Sublimacion popular tragica

Jueves, 16 de Octubre de 2014 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Sublimacion popular tragica

Tristeza, rabia, impotencia por el abuso mediante la fuerza, es la sensación que se va desarrollando a lo largo de la breve representación de Los perros, de Elena Garro (1916-98), en el Teatro de Cámara del FBA, y con ella se queda uno largo, largo rato.

perros1La letra de la autora poblana penetra aun antes de pasar al escenario. Entonces el riesgo de demeritar, mediatizar, su fuerza en el foro es una constante que demanda delicadeza en la dirección y muy medida contención en la actuación cuando el tema mucho da para el desbordamiento exaltado y retórico justificándolo aduciendo naturalismo. También está el riesgo de quedar atrapado en la etnicidad o en el folclor sin alcanzar la universalidad vivamente prevalente a medio siglo de la publicación del texto de la autora poblana que interrumpió su formación universitaria en Letras al casarse con Octavio Paz. 

Tan solo por la superación de estos riesgos el acierto del debutante grupo Oseznos es muy de tenerse en cuenta como inicio de una andadura prometedora… ¡y comprometedora!
perros2Muy grata la aparición de la experimentada Karla Paola Díaz Guerrero (Úrsula) fuera del Mesón de los Cómicos de la Legua que tan bien suspende, junto con María Guadalupe Pizano López (Manuela), el tiempo cíclico tanto como el que acerca a madre e hija al 29, la fiesta del pueblo. Ese suspenso no es gratuito, para hacérsela de emoción al espectador, en él está una historia (la de Manuela, la madre) y un acecho (el sufrido por Úrsula, la hija), y de su atinada actuación depende su proyección inmediata hacia el espectador de cada función, y su trascendencia sensibilizadora y civilizadora. 

Mérito y atención aparte nos demanda y nos impone la construcción narrativa de tal historia y tal acecho que mucho remite a la de algunos poemas de Netzahualcóyotl, el emperador texcocano, de tan delicada figuración para describir sentimientos, cualidades e intenciones.
La etnicidad y el folclorismo traducibles a partir de la escenografía y el vestuario, principalmente, los veo como una necesidad de funcionalidad para la literalidad de la palabra. Las figuraciones brindadas mediante el lenguaje con que la autora dota a sus personajes aparecerían fuera de lugar, chistositas sino ridículas en otro ámbito y contexto diferente del que se nos entregan. Tan disparatado como encontrar a Jorge Bergoglio con las poses, los ademanes, el vocabulario, la dicción y el razonamiento de Diego Maradona, aunque ambos sean argentinos.perros3

“La violencia denunciada en Los perros en contra de las mujeres tiene historia y ésta comenzó a develarse en la segunda mitad del siglo XX. No solo se refiere a la bélica que hace de las mujeres y los infantes sus presas predilectas, sino también a la construida históricamente para mantener naturalizada la dominación masculina.
“Las denuncias pioneras a través de la representación teatral como las de Elena Garro han abierto el camino de la visualización de la violencia en contra de las mujeres, particularmente por su condición socio-económica-cultural, o sea, mujer, pobre e indígena.
“Con respecto a una ausencia de rebeldía de Úrsula, a su condición de heroína trágica, el director chileno Rodrigo Pérez, entrevistado por el dramaturgo Bosco Cayo, dice: “Tiene que ver con algo propio de la tierra, una conexión con la ancestraldad. Lo único que podría salvar a Úrsula de la muerte, pero no del hecho, es entregarse a lo que está ocurriendo. Hay chispazos de rebeldía, pero que tienen que ver con el miedo. La rebeldía ocurre en la palabra, pero no hay acción de rebeldía, ella no hace nada por revelarse, no se esconde, no golpea a la mamá. No se agarra a nada para salvarse, se aferra a lo que le tocó vivir.” perros4

