Los ensayos

Jueves, 21 de Mayo de 2015 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Los

ensayos1¿Aquí es el ensayo?, es la pregunta con que el personaje encarnado por Elizabeth Peralta de Ita entra a escena en “La pesadilla de una noche de verano”, del dramaturgo sinaloense Óscar Liera (24-XII-1946, 5-I-1990), pero también es la del paseante, del transeúnte, del comensal, del espectador que pase o acude al local señalado en la calle de Hidalgo del Centro Histórico de Querétaro, con el número 62, escondido atrás de un farito si uno intenta encontrarlo en la propia acera, y que a cada paso, según la hora del día estaría ensayando una condición o situación diferente. La confusión o el desconcierto puede ser mayor para aquellos padres que los domingos lleguen empujando una carriola hasta la ludoteca en el mismo domicilio.

ensayos2Así tenemos que la debida respuesta no es en singular, o al contrario si nos quedamos en el reciente estreno --viernes 15 de mayo-- del maestro Franco Vega, aunque en realidad presenciamos el ensayo que no sucede porque los dos actores llegan tarde a la cita, ¡y la diva! interpone experiencias, anécdotas, puntos de vista, historial escénico, y caprichos sin fin que desembocan en su exasperado mutis por parte del director y su compañero de actuación que llegan al límite de sus capacidades para consecuentarla sin poder montar siquiera un triste brinquito por ser muy cosquilluda. Sin embargo la diva queda muy bien justificada en el brevísimo escenario de El Ensayo, pues ciertamente sin ella no habría función, solo quedaría para el grato recuerdo la muy sabrosa ensalada de lechuga, fresas, duraznos y queso cottage disfrutada en el intermedio junto con una muy fresca sangría. En un ensayo por ofrecer un teatro diferente de una manera ídem, la función de “La pesadilla de una noche de verano” empieza cuando entramos al brevísimo espacio, que también puede ser intimísimo para quien se instale en gayola, y termina cuando salimos, en una lógica totalmente de Perogrullo. 

Sabemos que hemos acudido a El Ensayo a presenciar una escenificación, pero ésta sucede tan dentro de nuestro ritmo de llegada que parece que estamos instalados en ella más bien como curiosos o chismosos, pudiéndosenos olvidar que somos espectadores. La diva, con su desenfado, con su desaprensión, con su monón atropello de la corrección y el compañerismo cae muy bien. Los de gayola recordarán dónde se encuentran si el técnico se acuerda de encender la luz general. Al salir nos vamos con las graciosas liviandades de la diva en mente y ni al caso recordar dónde estuvimos.

ensayos3Catarinas y bichos aparte, en El Ensayo no se adolece de divas, o por lo menos de actrices competentes como lo demostró el domingo 10 de mayo Estefanía Méndez Bocanegra, del grupo Artes Parlantes, interpretando la totalidad de los personajes femeninos en “Mujeres, mujeres y mujeres…”, con la dirección Hèctor Dugo, quien interpreta el único personaje masculino del primer cuadro donde una joven pareja no acaba de entenderse románticamente estando en el centro del desavenimiento el eterno masculino de dar por hecho que sus sentimientos amorosos son tan obvios que está demás verbalizarlos. 

ensayos4Vemos cerca de media docena de situaciones femeninas, independientes entre sí, salvo por corresponder a la adulta joven, con una excepción. La comunión temática también está dada con la contemporaneidad de las circunstancias, por ejemplo la ejecutiva con mando. Además comparten la ausencia de algún momento de alegría, menos de felicidad, lo cual detendría, mediante el aplauso, el reconocimiento del muy acertado trabajo actoral de Méndez. Sin embargo los sonoros palmetazos que se atiza en los muslos son tan impresionantes que bien valdría que los dejara en un solo personaje para que no apareciera como un recurso manido. La corporalidad, la gestualidad, el tono que le da especialmente a la doña resulta tan contrastante con los demás personajes que mucho contribuye a sobresaltarlo. Sin ser un personaje cómico aparece con una gracia caricaturizante que mucho se disfruta. Otro personaje de fuerte impacto por la oposición de sus facetas, pero particularmente su crudeza, resulta la madre demente. 

Quizá las tramas de “Mujeres, mujeres…” sea más o menos visto y conocido pero el suceder escénico realizado por Estefanía Méndez para darnos tanta variedad de personificaciones con tal brevedad de espacio, tiempo y recursos: vestuario, pocos accesorios, diversidad de peinados o acomodos del cabello, resulta toda una función en sí misma.

Lo concierto de este ensayo de teatro-concierto en la escena muy poco hacen unidad o fusión, al margen del tino o no de la selección musical, ni de la capacidad de las ejecutantes.
Un prietito en el arroz: Pude advertir que la carpeta de la iracunda ejecutiva era el libreto que Franco Vega estaba repasando antes de la función de estreno. Una carpeta con apariencia de documento empresarial o institucional reforzaría los reclamos de la mujer que parece que lleva bala.

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Focos bien prendidos

Focos bien prendidos
Otro debut femenino en la dirección escénica queretana en lo que va de 2016, y sus ufanos mentores en el CEDART‘Ignacio Mariano de las Casas’ya lo ha disfrutado a mandíbula batiente en tres funciones de su temporada de estreno en el foro del Museo de la Ciudad. Los maestros Ruth de

Trilogía prescindible

Trilogía prescindible
La funcionalidad independiente de las tramas de “Fuimos bárbaros”, “Los paraísos verdaderos” y “Los delirantes” contradice su condición constitutiva de la “Trilogía del reino”, de Juan Carlos Franco. Las razones del autor para construir esta trilogía quedan un tanto pa

La implacable intensidad emocional

La implacable intensidad emocional
Con la exigua, pero límpida, presencia de la palabra, la comunicación de los estudiantes del Colegio Nacional de Danza Contemporánea, a través del programa Diálogo entre Jóvenes 2018 resultó muy intensa los días 31 de mayo y viernes y sábado 1 y 2 de junio, aunque éste un tanto r

Retratados por los enredos

Retratados por los enredos
Cuántas mezquindades y vilezas afloran en torno a un moribundo cuyo encefalograma permanece tan plano, o casi, como el papel en que se registra, o da cuenta, de la inactividad cerebral del interfecto, máxime si es condición de hospitalizado, y sin embargo nos divertimos gracias al medid

La vida sulfurada

La vida sulfurada
“Esencia etérea”, de Omar E. Baas Pacheco, es otro ejemplo sobresaliente de cuánto asiste la sinrazón a la senadora accidental Jesusa Rodríguez al malargumentar y proponer la supresión de apoyos económicos por parte de instancias de la Administración Pública. ‘…tenemos que

Dos cuatros

Dos cuatros
Cuatro narraciones de una misma muerte, hablan: el victimario, la compañera de la víctima, la víctima, y un testigo “Entre la maleza”. Cuatro encerrados narran las faltas y motivos que los han concitado en el encierro que comparten, sinceramiento que los pinta como “Extraños”.

MAS QUE VER

“Cars 3” primeros detalles y artes conceptuales

Ha pasado mucho tiempo desde que oímos hablar por última vez de la secuela de Disney/Pix

01-06-2016
Leer más
Vuelven “Los tres chiflados” a la pantalla grande

Earl Benjamin, CEO de C3 Entertainment, Alan Simpson, CEO de Grand Peaks Entertainment y B

11-05-2015
Leer más
Trailer de “The lesson”

Hoy presentamos el tráiler de “The lesson”, película búlgara dirigida y escrita por

09-02-2015
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?