la sociedad medieval dependía de tales fuentes para configurar el material geográfico.

08

Algunos de los monstruos eran inofensivos, como los blemios que se dibujaban como figuras sin cabeza cuya boca y ojos estaban atrapados en sus pechos (arriba). A veces los blemios, se representaban de una manera casi cómica.

09

Por su parte, los Cynocepali (arriba), que tenían cabezas de perro, causaban terror en los soldados medievales. Eran la raza monstruosa más popular, que supuestamente habitaba en los límites del mundo. Su leyenda puede haber sido influenciado por antiguas representaciones del dios egipcio Anubis, que era muy familiar para los antiguos griegos.

Así pues, en la Europa medieval, los híbridos humano-animales simbolizaban el salvajismo de las personas no cristianas.Por ejemplo, a veces los escandinavos fueron denominados Cynocepali y una vez que se convirtieron al cristianismo, su estado cambió a humano.

San Cristóbal, un mártir que murió en el siglo III, se describe en algunas leyendas como un pagano con cabeza de perro que se convierte en un cristiano humano.Pero a medida que el comercio se incrementó desde el siglo XIII en adelante, comerciantes y misioneros trajeron cuentas más exactas de la vida en el otro lado del mundo.

Por ejemplo, Juan de Marignoilli, un fraile franciscano de Florencia, viajó en una misión papal a China en 1338. Él escribió: “Nunca pude comprobar que existieran tales razas de hombres como los monstruos que tanto se han descrito”.

10

Sin embargo, la Biblia hace mención de monstruos, incluyendo una bestia semejante a un leopardo que vino del mar con 10 cuernos y siete cabezas (arriba) y en cada cabeza, un nombre blasfemo, así como los pies de un oso y la boca de un león.

11

Para la gente del medievo, el mar era un mundo peligroso y desconocido poblado por todo tipo de criaturas monstruosas. Unos de estos animales eran las peligrosas sirenas (arriba).

12

Los monstruos también fueron “conocidos” por recorrer los mares durante la Edad Media, como se muestra en los mapas. Los vastos océanos eran un mundo peligroso y desconocido, con monstruos que incluían a las sirenas, un invento de la mitología griega, que siguió siendo popular y temido por los marineros.

13

Incluso las ballenas, estaban asociadas con el diablo, debido a su tamaño intimidante y la creencia de que podían engañar y llevar a la muerte a los navegantes (arriba).

14

Por su parte, los unicornios fueron un poderoso símbolo de la imaginación medieval (arriba). La criatura, que tenía la forma de un caballo con un cuerno largo, se decía que era muy astuto y feroz, de modo que incluso los cazadores más experimentados no podían cazarlo, pero sin embargo, las vírgenes podían domar a las bestias. Ya en el siglo III d.C., el unicornio fue descrito por autores cristianos como símbolo de Cristo y su el cuerno simbolizaba la cruz.

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar