Al filo del arrojo más grande que uno mismo

Jueves, 01 de Septiembre de 2016 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Al filo del arrojo más grande que uno mismo

filo1"Venimos a ver a nuestros amigos ganar”, de David Jiménez, fue el título que recordé el sábado 20 de agosto de 2016 cuando asistí al CEART, en el antiguo convento de Santa Rosa de Viterbo, para ver al grupo Imaginartes participar en la Primera Muestra Estatal de Teatro, con carácter evaluatorio y representativo en una futura muestra regional, presentando la puesta en escena de “Filos”, del dramaturgo juarense Edeberto Galindo. Un número mayoritario de las puestas programadas las conocía y no me convencieron para representar el teatro queretano de los tiempos que corren, o más simplemente, con “Filos” interpretado por Eduardo Gallegos, Carlos Vera y Elviz Magaña, y dirigidos por Rodrigo Canchola de los Cobos, me parece que nuestra cartelera actual estaría muy atinadamente representada. 

Lastimosamente no queda resuelto el eterno dilema con el ‘teatro comercial’ que tantos espectadores concita. ¿Con qué criterio quedan excluidos los triunfadores de la taquilla? No lo sé, qué bueno que nadie me lo pregunta; qué bien que así lo hizo quien lo haya decidido. Tener en la mira la risa con el chiste y su complementaria mueca como principales intención y recurso no me convence, difícilmente sobrevivo media hora. Desconozco cómo se dio la convocatoria, o la invitación, o la selección, seguramente más que algunos teatreros poco o nada enterados según me percaté al interrogarlos. Haber visto en la red un aviso anunciando el próximo anuncio de la programación me hizo pensar en la improvisación. No excluyo a quienes hayan declinado por premura o compromisos en curso, o sencillamente no está en sus proyectos la competición, menos en las condiciones posiblemente planteadas, nada ajenas a estrecheces financieras y/o burocratismo exasperante y consecuentemente inoperante. (¿Recuerdan la invitación a los fotógrafos para cubrir un evento de jazz sin ninguna paga? Bueno al reconocimiento de la autoría le daban valor remunerativo, cuando lo segundo no justifica la omisión de lo primero.)

filo2Aquella función del miércoles 15 de julio de 2015, en el foro del Museo de la Ciudad, resultó avasalladora por la diversidad de recursos escénicos puestos en juego durante el Festival de la Joven Dramaturgia; aún en la edición de 2016 no faltó quien la recordara como la mejor representación. La infamia del racismo contra los negros en Estados Unidos, principalmente la conocida a través de la prensa, ha sido un tema visitado con frecuencia en el teatro, pero la organicidad y vitalidad con que lo hicieron los actores dirigidos por el autor, recorriendo más de medio siglo con una lacerante fuerza denunciante y cuestionante nos dejó shockados. 

filo3Al margen de la significación literal del título, y suponiendo que los intérpretes acepten la mediación de la amistad con el de la tecla, “Filos” me convence por la creciente descarnada y despiadada organicidad de Lenin. Cuánto empeño de amistad y miramiento oculta la desesperada piedad de Benito por Lenin al punto de resultarnos sangrón por engreído y socarrón, con la petulancia y la superficialidad a flor de piel. De la contrastación de personalidades entre el par de amigos salen el humor y la ironía cargados de gracia circunstancial a un ritmo que consolida el realismo del tiempo escénico. El mayor riesgo de amateurismo está en la construcción física de La Pecas e Irene. Ni qué dudar que Elviz Magaña sale más que bien librada con la vida que les da a sus opuestísimos personajes. La graciosísima casera, con toda la carne del mundo no alcanzará un pedacito de la deliciosa sensualidad de la novia ansiada y soñada que resulta Irene. Algún remedio encontrará Magaña para que La Pecas, por momentos, no parezca portar un peto de cátcher, y en otros el zangoloteo pectoral rebase la bufonada, arriesgándose en el autochoteo. Particularmente cruzaba los dedos porque no se advirtiera el borde de los calzones (¿Debería decir las pantaletas?) abajo del entalladísimo vestido de Irene. Sencillamente echa a perder la perfección de una visión. Ya no vi tal borde, pero me percaté de unos shorts de lycra, aun rimando muy bien con el rojo del minivestido. Bajo la iluminación escénica esas medias hicieron ver plastificadas las piernas de Irene. No se trata de que Magaña incurra en la incitación al morbo, tampoco en el exhibicionismo, pero Irene es desprejuiciada y liberada, y quizá no compartiría el aparente pudor y recato de quien le da vida. 

Los afanes desinhibitorios de Irene con Lenin a fin de que conozca y disfrute las expresiones y delicias amatorias son conmovedoramente sublimes y delicados; real o imaginaria, invierte o compromete toda su femineidad, emocional y orgánica, en aras de la superación de Lenin pero finalmente no puede ir más allá de la degradación corporal y funcional que lo nulifica… ¿hasta que recobre la vigilia? ¿Cuánto transita la trama de “Filos” por el sueño de Lenin? ¿Ahí permanecerá abatido por la elaboración de piñatas que no lo sacarán de la insolvencia y la desocupación? La posibilidad de estas interrogantes constituye parte de la riqueza del texto de Galindo y la traslación al escenario ideada por Canchola.

Vaya mi apuesta y mis mejores deseos para “Filos” con Imaginartes, que con esos intérpretes seguramente continuará madurando y partiendo plaza.

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

La fatal saga Bolena

La fatal saga Bolena
El intríngulis cortesano mantendrá por siempre supremacía sobre cualquier ficción, pero no dejará igualmente de alimentarla. Entre los periodos reales que han gozado de la predilección de los autores, sin duda el signado por Enrique VIII de Inglaterra lleva mano. En él se ha sumergi

La dramaturgia privada

La dramaturgia privada
Sin empeño exhaustivo vienen fácilmente a mi memoria los nombres de Jéssica Zermeño, Franco Vega, los grupos Barón Negro, Integrartes, y Teatro Gesto, sin desechar la pertinencia de apuntar autores que han carecido de continuidad o quizá ya no reincidan. Asemejados todos por estar en

Vibrante contundencia

Vibrante contundencia
Acerca de Erik De Luna había escuchado únicamente elogios y admiración --por su osadía, su originalidad, su exigencia estética-- pero nunca lo había visto en el escenario. Me empeñaba en no ceder al llamado de atención mediante el escándalo de la trasgresión al caracterizarse com

Cómicos cervantinos

Cómicos cervantinos
La trayectoria y el prestigio pesan y cuentan en Querétaro cuando los entremeses del teatro clásico español están en manos de los Cómicos de la Legua. Esta expresión escénica está en el origen y la razón del grupo teatral universitario que empezó a recorrer la legua en septiembre

Sinceramiento

 Sinceramiento
El Trampas se mató a 180 (km/hr) en la autopista a Puebla, casi llega en la Kawa recién comprada. Llevaba cuentas importantes como asociado de un bureau contable internacional. Su mujer estaba en el primer embarazo; que la hospitalizaron después de que lo reconoció. Salió una esquela

MAS QUE VER

Michael Imperioli se une a la 2ª temporada de “Lucifer”

Lucifer acaba de añadir otro ángel a la serie y lo hace fichando a Michael Imperioli, m

10-08-2016
Leer más
Bordeando límites

--Ésta es la primera vez que les va bien--, destacó sorprendido quien obligadamente ha o

Leer más
La desgarrada familia

¿El síndrome del “Viaje superficial”, del guanajuatense Jorge Ibargüengoitia? Una r

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?