Ese momento de ausencia de rebeldía, a la vista del director Pérez, lo veo ocupado por parte del director Víctor Sasia con la estupefacción e incomprensión de Úrsula, ubicada en el tránsito a la adolescencia acelerado por el aviso previsor, ¿o traicionero y entreguista?, de su primo. No sabe qué es una mujer, o mejor dicho, no sabe para qué es utilizada una mujer, para qué es robada y asaltada una mujer, cuantimenos una desgraciada, aun teniendo a su madre enfrente. Sin embargo se sugiere una transmisión-transminación de género en una víspera de fatalidad cíclica.
“Los perros nos invita a reflexionar sobre las circunstancias que rodean a las mujeres en esta sociedad patriarcal,… que las somete a un destino trágico e ineludible.
“En Los perros no hay visos de que las condiciones de dominio cambien; sólo la ilusión de las protagonistas. La madre se ha resignado a su vida y vive la ambivalencia en su hija casi niña. La obra inicio con su deseo de que en ella no se repita su historia pero su actitud pasiva la lleva al mismo lugar; no hay camino que su hija pueda transitar para vivir de otra manera.
“La madre (Manuela) de Los perros no tiene culpa ni remordimiento; solo horror de ver su vida reflejarse en la de su hija (Úrsula). La culpa, ingrediente fundamental en la tragedia, está en otra parte,… en un mundo organizado a favor de los hombres.
“(…) si bien desde un principio se anuncia el final, la atención se centra en la emotividad con que se plantea la situación, (…) el lirismo y lo metafórico del lenguaje. Es simbólico hasta el nombre de la obra, ya que los perros son los animales que en apariencia protegerán a estas dos mujeres en su trayecto a la fiesta, pero que son sacrificados por los usurpadores, quienes, finalmente, son ‘los perros’ a los que se refiere la obra.
“Llama la atención cómo la dramaturga transmite tan poética y certeramente una situación que hasta ahora no se ha erradicado: el poder de la violación de los fuertes hacia los inocentes. Lleva signos de rebelión y sometimiento dentro de una realidad aplastante.” perros5

Al final y no obstante los loables atributos de la puesta en escena por parte del grupo Oseznos, el tema de Los perros duele demasiado para aplaudir debidamente. Sale uno a la noche no a hinchar los pulmones de plenitud, sino a jalar una bocanada antes del ahogamiento. Al menos por un instante, no salí igual que como entré. ¿Es realmente efímero el teatro?

 

 

Hemerografía: “Cuadernillo de mediación cultural Teatro UC No. 31 / Los perros / Junio, julio, agosto 2012”. Pontificia Universidad Católica de Chile.
Bibliografía: “Yo quiero que haya mundo… Elena Garro. 50 años de dramaturgia”, Patricia Rosas Lopátegui. Editorial Porrúa, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Febrero 2008. México.

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

BIUTIFULL, beautiful

BIUTIFULL, beautiful
Conocí “Antes del desayuno”, de Eugene O’Neill, en el auditorio del Museo de la Ciudad de Querétaro, presentado por Arteatral, CUT, de la FBA-UAQ, con la dirección escénica de Leonardo Cabrera y María José Carpiacomo la señora Valeria Rowland. Entrevisté a la actriz para un r

Soliviantamiento

Soliviantamiento
¿Es posible que la actuación supere lo actuado y resulte plausible tal desbalance en el desempeño escénico? Es decir, que el cómo supere al qué y no me estorbe pasar inopinadamente por alto al segundo, ni reclamarlo por su manida reiteración, o porque precisamente la inutilidad de

Síganlos los buenos

Síganlos los buenos
Para el jueves 7 de febrero Lupita Pizano me obsequió y apartó el lugar E-10 en el patio de sillas del Mesón de los Cómicos de la Legua para presenciar “El dragón”, de Yevgeny Schwartz, con la codirección de Pizano y Víctor E. Sasia Farías. A la postre resultó quizá el sitio

¿Cuál loco? ¿Qué locura?

¿Cuál loco? ¿Qué locura?
Nuestra comprensión o entendimiento de la locura, el ámbito del loco, está saturado de referentes en constante renovación, tanto que poquísimas ocasiones acudimos a una definición formal, digamos siquiera la de un diccionario. Tenemos los referentes locales, los concretos y los abstr

Teatralidad Fantastica

Teatralidad Fantastica
En una inflamada ventolera de fantasioso triunfo cinematográfico mexicano arremolinado en Hollywood, la fantasía escénica en Querétaro renueva su aliento con montajes como El siniestro y escalofriante Dr. Frederick Ludwing von Mamerto, por parte La Gaviota, y La búsqueda de Lola, grac

Epicentro, el origen

Epicentro, el origen
Cuando escuché el nombre por primera vez, me remitió a mis clases de geometría, geografía, e incluso de raíces grecolatinas, en resumen, la relación con la danza contemporánea, por lo menos sin interpretaciones alegóricas, me quedaba muy difusa y confusa, pero Epicentro se llama el

MAS QUE VER

Cientificos descubren nuevas 2 particulas en el CERN

Científicos del acelerador de partículas más grande del mundo, dicen haber descubierto

Leer más
¿Un “Terminator” viejo? ¿Como es posible?

Terminator Genesis, es la quinta entrega en esta clásica franquicia de ciencia ficción q

14-05-2014
Leer más
Consejos para no gastar tanto en Navidad

Llegó para muchos la mejor época del año: ¡Las fiestas de fin de año! Arrancó diciem

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?