Bordeando límites

Jueves, 01 de Octubre de 2015 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Bordeando límites

bordeando1--Ésta es la primera vez que les va bien--, destacó sorprendido quien obligadamente ha observado el transcurrir de las nueve ediciones anteriores del Encuentro Internacional de Teatro Alternativo y de Investigación en el Museo de la Ciudad de Querétaro. Después de la segunda quedé convencido que la oferta teatral del EITAI no era para mí; soy de los necios que está incómodo ante un espectáculo teatral que no entiende, y/o sus significaciones están plagadas de metáforas, alegorías o insinuaciones cuya traducción se encuentra en concepciones teóricas y psicológicas impenetrables. Mi imaginación ante las manchas rorschach nunca le ha dado materia o motivo de interpretación relevante a ningún profesional de esa ciencia. Quizá resulte yo normalmente anormal, o dentro de parámetros no alarmantes. 

bordeando2Pasadas las cinco de la tarde del tercer día de actividades, el organizador reaccionó ante la inutilidad de la espera: la función aguardada estaba programada para las 19:00, o sea, dos horas más tarde. Éste sí me pareció un rasgo de desorganización alarmante, máxime cuando no había sido capaz de entregarme un programa impreso aduciendo falta de tinta. Mis limitaciones informáticas me hacen suponer que la impresión del documento solicitado no le hubiera representado más de cinco pesos en el cibercafé más rústico. Como invitado al ‘Conversatorio Crítico’ lo mínimo que me podría haber proveído habría sido el programa de espectáculos, las fichas técnicas de los mismos habrían honrado la acumulación de experiencia durante la década del evento. Felizmente la actividad con título tan repelente no tuvo inauguración y a la tercera jornada sin público el organizador aceptó su cancelación. ‘Dialogando con el espectador’ habría sido un título más invitador, aunque de cualquier manera el horario estaba de siesta. Ya invitado, y gozando todos los espectáculos de entrada libre, asistí a varios, principalmente los no conocidos. No deja de parecerme un choteo de la mercancía el que dos o tres eventos inviten espectáculos en cartelera, o de reciente terminación de temporada, o apenas recién invitados a un evento previo. En fin, quizá la programación también tendría que ser tema de ‘investigación’.  
bordeando3El sábado 19 de septiembre, al medio día, recibí un recordatorio telefónico por parte del organizador: el 10º EITAI sería inaugurado el domingo 20 en el Teatrito La Carcajada. Ya había dado por cancelada u olvidada dicha invitación. Afortunadamente salí con mi acostumbrada anticipación, pues cuando llegué el público ya entraba a la sala. Un fotógrafo rapado estaba instalado en la escalera que permite acceder al segundo nivel; enfrente de un letrero que prohíbe ocupar los escalones. Con pinta de extranjero lo supuse argentino, en parte por la propensión del organizador al teatro de aquellos lares, pero además porque los he visto abordar trenes por las ventanillas, escabullirse de dormitorios en horas de la madrugada, no hacer fila en las cajas de cambio de moneda; en fin, lindos que son fuera de las canchas, muy meritorios forjadores del despectivo ‘sudaca’ en la otra ribera del Atlántico. Obvio, una fotógrafa de arribo tardío también ahí se acomodó, pero sacando medio cuerpo por debajo del pasamanos. Seguro que su carísima cámara se le habría descompuesto de haber golpeado la cabeza de algún espectador sentado en la platea.
No soy aficionado al teatro del Teatrito La Carcajada, pero u compromiso es un compromiso, aunque sea con EITAI. Temía que fuera una dramaturgia doméstica… pero dirige Román García. Asistencia para dar y prestar; nada nuevo en esta empresa. Pero regaladas, hasta puñaladas, excluyendo los cartonzotes de palomitas y las malteadas. 

