La herencia secular de Calderon

Jueves, 18 de Septiembre de 2014 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

La herencia secular de Calderon

segismundo1No me salí por pena pero me costó mucho trabajo no dormirme, me comentó un amigo, que se ocupa de la denuncia social mediante el periodismo hablado y escrito, de esos con quien se puede discrepar y aprender, de esos fiables en sus compromisos, con quien nunca he coincidido en ninguna función pero que había ido al Mesón de los Cómicos de la Legua, recién estrenada la puesta de Los herederos de Segismundo. Así, supuse que se trataría del Segismundo más famoso del mundo: Freud. Al instante me desengañó, pero de cualquier manera los dos montajes anteriores de Román García –Fuenteovejuna y El martirio de Morelos-- me habían decepcionado particularmente por el enorme desequilibrio entre los personajes protagónicos con los secundarios, no obstante los destellos que denunciaban su creatividad en pausa. Acrecentaba mi decepción el convencimiento no de la incapacidad o la incompetencia, sino del desgano, del descuido, la falta de aplicación, de ganas por el pulimiento, porque ahí está La secreta amistad de Sor Juana y Dorotea, plagada de aciertos, no sin sus arroces quemaditos, solo por mencionar el acierto más inmediato en una enunciación que podría resultar memorable y muy añorable. Así, había permanecido renuente al montaje del grupo teatral universitario que recién ha cumplido cincuenta y cinco de recorrer la legua, no obstante que el director se reencontraba precisamente con el dramaturgo y acucioso investigador de la Décima Musa Mexicana y Elena Garro como sus principales temas de estudio, Guillermo Schmidhuber de la Mora, hasta que recibí el viernes 5 de septiembre la invitación que atendí el viernes 12 por parte de otro amigo igualmente fiable, pero éste sí hombre de teatro ‘todo-terreno’.

Para crispar la emoción no me ocupé de la información del programa de mano. Habría actividad en el proscenio, sobre el escenario estaba construido, o más trazado, un pasillo muy próximo al público, por donde alguien debía deambular, quizá con carácter narrativo. Primera sorpresa garantizadora: por ese pasillo transita achacosa Lupita Pizano, digo Nicolasa como quien ya se sabe la trama pero no quiere echarnos a perder el espectáculo constándosnola. Ella es la pareja mandona y querendona, de quién más, de Víctor Sasia, digo del apacible y apocado Clarín, el bufón que echa a perder los chistes con su simpleza y falta de gracia.

Como narradora, en la ruptura de la cuarta pared, Nicolasa no escatima puyas al dramaturgo, que verdaderamente se encuentra entre los espectadores por mutuo proprio, es decir, Schmidhuber ha querido presenciar la escenificación de los Cómicos de la Legua por mera satisfacción, como autor, y divertimiento como espectador. A Clarín le corresponde contenerla y hasta intentar reprenderla.

segismundo2Con una sencilla y original convención escénica esta pareja es devuelta a Los herederos de Segismundo: la nariz de pelota, pero negra, y con ella se la pasan entrando y saliendo. La portan todos los personajes, quizá para advertirnos que estamos presenciando la ficción del teatro, no una recreación histórica, así trátese de La vida es sueño, del dramaturgo español Pedro Calderón de la Barca.

Sin ser una recreación de época de cuando Polonia vivió gobernada con un régimen monárquico, consecuentemente hereditario, el vestuario optado para este montaje, con sencillez y parquedad nos presenta a un imperial rey Segismundo con el atinado porte que le imprime Abraham Melgar; un inquieto y transgresor infante rompe las convenciones de la etiqueta con unos ajustados wet-look, una rocambolesca chaqueta recamada de temas florales igualmente negra, con el torso desnudo y una llamativa corbata escarlata sujetada cual bufanda, enarbolando la subversión de un régimen envejecido, inoperante para las demandas internas y las amenazas externas.

segismundo3Los consejeros del rey, encarnaciones de la religión, la ciencia, y las artes tienen objetivos propios disputándose primacía en las decisiones del dubitativo gobernante que busca inspiración en su predecesor y en el aprendizaje solitario durante los años de aislamiento forzado, mismo que ha impuesto a su sucesor. Mientras el pueblo se las apaña con la objetividad y concreción que impone el estrujamiento de la cotidianeidad. Es decir, las fuerzas en conflicto que han constituido la historia de la humanidad, sin faltar la beligerancia armada enderezada por un vecino amenazante llamado Moscovia frente a un disminuido ejército representado por un soldado cuya lanza más le sirve de cayado. También en la caracterización de los consejeros rige el tino del vestuario sin rebuscamientos.

