Tercia navideña

Jueves, 24 de Diciembre de 2015 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

desposeido

pastorela01Los pastorcillos quieren ver a su rey y Lucifer se interpone con favores sin, casi que repasando los siete pecados capitales, y ene engaños y triquiñuelas aprovechándose de su inocencia y bien intencionados propósitos. Al final Lucifer es víctima de sus trampas y enredos, logrando los pastores postrarse ante el redentor recién nacido para adorarlo. Se sienten reconfortados y recompensados con su presencia humilde. Alegorías y metáforas de Lucifer y su comportamiento son recurridos con afanes de humor, denuncia y reflexión en tramas que buscan la atención del público.

pastorela02Sucede que la realidad alcanza cotas tan inverosímiles que la ficción pierde fuerza incisiva, capacidad corrosiva.Peor aun cuando se inspira, recrea y/o responde a propuestas mediáticas, principalmente en pantallas: están muy estereotipadas y es muy obvia su intención homogeneizante. Pocas situaciones son tan demeritantes como la obviedad y la previsibilidad. De aquí que, en afán de entretenimiento, se traslade uno a la originalidad y creatividad de los intérpretes, y en el caso de las pastorelas y similares de ocasión, particularmente a las caracterizaciones. El jueves 17, viernes 18 y domingo 20 de diciembre acudí a dos espectáculos de Arteatral y al estreno, creo, de un nuevo nombre, de un como que grupo que como que ya existía. Baruch Rojas ha tenido el mal gusto y el mal tino de llamarse Teatro Basura ¿o Basura Teatro?

pastorela03Manuel Puente Villa ha continuado dirigiendo casi al mismo grupo de actores de diferentes generaciones de la FBA-UAQ desde por lo menos tres montajes atrás. El elenco es muy competente, ora sí que el más chimuelo masca tuercas. Pareciera que trabajan sin dirección, cada quien a su aire, y como son muy capaces dejan la exigencia más o menos de lado. Es sabido que en el Teatro Esperanza Cabrera es difícil escuchar con claridad las voces, pero en el caso de “Por los Arcos de Belén”, de Verónica Maldonado Carrasco, los parlamentos de los personajes masculinos llegan nítidamente, no obstante sus diferencias de timbre y sonoridad. La dramaturga propone, de acuerdo con el título, un espacio popular en la ciudad de México, autorizando una adaptación urbanística a Querétaro. Visualmente nada sugiere la Navidad y sus posadas. Se presenta, desciende, un ángel que intenta un rescate de los valores espirituales sobre los materiales y es muy tomado a chunga por la raza barbajana que no entiende nada que no sea la funcionalidad inmediata, el para qué que ve por resultados contantes y sonantes sin más satisfacción que el gozo de los sentidos. Es tan contrapunteado el encuentro que se requiere una prestidigitación, casi, casi que los polvos mágicos, para que haya un entendimiento del verbo en verso del llegado del… o sacado de un mural eclesiástico. La raza lo agarra por su cuenta y lo trae boquibajeado. 

Tan mal están las cosas que Lucifer y su acompañante Fieragras no encuentran razón para su llegada ni tema demoniaco de que ocuparse: en México sobran los temas vueltos patas pa’rriba, y por si algo funcionara bien, pues ahí están los mexicanos, buenos para provocar escasez mundial de arena si consiguieran la concesión administrativa del desierto del Sahara. Pero entonces viene lo mero bueno: las buenas malas artes de Carlos Casas, Lucifer, y Rodrigo Núñez, Fieragras, para sopearse la banalidad esquemática de las estrellas televisivas y emprender gran batalla con el supuestamente despistado Ángel. Sin solferina chacota del estrellismo de pantalla y posterior enfrentamiento de las fuerzas bíblicamente antagónicas, “Por los Arcos de Belén” sería un retrato popular más o menos desgastado.

pastorela04La “Tradicional Pastorela” presentada por Basura Teatro defiende su propuesta con aires de costumbrismo queretano en cuanto a canto y baile principalmente, muy apegada a la descripción narrada inicialmente. En cuanto a recursos de entretenimiento sobresalen principalmente los personajes de Bartolo y Lucifer. 

