Danza relajante

Jueves, 19 de Marzo de 2015 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Danza relajante

 

danza1A lluvia y viento el invierno ha defendido las últimas fechas de su temporada, reduciéndome a mi morada. En un descuido me colé por el jueves 12 de marzo para interceptar unas Miradas cruzadas en el foro del Museo de la Ciudad de Querétaro, trazadas por el grupo Terra Morfos. Su presentación fue la principal sorpresa pues ausente durante 2014, con un número decreciente de fechas en la cartelera de la danza contemporánea queretana, y con reducciones presupuestales a diestra y siniestra, cabía suponerle en la pausa que antecede al archivamiento histórico.

danza2Minutos antes de las 20:00 horas parecía que habría más personas en el escenario que en las butacas. No obstante el retraso de veinte minutos sobre la hora señalada para la función, 20:15, algunos espectadores llegaron iniciada la actuación de los tres bailarines y las tres bailarinas. La demora fue ocupada con humo arriba del escenario, o sea, al fondo, dándole un carácter protagónico dada la propensión de algunos espectáculos escénicos a empezar antes de la tercera llamada. Dada ésta, con la subsecuente oscuridad e iluminación mortecina bermeja quedó claro que la escenificación inicia simplemente en la bruma. Desde que se accede al foro es notoria la ubicación de un cubo construido con tubos cromados. Suspendidos de sus brazos los bailarines simulan pasos. En otros momentos harán diferentes suspensiones. Un desempeño ya visto por parte de Terra Morfos y algún otro grupo local o visitante. Con la penumbra inicial podríamos suponer una situación onírica, introspectiva o de recordación, máxime cuando cada actuante carga un veliz y atraviesa el escenario sin concierto aparente, casi en desorientada vagancia. Estos accesorios, como ellos antes ocupan simétricamente el espacio. Desde tales colocaciones cada integrante del sexteto efectúa el mismo movimiento. También actúan como parejas con movimientos similares. 

Algunas cargadas y algunas interacciones de pareja son los momentos sobresalientes en una actuación de cuarenta y cinco minutos, aproximadamente, relajante. Tomo la expresión de una espectadora cercana, quizá dicha para no desanimar a su acompañante. También la pareja de adelante daba señales de apetecer la retirada impidiéndoselo la lejanía de la salida. No obstante la bella plasticidad colectiva construida con la iluminación en el cubo y sus inmediaciones, Miradas cruzadas carece de un momento climático, muy bien reforzado con la mezcla musical. Esta coreografía de José Juan López Palacios no tiene la fuerza para hacer función, más bien va como número preliminar de otro estelar.

danza3Muy meritorio que Terra Morfos en la segunda de sus dos funciones, todavía muy invernales, haya convocado la concurrencia suficiente para ocupar tres cuartas partes del aforo brindándole un sincero aplauso que agradecieron por lo menos tres veces, no obstante los claros fallos como cuando un bailarín permaneció de pie, desconcertado, cuando los cinco restantes yacían en el piso a su alrededor. En otro momento, cuando cada uno debe dejarse ir de espaldas, como regla, para ser recibido por los cinco restantes, no faltó el que, temeroso, desconfiado, o falto de ensayo, prácticamente en posición sedente se depositó en las manos de quienes lo recibieron. Algunas cargadas carecen de estética lo suficiente para abreviarlas. Tal es el caso de la bailarina con su espalda apoyada en el hombro del bailarín, la cabeza de ella atrás de él parado frente al público. Tampoco una especie de rotación del bailarín sobre los hombros de ella estando agachada con las piernas semiflexionadas. En esta ocasión pareció la cargada por la cargada sin ninguna definición. La especie de rotación se vio grotesca, sobre todo por la diferencia de tallas. Situación diferente cuando inclinados, uno contra la otra, formando una A, hacen un encuentro de sus cabezas semejando esferas frotándose. 

Dada la temprana presencia de Terra Morfos, considerando que la temporada artística nace con la primavera, ojalá y no desaproveche la capacidad de convocatoria demostrada.

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

De experimentos y experimentados

De experimentos y experimentados
  Cuando una obra teatral lleva el aviso de ‘laboratorio escénico’, o cualquiera similar que denuncie experimentación, no es desacertado traducirlo como intencionado desinterés o desdén por la desagradabilidad infligida al espectador: Si no te gusta es tu problema porque mi o

¿Mejor la soledad que una compañia mortal?

 ¿Mejor la soledad que una compañia mortal?
Comprar compañía o acompañamiento es el tema que encontramos en Dulces compañías, o sea, un título bien cargado de sarcasmo, como constatamos al conocer la trama. Ciertamente a nuestro alrededor parece crecer la modalidad de la compra de animales. Los más notorios en las calles enla

Danza relajante

Danza relajante
  A lluvia y viento el invierno ha defendido las últimas fechas de su temporada, reduciéndome a mi morada. En un descuido me colé por el jueves 12 de marzo para interceptar unas Miradas cruzadas en el foro del Museo de la Ciudad de Querétaro, trazadas por el grupo Terra Morfos. S

Casi tan brutal como la brutalidad

Casi tan brutal como la brutalidad
Desde la jocosidad pensé que las actrices Dulce Arana y Blanca Tejeida se habían quedado ensangrentadas, si no sedientas de sangre, sí deseosas de continuar dándose gusto con la hemoglobina, iniciado a partir de Rojo pasión, rojo sangre. Tal sentimiento recibió un brutal portazo en E

Taches y palomota

Taches y palomota
El centro frontal de un desnudo femenino me sugería una llamada de atención publicitaria lo suficientemente escandalosa para no prestarle atención, sin que el título del trabajo le fuera a la saga: “Un café después del sexo”. Es decir, se trataría la explotación del morbo. Ni s

Muestreando

Muestreando
Por la coincidencia calendárica, seguramente imprevisible o inevitable, la Muestra Estatal de Teatro, de la Secretaría de Cultura de Querétaro, más que el Encuentro para Generar Reencuentros, de la Facultad de Bellas Artes, celebra, inicialmente, las diez generaciones de artistas teatr

MAS QUE VER

La NASA admite que Marte NO es Rojo

Entre los últimos descubrimientos del explorador Curiosity, se encuentra el sorprendente

Leer más
¿Existe ya la píldora de la eterna juventud?

El científico turco-estadounidense Osman Kibar, fundador de Samumed, la startup de biotec

Leer más
Un gran peligro las armas “impresas” en 3D

Cuando Cody Wilson dio a conocer la primera arma de fuego impresa en 3D en 2012, resultó

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?