La magia del realismo de Elena Garro

Jueves, 17 de Marzo de 2016 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

La magia del realismo de Elena Garro

 

Continúa Elena Garro, la autora poblana, bien amada, admirada y mejor puesta en el escenario queretano. Figura en las andanzas de los Cómicos de la Legua cuando la magia1compañía universitaria, con el montaje de “La mudanza”, representó a Querétaro en la Muestra Nacional de Teatro, en 1991. Dos veces la maestra Teresa Patlán Torres se ha ocupado de su dramaturgia, la segunda ocasión gestando una muy sensible traslación y poética interpretación del drama planteado y vivido en “El rastro” para el grupo Galatsia. En esta década hemos conocido “Las palabras que crecen en los obscuro”, un tríptico teatral presentado por Mutis Compañía Teatral del 5 de octubre al 14 de diciembre de 2012 en la Casa del Faldón del que recuerdo principalmente a Delfina Ibáñez de “El rastro” y a Manuela de “Los perros” por la intensidad y fuerza que les dieron Sol Mera y Ana Elena Mora respectivamente. En 2013 “En busca de un hogar sólido”, del investigador, dramaturgo y académico de la Universidad de Guadalajara Guillermo Schmidhuber de la Mora, un monólogo puesto por Leonardo Kosta con notable creatividad minimalista, conduciendo la muy acertada interpretación de Mónica Montes entrando y saliendo constantemente de los registros juvenil, maternal, maduro y senil del personaje, plagado de ilusiones y desilusiones, hasta llegar a su penosa extinción. En 2014 fue nuevamente el turno para “Los perros” por parte de Víctor E. Sasia Farías del debutante grupo Oseznos con una muy fiel recreación trágica y proyección rural del fatal trozamiento de la condición femenina. El trabajo hizo dos temporadas en El Jacalón de la FBA, recorrió legua queretana principalmente y obtuvo un reconocimiento universitario. 

En marzo de 2016 “El árbol” ha vuelto al escenario con una adaptación de Omar Alain Rodrigo por parte del grupo Espektros con dos mujeres del escenario muy sólidamente plantadas. Aunque el director titula su trabajo “El árbol de la soledad” cabe apuntar que si a la autora le hubiera alcanzado la vida quizá le habría seguido arreglando el ramaje a ese árbol. Existe un estudio que cuenta cuatro revisiones del texto, transitando entre el cuento y la dramaturgia. ¿Cuál texto adaptó Rodrigo? La adaptación presentada en el teatrino del Patio Morisco del Museo de la Ciudad de Querétaro me resultó indistinguible y finalmente en el resultado escénico poco importa.

magia2A la actriz Flor Moreno la he visto únicamente con el grupo Espektros y en cuatro personajes, pero tan disímbolos que uno se pregunta cuál es el límite de esta intérprete, o parte de su amplia capacidad es llevar los personajes al alcance de sus personales recursos. Me dejó muy bien impresionado la agilidad y vértigo del montaje de “Ñaque” con Mario Andrade y Bernardo Lira; mucho me decepcionó la sustitución del primero; no conocí la sustitución del segundo por parte de Jéssica Elías, pero cuando supe que ésta era sustituida por F. Moreno me exclame ¡pobrecito Ñaque, ahora qué le han hecho? Pues nada, que a Ñaque le había ido muy bien con la incorporación de esta actriz en plan de cómica juglaresca. Uno de los aciertos de Moreno como Cristina en “Señorita Julia” me lo pareció la contención: como sirvienta, como mujer enamorada, como apegada a una confesión religiosa; como impuesta a una sociedad estructurada y jerarquizante. El tintineante desbordamiento en “Ñaque” es sobresaliente. Igualmente lo es el apasionamiento desesperadamente romántico y sensual como la maestra en “Dulces compañías”, de Óscar Liera, hasta el fatal forzamiento erótico patológico. El personaje llega a un punto climático, pierde el control del momento e inicia, con inútil resistencia, su abismamiento. Primer personaje claramente protagónico, urbano, no de época, con la postura de la mujer autosuficiente económica y emocionalmente para decidir sobre la duración y temperatura de sus encuentros amorosos.