¡Qué gratísima sorpresa! Con toda propiedad y seriedad chotean la gratuidad del evento y la aceptación de la necesaria financiación comercial, y todavía pasan a chotear la financiación misma y hasta la propia seriedad con que le dan entrada. Empiezo a temer que terminarán derivando en la gracia facilona que busca granjearse y congraciarse con el público, pero es tan solo el principio de una muy administrada contención: una lentitud, una parsimonia, una impavidez adecuadamente contenida y alterada con exabruptos anímicos que forjan el simpático y puntilloso absurdo de “El abrelatas”, de Victor Lanoux. Jacques y Jean, el personaje del raciocinio inmediato, simple, concreto, del sí o no, frente al razonador que calcula, que hace conexiones para tener en cuenta las posibles consecuencias. Por momentos uno le gana la partida al otro en cuanto salir adelante dentro del encierro y las circunstancias en que cohabitan, pero finalmente son complementarios quizá como última pareja en un paraje desolado, marchito e infecundo. En este panorama de final de los tiempos hay un dejo que anima una conexión con “Esperando a Godot”, de Samuel Beckett. En la creación de esta sensación buen crédito tiene esa escenografía que reproduce una desordenada pobreza tan atinadamente al borde del desbarajuste y del estrangulamiento más allá del metafórico.
bordeando4Con tanto humor dado por la construcción de la trama, los intérpretes no se repantingan en el humorismo; enorme acierto que mucho acrecienta la diversión. 
bordeando5“El sistema del doctor Tarr y el profesor Fether”, de Edgar Allan Poe, fue la primera función del lunes 21 con que continuó la realización del EITAI. El Barón Negro estrenó este montaje en la misma sala del Museo de la Ciudad en agosto de 2014. Fuera de la solidez de los muebles que escalan y azotan los personajes durante la representación, y una más precisa iluminación que delimitó las áreas de actuación, el acierto en la reproducción de quienes viven en desorden mental es exactamente el mismo, con esa enorme carga de acusamiento y duda acerca del aislamiento y procuración de la sensatez y la cordura. Están separados por una barda y una puerta, pero de qué lado se encuentran los encerrados. Los personajes resultan unos extravagantes ¿pero en verdad carecen de cordura? Las interpretaciones de Fabián Verdín, Mafer Monroy, Coral Echeverría y Jean-Paul Carstensen ofrecen atinadamente esa incertidumbre.
Reitero la discrepancia que me representa la tonadilla tan emblemáticamente estadouniense del ‘Yankee Doodle’ en una ambientación francesa, pero ya no es posible cuestionar al autor, a no ser a través de otra representación que quién sabe si el EITAI pudiera traer para 2016. No sé si el periodista que se acerca a esta apartada residencia, a consecuencia del reportaje que lleva a cabo pierde la cordura, o si Daniel Álvarez Gorozpe, además de este personaje, interpreta también a un huésped de la residencia. Pero digamos que la misión del periodista es disparar el inicio del conocimiento de unas personas, darnos la justificación para verlos, dado tal momento, los protagonistas son quienes ahí se encuentran permanentemente, perdiendo relevancia el visitante. Resulta sensacional la sugerencia de que los espectadores nos quedamos como huéspedes, y los ocupantes iniciales pasan al lugar de donde nosotros hemos llegado. ¿Quiénes son ‘ellos’ y quiénes ‘nosotros’? Pues para eso tenemos al “Sistema del doctor Tarr y el profesor Fether”.
(Continuará el ‘conversatorio crítico’… sin oralidad).

 

 

 

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Sobre olas y papirolas

Sobre olas y papirolas
Con “Entre vértices ar(t)istas”, “El conjuro” y “El tesoro escondido” Arteatral, Compañía Universitaria de Teatro ha continuado, cual segunda parte, con su primera temporada 2017 de presentación de producciones escénicas. “Entre vértices ar(t)istas” es una creación

Polifonia amorotica

Polifonia amorotica
De aquel baúl con saldos, en el Museo de la Ciudad, siempre me detenía en los minilibros de cinco pesos. ¿Un cuento de Octavio Paz? De su poesía muy pocos pedacitos logro saborear; del dichoso “Laberinto de la soledad”, tres veces no he logrado traspasar la veitena de páginas. No

Reponer o repetir

Reponer o repetir
“Norma” la conocí en un espacio pequeñito, el auditorio de la Casa de la Cultura ‘Dr. Ignacio Mena Rosales’, algunas acciones, los juegos infantiles, aparecieron más o menos constreñidos, pero la trama y las interpretaciones resultaban profundamente impactantes. Un hogar sosten

La fatal saga Bolena

La fatal saga Bolena
El intríngulis cortesano mantendrá por siempre supremacía sobre cualquier ficción, pero no dejará igualmente de alimentarla. Entre los periodos reales que han gozado de la predilección de los autores, sin duda el signado por Enrique VIII de Inglaterra lleva mano. En él se ha sumergi

Fijaciones creativas

Fijaciones creativas
Con “Cuarteto de pasiones” empecé a conocer la manifestación que con mayor certitud ahora puedo señalar como fijaciones temáticas, estéticas y creativas en el despliegue artístico de Javier Velázquez Jiménez. Una década atrás ya aparecía en la dramaturgia del susodicho la en

Lo suficiente y necesario

Lo suficiente y necesario
Dramatizar el enamoramiento juvenil, con sus escarceos, sus suposiciones, sus alejamientos, sus reconvenciones, malentendidos, incomprensiones, equivocaciones, rompimientos, in y exculpamientos, reconciliaciones; caricias y arrumacos intensos, inopinados, suele habitar los pinitos creativo

MAS QUE VER

“Allo”: la aplicación que pretende desbancar a WhastsApp

Google ha lanzado Allo, su última aplicación de chat, y con ella Google Assistant, un ch

Leer más
Hallan restos del S.S. Connaught hundido con 4,500 kilos de oro

Una compañía de rescates marítimos estadounidense ha descubierto los restos de un buque

Leer más
Las candidatas a protagonizar “Piratas del Caribe 5”

Walt Disney Pictures está cerca de completar el casting de la quinta entrega de la franqu

16-12-2014
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?