El aval de la consolidacion referencial

Jueves, 30 de Julio de 2015 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

El aval de la consolidación referencial

estafeta1El evento que celebra la Joven Dramaturgia es la continuidad de un proceso cultural vivo substanciado por la transformación. En su desarrollo ha habido un aprendizaje y un entendimiento de que siempre habrá nuevas plumas –teclas— diversificando el discurso teatral a las cuales mostrarles la alternativa de un camino, abrirles una puerta y… cederles el lugar. En el elenco de esta cesión aparecen, por ejemplo, los dramaturgos Edgar Chías, iniciador el 24 de julio de 2003 junto con Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio de la Muestra Nacional de la Joven Dramaturgia, e Imanol Martínez (“Siete”, “Quemar las naves”, “Vis à vis”) que en julio de 2015 corrió con la responsabilidad de la organización y la programación del Festival de la Joven Dramaturgia en compañía del primero y Patricia Estrada.

Del autor queretano, a poco desembarcado de Barcelona, España, donde cumplió la etapa presencial de una maestría en creación literaria, lo entrevisté acerca de los aciertos del recién terminado festival en su extensión, este año, potosina, en el Centro de Investigación Escénica CIE del IPBA, los días 20, 21 y 22 de julio.

estafeta2En 2015 vivimos una etapa de relevo generacional. En 2014 Alejandra Serrano nos preguntó a Patricia Estrada y a mí si nos interesaba hacernos cargo del Festival. Ya teníamos varios años participando en su coordinación logística, comunicación, pero no como programadores: Paty seis, yo cinco. Esta vez, junto con Edgar Chías, nos encargamos de la programación, además de la coordinación general. Ha sido un año un poco de prueba, con un cambio generacional en transición. Este Festival siempre va a estar en transformación generacional porque se trata de la propuesta de los jóvenes autores. Con el modelo de las lecturas se intentó dar a conocer obras con pocos montajes, o ninguno. Veo como un acierto la formación de los dos grupos de lectura a cargo de los actores Fabián Verdín y Mafer Monroy; me parece un reto poner en manos de direcciones nóveles y jóvenes textos de jóvenes. Ha sido una prueba para medir entendimiento y complicación. 

estafeta3En Querétaro, las lecturas, la formación de equipos ha propiciado el fortalecimiento de jóvenes actores. También veo acierto en el propiciamiento del diálogo, de las mesas de reflexión, aunque para esto hacerlo un poco más pequeño. Una pérdida a enmendar fue la participación del público en ese diálogo al final de cada representación. La reflexión al día siguiente puede ser más pensada, menos derivada de la emoción inmediata. Sin embargo el horario –13:00 horas-- no facilitó la intervención de los espectadores. La programación presentada también la veo como un acierto pues en general ha sido bien recibida, y las obras que no lo fueron tanto propiciaron el diálogo, la participación de los maestros de los talleres –Adrián Vázquez, Actuación; David Olguín, Dirección; y Alberto Villarreal, Dramaturgia-- con sus puntos de vista acerca del abordaje de los textos, tanto los vistos como otros posibles. Otro acierto ha sido la proyección a través de los medios de comunicación. Tuvimos una buena salida a medios nacionales, nos acompañaron los canales 11 y 22, el semanario Proceso. Tenemos que cuidar este aspecto. 

estafeta4¿Ves un público interesado en el proceso creativo dramatúrgico tanto como en los temas de las tramas y el desempeño de los personajes? Dado el carácter del Festival, supongo que el público asistente está acostumbrado a una programación un tanto extraña, pues desde el principio ha sido así. Habría que conocer su opinión. Las dramaturgias contemporáneas están en convivencia con otros medios con los que son expuestos relatos, no tan solo la novela o la película. Cada vez hay mayor consumo de teleseries, de cómics. Hay que ver cuál es el diálogo que puede establecer el espectador con este universo, y qué tiene la dramaturgia para ofrecer. Estamos ante un panorama que se lee mucho más, pero mucho peor, con las redes sociales, con el internet. Esto está en la mesa de reflexión. ¿Qué pasa con el drama? Me gusta pensar que el Festival es una zona de prueba para los nuevos textos. Este año el maestro De Ita echa de menos la construcción de personajes, en las nuevas dramaturgias parecen perderse; las teleseries nos atrapan por los personajes. Es muy deseable que inquietudes como esta continúen surgiendo en el Festival, aunque no se resuelvan.

En la mesa de reflexión podemos destrozar una obra que con el público le puede ir muy bien. Una idea suelta de mi parte: abrir minidiscusiones con el público que no va a participar en las mesas de reflexión al día siguiente. Habría que buscar el mecanismo de mejor funcionalidad.

estafeta5¿Qué otra característica buscarías para el próximo Festival? Está la propuesta de Alberto Villarreal de replantearnos qué es la lectura dramatizada en tanto género de la escena. El Festival no puede programar ocho montajes. Tenemos que buscar un mejor funcionamiento de las lecturas dramatizadas para que el texto pase a partir de ciertos parámetros. No quedarnos entre el montaje y la lectura de atril. Cuatro lecturas para cada equipo puede ser demasiado trabajo en perjuicio de pulir sus aciertos. Por ejemplo, el equipo al que se le encargó la lectura de la obra premiada este año con el ‘Manuel Herrera Castañeda”, “Sarah Josepha (si tuviera el valor)”, de Luis Santillán, cumplió bastante bien dedicándose a una única obra. 

