Expectacion inconclusa

Jueves, 22 de Enero de 2015 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Expectación inconclusa

 

El proyecto Puentes y desembarcos de Luis Pablo Agustín Lanusa, para el área de Investigación escénica del Instituto Queretano de la Cultura y las Artes, es un proceso actoral sobre los deseos, los inicios y las despedidas de emociones femeninas. El tejido del abordaje presentado en el Festival de la Joven Dramaturgia 2014 fue el resultado creativo de las actrices Jael Ruiz, Kali Cano y Xin Pineda.

expectacion1La feminidad abordado por el dramaturgo guanajuatense inmediatamente la vemos acotada en cuanto a temporalidad y espacio o lugar. Las tres mujeres en situación onírica son jóvenes, la gracilidad y tersura de sus piernas corresponden a esa etapa de la vida. La manufactura de su escaso y sencillo vestuario uniforme corresponde al medio urbano o citadino. Lo mismo es deducible por su arreglo personal. Ya en vigilia se vestirán con sus uniformes de jóvenes ubicadas en los sitios urbanos para mujeres jóvenes, por ejemplo: puta, modelo, etc. La uniformidad nos permite entender que Roth y Golddie son completamente reemplazables, como seguramente ellas lo son de quienes las precedieron en una situación idéntica. Pueden parecernos tan intercambiables que sus nombres son necesarios únicamente para que ellas se dirijan la palabra, a nosotros apenas nos basta con advertir una diferencia fisonómica. 

expectacion2Al margen de la única presencia de tres mujeres jóvenes, la exclusividad femenina del ambiente uniforme y anodino nos empieza a ser avisada muy pronto, en las primeras palabras del primer parlamento, siempre y cuando seamos capaces de identificarnos con la interlocución de un ser en gestación: “El espacio de aire es un elástico unido a tu cuerpo. El trayecto es largo, mi presencia te pesa, (…), me detienes porque estás encendida de recuerdos, no sé qué tan lejos estoy y entiendo poco lo que sucede, siento frío en la espalda. ¿Mamá?, “. Tal es la parte inicial del primer parlamento de Regina, ¿todavía dormida o despierta? “Yo solo quiero despertar…”, termina su primer parlamento. ¿Despertar o nacer, o nacer es despertar? La introducción de Roth también es asaz metafórica: “Decido caminar para vivir. (…) Las pequeñas luces están a punto de predecir mi éxito. (…) El trayecto es largo, cada paso alienta la sensación de que voy dejando a alguien atrás, alguien sin futuro, a mi antigua yo y frente a mí las fotos en primera plana, las portadas en las revistas más famosas y los programas de televisión con mayor rating. No quiero despertar.” Cuánto nos remite la primera afirmación a la pasarela del modelaje, y pues sí, Roth hace la vida caminando, pero hay que ver dónde se camina. Un globero, un viene-viene y un gendarme de crucero mucho caminan con resultados poco deslumbrantes. El éxito del personaje está en función de señales o signos a su alrededor, no porque ella le haya hecho algo a ese entorno. Hay un único camino, debajo de la pasarela nada es camino. Roth es y existe en cuanto que su imagen es reproducida y expuesta. Tiene conciencia de la ensoñación que aun así no quiere dejar. La realidad es para otros. 

expectacion3Quien más asienta el metaforismo al piso es Golddie, y lo hace desde su presentación: “¿Te he dicho qué soy? Llegan sus cuerpos y se reposan en el mío. Les toco, me tocan, les respiro, me respiran y les digo, sin dulzura, es tanto.” Ella se da tratamiento de cosa, el mismo que brinda a quienes les cobra. Quizá por presentarse con una personalidad más asible, la que menos flote en la ensoñación, resulte más seguible a lo largo de Puentes y desembarcos, pero resulta poco empatable en la medida que se la pasa apachurrándoles sus castillos de arena a Roth y a Regina. “Qué lástima, (Roth), que cuando te ves al espejo, sólo mires como la piel se te ha colgado, te tomas la piel del vientre, de las nalgas; y el ritual se repite, le das tu cuerpo al agua que sale de la regadera, como si pudieras con ello lavarte las arrugas, quitarte el tiempo de encima, (…).” En un empeño por derivar esclarecimientos, es posible señalar a Roth como el personaje abrazado por el infortunio y la no-realización; vive, ¿o sueña que vive?, la frustración y la desilusión en el ámbito romántico, no se acomoda para involucrarse en la práctica del amor maternal, pero no está cómoda con esta falta de involucramiento; su ilusionado desempeño profesional es impedido por la incapacidad comprensiblemente superable. 

La imposibilidad de continuidad nos aporta una ilación intermitente, que sufre intromisiones y hasta interrupciones, contribuyendo a la atemporalidad de la obra dirigida por Jesús Noyola, sensación reforzada con la iluminación. No sabemos si permanecemos en la madrugada, y si la rebasamos entonces seguramente pasamos a la penumbra existencial: en estos Puentes y desembarcos el optimismo está en otro mapa, sin que la vida estructurada para el funcionamiento sistémico sea la opción ideal.