Los parlamentos están cargados de la doble cualidad de la argumentación difícilmente rebatible que, no siendo dogmática, incita a la reflexión; y su construcción impone un ritmo en el entretejimiento de los personajes, o sea, un texto para verdaderamente tener vida en el escenario, casi que a la antigüita. La propuesta reflexiva también viene por partida doble: desde la trama que viven los personajes, y por parte de Nicolasa y Clarín, despojados de su nariz negra de pelota, en plan de narradores encarando al público.

segismundo4Podría reclamarse que, salvo Américo, el infante excarcelado para ser coronado, mostrándose más centrado y seguro de sí en su argumentación desafiante ya no tan solo como heredero real, sino simplemente como hijo, la mayoría de los personajes poco o nada acusan en sus personas el paso de la década que en la trama sucede. Quizá Nicolasa con el desarreglo de su cabello en algún pasaje también acusaría este transcurso. De cualquier manera, que hacia el final de la obra aparezca claramente el dilema del hombre público con responsabilidades domésticas, recarga la provocación para la reflexión.

segismundo5Con la construcción de la ensoñación de Américo, Román García remata brillantemente la creatividad en la dirección escénica que había dejado de verter en el Mesón de los Cómicos de la Legua. Faena y no capotazos ha vuelto a dejar en el escenario.

Los herederos de Segismundo / Mesón de los Cómicos de la Legua, Guillermo Prieto #7, Centro Histórico de Querétaro / Viernes y jueves de septiembre / 20:30 horas / Informes: 212 49 11, 212 43 63; Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Vibrante contundencia

Vibrante contundencia
Acerca de Erik De Luna había escuchado únicamente elogios y admiración --por su osadía, su originalidad, su exigencia estética-- pero nunca lo había visto en el escenario. Me empeñaba en no ceder al llamado de atención mediante el escándalo de la trasgresión al caracterizarse com

Terminación del ‘conversatorio crítico’ del 10º EITAI

 Terminación del ‘conversatorio crítico’ del 10º EITAI
“Country”, de Juan Carlos Franco, con una temporada los domingos de mayo y junio en la cartelera queretana 2015, una función el jueves 16 de julio en el Festival de la Joven Dramaturgia y otras fechas, también estuvo presente en el 10º EITAI, en el mismo foro donde ha sucedido la ma

Banalidad existencial

Banalidad existencial
No hay aviso ni advertencia que valga, la representación y actuación anunciada y presentada al público funciona o no funciona sea investigación o exploración o cualquier estado que la ubique en una situación de trabajo no terminado. Un grupo de, quizá, cuatro o cinco estudiantes de

Mucho que ver, más que preguntar

Mucho que ver, más que preguntar
Otra vez más y mejor los artistas con su superación reclaman un espacio propio para su arte. Como sala para la proyección cinematográfica en pantalla cinemascope rehabilitada y/o recuperada, el Teatro de la Ciudad tiene mucho para ser admirada y alabada, pero el escenario (sic) permane

Imaginarte la ruta colombiana

Imaginarte la ruta colombiana
¿Cómo les fue?, pregunta la actriz que esta vez estuvo a cargo de las luces en el auditorio de la Casa de Cultura ‘Dr. Ignacio Mena Rosales’ a los pocos espectadores que traspasamos la muchedumbre tianguista que ocupaba la planta baja el sábado 5 de septiembre, ocasión del estreno

“Aletheia sigue”, Bárbara Alvarado

“Aletheia sigue”, Bárbara Alvarado
No presté atención al título del trabajo, era una invitación de la coreógrafa Bárbara Alvarado y seguramente valdría la pena conocer lo que se dispusiera a ofrecer al público. Poco ruido, pero algo, me hizo la nula alusión a Aletheia, Cuerpo escénico de México, la compañía fun

MAS QUE VER

¿Se acerca el final de Coca-Cola y Pepsi?

El descenso en las últimas décadas del consumo de refrescos parece ser un fenómeno irre

Leer más
El colapso de la isla de Pascua… ¿por “tragar camote”?

Científicos de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda, creen que el camote, que fue un

Leer más
“Captain America: Civil War”… ¿cuál es la verdadera trama del filme?

  Mucho se ha hablado sobre que el detonante de una especie de ruptura entre los “Av

09-09-2015
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?