estafeta6Este año se han presentado textos dirigidos y/o actuados por los propios autores. Esto da cierta redondez al trabajo. La obra de David Jiménez, “Venimos a ver a nuestros amigos ganar”, si hubiéramos dado entrada nada más al texto, quizá en la lectura hubiera resultado tedioso, pero cuando él mismo es el autor de la puesta en escena, se entiende la construcción y el trabajo pasa muy bien. Creo que la obra mejor recibida en este Festival. “Chimpancé: una máquina biológica”, de Alejandro Colorado, el equipo de lectura que trabajó con Mafer lo vistió muy bien. Ha sido una fortuna que los equipos, de montaje y de lectura dramatizada, han acompañado al texto aún en sus errores, tratando de resolverlos en la interpretación, sin echarse para atrás, sin recurrir al corte. Se está considerando el diálogo que establece el texto con diferentes tipos de montaje y de lectura dramatizada. Porque este no es un festival de teatro, sino de dramaturgia.

¿Son el camino al Festival los premios nacionales, las menciones honoríficas? Desconozco cual haya sido con anterioridad el criterio para la programación de las obras. Hasta la fecha siguen siendo un referente esos reconocimientos, pero no el único. Este y el pasado año han participado mediante convocatoria pública. Hay quienes tienen algo que decir sin haber alcanzado el escenario; el Festival sería un trampolín, no solo para probar, sino para darle salida a potenciales puestas en escena. Llegaron más de setenta respuestas, creo que eso habla del buen momento vivido por la escritura dramática; treinta y nueve carpetas con montajes.

estafeta7El Festival también está sirviendo para darle continuidad a quienes están trabajando, y a la vez como una forma de seguimiento. Alguna vez se premia a autores de una única obra. Este año volvieron Lucila Castillo con “Leche de gato” y Luis Eduardo Yee con “DHL”. La egresada de la Universidad Veracruzana en 2009 participó en el taller de dramaturgias contemporáneas dirigido por Guillermo Heras, y el segundo estuvo presente en 2013 como autor emergente con “Mandíbula”. Salta a la vista que han avanzado. El Festival se ha consolidado no porque consolide a los autores, sino porque estos con su trabajo y consolidación lo consolidan. El 80% de los autores que han pasado por el Festival actualmente son referentes. Aquellos nóveles hoy han dirigido los talleres. No es un festival de la dramaturgia nacional, los jóvenes no estarían aquí. Estamos en un relevo, en la programación Chías nos espantará el miedo.

La historia misma de trabajo del Festival de la Joven Dramaturgia avalará su continuidad en el cambio de la administración estatal, ya la ha habido anteriormente. Bueno, eso espero. Recordamos la expresión concluyente de su padre, el periodista Ezequiel Martínez Ángeles, ante el asalto a la lógica del sentido común: ¡Qué país!

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Bordeando límites

Bordeando límites
--Ésta es la primera vez que les va bien--, destacó sorprendido quien obligadamente ha observado el transcurrir de las nueve ediciones anteriores del Encuentro Internacional de Teatro Alternativo y de Investigación en el Museo de la Ciudad de Querétaro. Después de la segunda quedé co

Polifonia amorotica

Polifonia amorotica
De aquel baúl con saldos, en el Museo de la Ciudad, siempre me detenía en los minilibros de cinco pesos. ¿Un cuento de Octavio Paz? De su poesía muy pocos pedacitos logro saborear; del dichoso “Laberinto de la soledad”, tres veces no he logrado traspasar la veitena de páginas. No

Una joven experiencia escénica de 57 años

Una joven experiencia escénica de 57 años
Aprendí a ver entremeses con los Cómicos de la Legua de la Universidad Autónoma de Querétaro. Con sus montajes en el mesón donde están instalados hará cuatro sexenios ha brillado la exageración en las caracterizaciones, en las gestualidades, en las entonaciones, en las corporalidad

Hilaridad pícara

Hilaridad pícara
‘Primera llamada para casa llena’, en la torre, pensé, ¿va a empezar la función hasta que llenen el teatro? ¿Cuánto van a tardar? A punto de voltearme a ver el tamaño de la exigua asistencia recordé que “Casa llena” es el título de la obra montada en el escenario de El Sót

Clásicos inspiradores

Clásicos inspiradores
Cometí el error de preconcebir una trama de una obra de teatro suponiendo una intención finalmente equivocada en su título y, como cabía esperar por lo menos al cincuenta por ciento, me desilusioné. Me esperancé en ver a Desdémona contrariar, casi a nivel de reivindicación y vengan

Los promisorios

Los promisorios
En la segunda fecha de su programación logré conocer “Marat-Sade”, de Peter Weis, presentada por los alumnos del cuarto semestre de la licenciatura en Artes Escénicas, con terminación en Actuación. En el aula donde toman clases con, por ejemplo el maestro Manuel Puente Villa, mism

MAS QUE VER

¿Cuál loco? ¿Qué locura?

Nuestra comprensión o entendimiento de la locura, el ámbito del loco, está saturado de

Leer más
Cosas que debes hacer antes de casarte

“Todo cambia cuando te casas”; esa es la frase que normalmente escuchas de la mayor pa

24-01-2017
Leer más
Cientificos revelan el “pulso” del planeta

Un equipo internacional de investigadores ha aplicado por primera vez en la historia un an

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?