magia3Como Luisa, en “El árbol de la soledad” Flor Moreno entrega y proyecta mucha de la riqueza de realismo mágico con que Garro dotó al personaje. En Luisa están buena parte de las condiciones para tener la vida cuesta arriba sin importar hacia dónde se intente caminar: mujer e indígena con carencias económicas y de acceso a la formación competitiva. Con la presencia de Luisa tenemos el enfrentamiento de dos cosmogonías: la lineal judeo-cristiana que conduce a una meta final de premio o castigo, salvación o condenación y la circular indígena divergente de la concepción de pecado e infierno. En el punto de este encuentro Luisa se nos antoja por momentos infantil, en otros mentalmente trastornada, con razones y motivaciones de una racionalidad reprobable de la que derivamos el absurdo, que por tal no deja de resultarnos cargado de humor. Luisa también se nos presenta como una madeja de contradicciones que transita por el toma y daca de la violencia: recibe un golpe y devuelve dos; por las intenciones de amar sin ser correspondida ni en la casa paterna, ni en la propia por el señor ni los hijos impedidos para conocerla; por serle tendida una mano y toma el pie. Esta diversidad, con sus diferentes intensidades, la proyecta y dosifica Flor Moreno sin hacer de Luisa un enredijo indescifrable. La perla mágica del realismo garriano está en el árbol que nunca vemos pero existe porque Luisa lo seca con sus culpas. 

A Luz Angélica Colín nunca la había visto en el escenario queretano, pero sí una vez sus títeres de Westfalia en el cincuentenario de los Cómicos de la Legua. La he escuchado referir experiencias en Televisa. Indirectamente supe que celebró significativo aniversario como actriz. No caer en la condición secundaria cuando se tiene comparativamente tan poco para sostenerse como antagónico me pareció el mayor mérito de Martha en “El árbol de la soledad”. Su condescendencia al tratamiento diminutivo, muy atemorizada, cuando ella no se lo da a la desamparada Luisa acogida en su casa en calidad de perseguida y sin destino de acogida, es un momento muy atinado para el rompimiento de la tiesura y control de Martha. No incurre en miedos caricaturescos ni aleccionamientos de superioridad moralizante, más bien buscándole atemperamiento a semejante torbellino que después de secar el árbol con sus culpas parece imparablemente arrasador, máxime con las cuentas saldadas según relata, sin soltar el cuchillo de cazador que ha sido su herramienta preferida.

El realismo mágico de la dramaturgia de Elena Garro, en Querétaro continúa ondeando a todo trapo.

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Peligro constante, quizá el teatro, delirio erótico

Peligro constante, quizá el teatro, delirio erótico
Retoma el artista escénico Javier Velázquez Jiménez por cuarta ocasión la poesía literaria de Efraín Huerta, Julio Cortazar y Jaime Sabines, y la imaginación narrativa de Octavio Paz para crear la propuesta escénica que ahora tituló “Espejos invisibles o laberintos de amor y cri

Anfitrionía teatral con la nimiedad hasta la hilaridad

Anfitrionía teatral con la nimiedad hasta la hilaridad
Con una propuesta alegre y locuaz los alumnos del sexto trimestre de la licenciatura en Actuación de la FBA-UAQ recibieron a estudiantes de teatro de la UAA y de colegios de bachilleres de Ciudad de México, el viernes 13 de abril, en el teatro Esperanza Cabrera con “La cantante calva

El sortilegio de las segundas veces

El sortilegio de las segundas veces
Mi perplejidad por el 2 no cesa, y no porque el próximo preciso, según encuestas, amañadas o no, mantendrá a Querétaro pintado de rojo --por lo menos no habrá despilfarro en repintar todo--, abordará el tema de arte y cultura el miércoles 22 de abril. Acepté la invitación enviada

Un misterioso silencio pactado

Un misterioso silencio pactado
Omar Alain Rodrigo interrumpe la argumentación para señalarlo como “teatrero llegado del norte” enumerando diversos puntos de la geografía mexicana en su andar artístico, rematándolos con los seis años en Los Mochis, Sinaloa precedentes a los quince que lleva en Querétaro precis

Sentir para gozar

Sentir para gozar
Una falla permitió ver que el espectáculo no empezó donde debía, sino donde quedó cuando la deficiencia ocurrió. Desapareció la luz de la sala tras la tercera llamada y entró la iluminación dispuesta para la representación. En una formación que no es en fila ni en columna, lenta

Migración la condena

Migración la condena
Revisita Manuel Oropeza Segura, traductor, adaptador, director, actor y fundador del grupo Arlechino, la dramaturgia del autor austriaco Ödö von Horvárth montando “Ires y venires”, estrenándolo en el Foro del Museo de la Ciudad el viernes 22 de enero. La posibilidad de dar cuenta d

MAS QUE VER

Presentan carteles de “X-Men: Apocalipsis”

20th Century Fox ha revelado cuatro nuevos carteles apodados "Horseman" (Jinete) de su pr

06-04-2016
Leer más
Las profecias de Nostradamus para el 2015

En vísperas de Año Nuevo, diferentes medios hacen eco de las profecías, supuestamente f

10-12-2014
Leer más
Los carteles de“Avengers: the age of Ultron”

Hoy les traemos los primeros carteles de “Vengadores: La era de Ultrón”, donde veremo

03-03-2015
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?