¿Cuál loco? ¿Qué locura?

Jueves, 08 de Septiembre de 2016 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

¿Cuál loco? ¿Qué locura?

locura1Nuestra comprensión o entendimiento de la locura, el ámbito del loco, está saturado de referentes en constante renovación, tanto que poquísimas ocasiones acudimos a una definición formal, digamos siquiera la de un diccionario. Tenemos los referentes locales, los concretos y los abstractos o del imaginario colectivo. En cuanto a los primeros, aquí en Querétaro todavía algunos recordamos a un individuo estrafalario, ataviado con hirsuta pelambrera casi integral, rodando en patines o en una tabla con ruedas, con áspera voz y estentóreo volumen pregonaba sus decires que separados del vociferante quizá no resultarían tan disparatados. Como es el caso de los predicadores públicos que sin provocación ni invitación mediante hacen tribuna en el espacio donde mejor pueden perturbar la tranquilidad y paciencia de los transeúntes, exacerbados por su traducción de la libertad para la expresión de las ideas, aunque en realidad nos estén tundiendo y aturdiendo con su sonoridad. 

locura2Tratándose de los referentes locales abstractos, cuando es posible dar cuenta con toda facilidad de tinacos y cisternas vacíos o a medio exasperante uso, un acuaférico es construido sin tener una fuente de alimentación definida y viable para el dichoso tubote de ambiciosísimas dimensiones; a un aeropuerto se le llama intercontinental cuando no enlaza ni con diez capitales del propio país; universidades que cabrían en la facultad de la autónoma estatal, son fundadas para la enseñanza y la capacitación en especialidades tecnológicas únicas. La perla abstracta, de alcances por lo menos regionales, es un tren bala de velocidad tal que no ha habido vista humana que lo haya registrado en casi medio siglo, apenas son constatables sus circunvoluciones sexenales sumergiéndose en documentos periodísticos. Quizá el referente universal de la locura por excelencia lo sea un loco cuerdísimo y sapientísimo: el ingenioso hidalgo de la triste figura Don Quijote de la Mancha que cabalga sin haber salido de entrañas de mujer. Sus hazañas le han permitido alcanzar sinonimia precisamente con la locura. Tratándose de desmesuras e infactibilidades de acciones o propósitos solemos escuchar o proferir epítetos como: quijotismo, quijotada, quijotesco, con todas las declinaciones que la infinita riqueza latina auspicie. 

Finalmente están los referentes de la locura contemporáneos y en proceso, que navegan viento en popa a toda vela: los fanatismos criminales reivindicando supremacías de lo más variopinto según la época, por ejemplo la religiosa, la de género, como no ha dejado de serlo la racial. Un referente en proceso de locura podría ser la modificación y ampliación de conceptos para incluir lo opuesto sobre las bases de la relatividad y/o la tolerancia, resumidas vulgarmente con la etiqueta desenfadada de ‘open mind’, o sea, no te involucres mientras no te estorbe; ¿qué si todos hacen lo mismo?

locura3En tal contexto vemos al pobrecito de Aksenti Ivánovich Popríshchin con su diario, el de un loco, simplemente como un ingenuo, desubicado con respecto a su situación de ‘medio pelo’ en su ámbito ocupacional y social. Dada la actual ubicación hogareña, incluso con derechos humanos (sic), de las mascotas, con atención especializada de su higiene y salud mental, no cae de extraño que el personaje del texto de Nikolái Gógol intime con un perrito, le participe sus cuitas sentimentales y lo pretenda cómplice de sus pretensiones y lides románticas. (¿Cuál es la locura? De esos no faltan en cualquier condominio o vecindad de Queretaro City.) ¿Quién no tiene a su jefe por un papanatas, lame botas, abusador y ventajoso, zacatón?, y no por eso está uno loco ¿o sí? Si no tuviera uno por hazaña la realización de la tarea más nimia, sencillamente se colgaría de un foco, aunque echara a perder la instalación eléctrica. Si uno no idealizara a una mujer, muy pocas estarían casadas. Si no fuera con la ilusión y la imaginación ¿cuándo estaría uno cerca de una bella?, y permanecemos tan cuerdos como para no dejar de sobrellevar las pendejadas embellecedoras con ínfulas ornamentales de los gobernantes con ínfulas de omnisapiencia. 

Mientras Arturo Armendáriz nos convenza que Aksenti Ivánovich Popríshchin vive atribulado en la estratificada y burocratizada Rusia, hasta parar en el encierro curativo por trasgresor de las convenciones a las que una mayoría decimonónica se aviene convenenciera y/o acríticamente, como es el caso actualmente cada viernes en La Cartelera, no dejara uno de aplaudir “El diario de un loco”, presentado por la compañía Arte en Bernal.

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Insepultos demandantes

Insepultos demandantes
Nuevamente, en mi caso, el peso de la primera buena impresión priva al conocer el estreno de la reposición de “Cabaret Necrópolis”, el domingo 6 de mayo en el foro del Museo de la Ciudad de Querétaro. No cabe pasar por alto el día y la hora para regresar a este escenario, que bien

La herencia secular de Calderon

La herencia secular de Calderon
No me salí por pena pero me costó mucho trabajo no dormirme, me comentó un amigo, que se ocupa de la denuncia social mediante el periodismo hablado y escrito, de esos con quien se puede discrepar y aprender, de esos fiables en sus compromisos, con quien nunca he coincidido en ninguna fu

Dolores y dolencias

Dolores y dolencias
Un sillazo en el piso, un ronco quejido, luces generales en el foro del Museo de la Ciudad de Querétaro. Juan Olvera Cordero, coreógrafo y bailarín, está sobre su costado izquierdo sin poder moverse. Una bailarina solicita el llamado de auxilio médico. La bailarina Daniela Camacho Tre

Trilogía shakespearana contemporaneizada

Trilogía shakespearana  contemporaneizada
Contra mi política profesional de no ocuparme de las producciones escénicas no-queretanas, el viernes 23 de setiembre acudí al foro del Museo de la Ciudad para presenciar “Blackout”, del dramaturgo mexicano Jaime Chabaud, por parte del grupo potosino El Rinoceronte Enamorado, fundad

Ganancias y gananciosos

Ganancias y gananciosos
Un buen trabajo en la apertura de un evento concursal lleva en contra el olvido, por la fuerza del transcurso, ante otro de notoria calidad en o cerca de la clausura. Tal ha sido la impresión que he construido presenciando, principalmente, los montajes de más de una decena de ediciones d

Disparidades

Disparidades
Quizá con un razonamiento o entendimiento más o menos cuadrado o acartonado espero entre los títulos de las obras de teatro y su desplegamiento escénico una coincidencia, congruencia o consecuencia, y esto no lo he encontrado ni advertido medianamente en la renovación de la cartelera

MAS QUE VER

“Dredd” aún no tiene ninguna secuela en desarrollo

Malas noticias para los fans del cómic basado en el personaje del Juez Dredd. Tras los ú

23-06-2016
Leer más
Otro diamante azul descubierto

Un diamante azul de 29.6 quilates, uno de los más raros y codiciados del mundo, valuado e

Leer más
Escapa de 12 años de secuestro con 8 hijos de su captor

Una mujer en República Dominicana ha logrado escapar de un cautiverio que duró 12 años

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?