Queda en la incertidumbre si conocer a Regina, Roth y Golddie es un sueño; están en uno, ¿de quién?; cada una sueña a las tres; Golddie, que claramente rompe la cuarta pared, es la única que sueña, entrando y saliendo del sueño donde vemos a Roth y Regina, que son quienes se rebelan contra los sucesos en los que están envueltas.

Quizá por pasársela mayormente consigo mismas y entre sí, en su mundo, es posible verlas descaradas, impúdicas, descarnándose, machacándose el infortunio o el lado menos gozable de la existencia. Este parar-y-marchar, marchar-y-parar explicaría a Puentes y desembarcos como conexiones de pedazos de vida, preponderantemente efímeras, que no dejan conectado lo previamente atado.

expectacion4Bien se despide la obra de Pablo Lanusa, y no por despedirse pues también lo escuchamos durante la representación: Las cosas siempre acaban bien, si aún están mal, es que todavía no han terminado. Queda por escogerse qué parte de la cláusula tomamos. 

El crítico Fernando de Ita aventuró la proclamación de un record Guiness: el primer desnudo integral femenino que no se vio. Ciertamente el pudor de los artistas estuvo por encima del que habría correspondido al personaje y/o al desarrollo de la representación. Muy poco faltaba para que Regina estuviera desnuda, apenas portaba tres o cuatro prendas, y podría haber quedado de espaldas, de tres cuartos de perfil, o frontal, desvistiéndose sin llamar la atención por el acto en sí, más por la evolución de su trama con tal proceder.

El momento tenía breve duración antes de que regresara plenamente al onirismo por el que transcurre Puentes y desembarcos, pero tanta ‘casita’ le hicieron, tanto montón le echaron Roth y Golddie, como si fuera a salir la hipercurveada Kim Kardashian de un pastel de cumpleaños, que suscitaron una expectación innecesaria para la obra, pero además decepcionante con la nula visión, salvo la certeza de que arriba a la derecha algo estaban haciendo los tres personajes, porque por alguna razón estaban tan juntitas, una en el centro como el pasajero que intenta alcanzar el pasamanos en un carro del metro retacado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Toros y embestidas

Toros y embestidas
Escanseaba su copa coñaquera con brandy español, uno cuya botella venía en una redecilla amarilla, incluso la descansaba en una sencilla estructura donde encendía una mecha cuyo combustible era el alcohol de farmacia. Introducía un palillo para mondar dientes por el extremo redondo de

Migración la condena

Migración la condena
Revisita Manuel Oropeza Segura, traductor, adaptador, director, actor y fundador del grupo Arlechino, la dramaturgia del autor austriaco Ödö von Horvárth montando “Ires y venires”, estrenándolo en el Foro del Museo de la Ciudad el viernes 22 de enero. La posibilidad de dar cuenta d

Simpáticamente desvergonzada

Simpáticamente desvergonzada
El búcaro no es un bicho, ni un estado de ánimo, tampoco un compañero de juego inventado por un niño en su lúdica y aislada soledad. Vencido el ánimo adivinatorio, esta ignorancia genera el atractivo del misterio para acercarse a conocer “El búcaro azul”, de Hernán Galindo, en

De la encarnacion de trapo a la de carne

De la encarnacion de trapo a la de carne
Permanecerán impávidos en su acartonamiento, inmutables e inconmovidos en su rigidez al saber que no soy el mejor aliado de los títeres. Por lo menos no soy su más empecinado enemigo. Ciertamente esos seres ‘inanimados’ no han hecho nada para desagradarme, sencillamente los dejé e

BANQUETAZO, primer bocado

BANQUETAZO, primer bocado
Sin “Sarah Josepha [si tuviera el valor]”, de Luis Santillán, el banquete teatral presentado por Imaginartes Compañía habría sido igualmente disfrutable en el Museo de la Ciudad de Querétaro del 9 al 14 de diciembre. El montaje de Jean-Paul Carstensen que conocí en El Jacalón de

Ganancias y gananciosos

Ganancias y gananciosos
Un buen trabajo en la apertura de un evento concursal lleva en contra el olvido, por la fuerza del transcurso, ante otro de notoria calidad en o cerca de la clausura. Tal ha sido la impresión que he construido presenciando, principalmente, los montajes de más de una decena de ediciones d

MAS QUE VER

Las carreras mejor remuneradas a corto plazo

  Influyen multitud de factores a la hora de escoger una especialidad formativa, pero

Leer más
Muchos actores en “Men, Women And Children”

Paramount Pictures ha anunciado que ha comenzado el rodaje en Austin, Texas, de la adaptac

19-12-2013
Leer más
20 días como “Náufrago”… ¿tus siguientes vacaciones?

Cansada de la interacción social con otras personas, ReikkoHori, una japonesa de 22 años

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?