Del primero el acierto inicia con la selección del intérprete: una presencia, un tono y un desempeño que hacen muy verosímil por cínico y pícaramente ingenuo a este pastorcillo, bueno para escurrirse de cualquier obligación y responsabilidad provocando difícilmente enojo. La diabla también es muy convincente en sus ganas y acciones de entorpecer el camino de los pastorcillos.

pastorela05El platillo fuerte de esta tercia navideña es “Robando la Navidad de unos quienes”, en adaptación de Moni Valencia, presentada por Arteatral. La producción escenográfica, de vestido y de maquillaje es muy acertada y está muy cuidada. No hay ningún personaje opacado. La trama corre con fluidez y es muy entendible. La definición de la expresión corporal.

pastorela06El manejo coreográfico grupal para enfatizar temáticamente la obra. No molesta su afán moralizante del triunfo del amor sobre el interés vanidoso y de deslumbrar para sobresalir. La conveniencia y la importancia de la sinceridad en las relaciones familiares. El respeto a los hijos en términos de igualdad como integrantes de la familia. La bondad cohesionante de las costumbres y la tradición. No obstante todos estos equilibrios es muy difícil no celebrar la gracia y simpatía del perro Sam.

El trabajo de diseño de la papelería merece mención aparte con las letras sacadas de la nieve-nubes y barbas de Santa.

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Teatro revulsivo

Teatro revulsivo
La monstruosidad aberrante, la mortificación, la corrosión parecen la intención y las características del dramaturgo belga Michael Ghelderode (1898-1962) esta vez, la de junio de 2019, a través del montaje y representación de tres piezas, “El extraño jinete”, “Los ciegos” y

Una joven experiencia escénica de 57 años

Una joven experiencia escénica de 57 años
Aprendí a ver entremeses con los Cómicos de la Legua de la Universidad Autónoma de Querétaro. Con sus montajes en el mesón donde están instalados hará cuatro sexenios ha brillado la exageración en las caracterizaciones, en las gestualidades, en las entonaciones, en las corporalidad

Los ensayos

Los ensayos
¿Aquí es el ensayo?, es la pregunta con que el personaje encarnado por Elizabeth Peralta de Ita entra a escena en “La pesadilla de una noche de verano”, del dramaturgo sinaloense Óscar Liera (24-XII-1946, 5-I-1990), pero también es la del paseante, del transeúnte, del comensal, de

Mucha mierda

Mucha mierda
El desparramamiento paródico es casi diarreico actualmente en Querétaro. Ni Hércules tan ingenioso y poderoso se antoja dotado para rescatarnos del anegamiento. Ya no recuerdo cuando empecé, ni cuando me cansé, de apuntar la falta de infraestructura para facilitar el acceso a la ofert

Amantes atarantados

Amantes atarantados
¿Cómo se llamó la obra? No sé, pero el anterior “Corazón de pollo” del Teatro Clandestino mucho me convenció para disponerme y exponerme a una nueva experiencia. La ortografía de su título, quizá una interjección cuya pronunciación no discierno, lo paso por alto, pues ademá

Muestreando

Muestreando
Por la coincidencia calendárica, seguramente imprevisible o inevitable, la Muestra Estatal de Teatro, de la Secretaría de Cultura de Querétaro, más que el Encuentro para Generar Reencuentros, de la Facultad de Bellas Artes, celebra, inicialmente, las diez generaciones de artistas teatr

MAS QUE VER

La Gioconda… ¿el primer retrato en 3D?

El genio renacentista Leonardo da Vinci podría haber sido un pionero en la creación de l

Leer más
¿Puede una persona ser adicta a la pornografia?

Intentemos responder a esta pregunta… ¿cuándo la pornografía se volvió un problema d

15-11-2016
Leer más
Jersey Boys: tan exitosos como los Beatles

El eterno Clint Eastwood hace gala de su talento para la narración cinematográfica en Je

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?