Gusto total

Jueves, 01 de Diciembre de 2016 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Gusto total

--Me gustó todo--, se dijo incrédulo y sorprendido, al término de la segunda y última función del XIII Foro Experimental, un estudiante de la escuela ‘Antonio Caso’, de San Juan del Río. Dos horas hicieron los tres grupos que abarrotaron la butaquería del foro del Museo de la Ciudad de Querétaro el jueves 24 de noviembre.

gusto1Ya tiene rato que los espectáculos organizados y respaldados por el Colegio Nacional de Danza Contemporánea tienen ese algo que se echa de menos únicamente cuando llega a faltar. En ese algo entra el tino, el pulso, para articular las partes o danzas de un programa. Es tal el acierto en esta capacidad que resuelven con la improvisación sin que lo parezca: la agradabilidad del todo queda preservada. El programa anunciado comprendía cinco danzas: “Mi pérdida preferida”, “Índigo”, “Muerte súbita”, “Juegos de Marte” e “Inés… o cómo el viento se lleva la tristeza”. Andrea Gaucín Guerrero, intérprete de “Índigo” junto con Leticia Nieto Lamadrid, resintió una lesión un día previo a la iniciación del Foro, Omar Baas, el coreógrafo no quedó satisfecho con el reemplazo que el mismo hizo del personaje y optó por retirar la danza con que obtuvo el primer lugar en el 3er Concurso de Coreografía del CNDC. No hubo un correr de fichas para cubrir el hueco, sino un nuevo orden: si “Muerte súbita” cerraba la primera parte antes del intermedio, pasó a cerrar como cuarto número. Las dos obras más intensas y complejas quedaron en el centro del programa, culminando con la danza firmada por Alejandro Chávez cuyo trazo cubrió la amplitud del escenario. Originalmente “Juegos…” e “Inés…”, con intensidades, tramas y desarrollos muy contrastantes aparecían en la segunda parte. De una u otra manera la diversidad temática y su proyección construyeron, quizá imperceptiblemente, parte de esa insospechada agradabilidad.

gusto2Con esta edición del Foro quedó demostrada, una vez más, cuan inapropiado es el Teatro de la Ciudad para la presentación de la danza contemporánea en formatos chicos y medianos: es imposible la interlocución con el espectador. “Inés… o cómo el viento se lleva la tristeza”, de Laura Vera, es una de las tres obras que había presentado la bailarina Irma Monterrubio en ese escenario dentro del programa ‘Devenir’, del 10 al 13 de noviembre. En aquella cajota, con espectadores a más de treinta metros, la inmensidad se llevó a Irma y nos quedamos en la tristeza. En el foro del Museo de la Ciudad, con todas sus carencias de funcionalidad, es posible admirar la capacidad dancística e interpretativa de Monterrubio, quien a fuerza de sencillez y contención dramática nos sumerge en el agobio existencial de una experiencia cotidiana cuyo abrasamiento mucho se nos puede dificultar acusar por su omnipresencia y supuesta futilidad. La gracia no está ausente en la expresividad de algunos estados de ánimo. Llama la atención cuanto prescinde de las proezas técnicas que le hemos conocido en sus actuaciones con ‘Aletheia, Cuerpo Escénico de México’, y no ausentes del todo actuando con el coreógrafo A. Chávez y en la compañía ‘Ciudad Interior’. La apuesta de la coreógrafa por la capacidad de proyección de la intérprete es riesgosa y ambas salen adelante más que bien libradas, siempre y cuando no pongan al público más allá de la distancia que ocupa la fosa para una orquesta. 

Fue muy grato y sorpresivo volver a ver al bailarín Mario Tecla, principalmente porque se presentó también como autor. Fuera de una coautoría con Irma Monterrubio de una danza intensamente amorosa en cuyo título se aludía a la cebolla como motivo del llanto, no recuerdo ninguna coreografía firmada por él… y se aparece con “Juegos de Marte”, de una duración que no tiene nada de fragmento, pero que muy bien lo deja a uno expectante por la obra completa. Este trabajo me ha parecido lo más experimental del XIII Foro por la construcción circular de la trama y la recurrencia a simbolismos teatrales atinadamente conjugados con la interpretación dancística. El desarrollo escénico es tan sólido y congruente consigo mismo, que se antoja irrelevante que no resulte explicado o justificado el título, sobre todo en cuanto al dios de la guerra en la mitología romana. Se advierte una sugerencia de ficción y onirismo atrayente y disfrutable.

gusto3No ocurrió lo mismo con “Muerte súbita”, de Alejandro Chávez: no pareció traducido el título, ni el despliegue en el escenario me resultó abarcable. No es extraño que la apreciación del trabajo de este coreógrafo guanajuatense, muy arraigado en Querétaro, sí venga más fácilmente con la distancia porque suele hacer del escenario un lienzo en el que plasma largos trazos en todas direcciones sin una aparente armonía, como si estuviera pintando a dos manos, llevando en una un grueso pincel y en la otra un aerosol. Si en los tres números previos fuimos llevados a seguir a los bailarines, en el cuarto el espectáculo más fue el movimiento. 

La emotivamente sentimental y brusca trama de “Mi pérdida preferida” mucho fundamenta su agradabilidad en la precisión y pureza técnica del movimiento, de los pasos y lances con los que son muy bien marcados los momentos de pasión y violencia en el enfrentamiento y también en el desencuentro. Como número de apertura muy bien asienta y concentra la atención de los espectadores.

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Muchos ganadores

Muchos ganadores
Empezó a crecer antes de nacer, del 24 y 25 de octubre se extendió al miércoles 26. La aglomeración ocupó los dos pasillos de la butaquería en el foro del Museo de la Ciudad de Querétaro desde el primer día del Tercer Concurso de Coreografía dentro de la IX Convivencia Estudiantil

Examenes escenicos

Examenes escenicos
Del proscenio pa’rriba tenemos motivos optimistas y esperanzadores por el futuro inmediato de las artes escénicas queretanas, a la luz de la temporada de exámenes en la Facultad de Bellas Artes. Rebosantes el entusiasmo y la creatividad especialmente en la construcción de los personaj

La dramaturgia privada

La dramaturgia privada
Sin empeño exhaustivo vienen fácilmente a mi memoria los nombres de Jéssica Zermeño, Franco Vega, los grupos Barón Negro, Integrartes, y Teatro Gesto, sin desechar la pertinencia de apuntar autores que han carecido de continuidad o quizá ya no reincidan. Asemejados todos por estar en

Clotilde en su casa llenó el sótano

Clotilde en su casa llenó el sótano
Un cartel de extraordinarias dimensiones con las piernas cruzadas de una mujer descalza, portando un vestido intensamente rojo, asomando los ojos por encima de la lectura del periódico desplegado a doble página no me remitía a la puesta en escena de “Clotilde en su casa”, de Jorge I

El paso desgraciado con parodia turistica

El paso desgraciado con parodia turistica
Al diablo el punto com para contar con ‘noches de apariciones queretanas’, ni ‘leyendas y mitos de Querétaro’. El google maps es un ‘testigo del pasado’. Cada fin de semana el Centro Histórico es una caja de Pandora con sus calles inopinadamente cerradas. Son órdenes de arri

La conformidad del desposeído

La conformidad del desposeído
Ficción farseada y la corrosión no alcanza para carcomer nuestra simulación existencial, menos en el teatro con Demetrius o la caducidad”, del dramaturgo jalisciense Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio puesta en un espacio oficinesco de las instalaciones del Sindicato Único del

MAS QUE VER

¿Quiénes son más felices? ¿Los amantes de los gatos o de los perros?

No es una novedad para nadie que las mascotas nos hacen sentirnos más queridos y escuchad

Leer más
Técnicas para incrementar la inteligencia

Los investigadores han descubierto seis técnicas clave que ayudan a aumentar las capacida

31-01-2017
Leer más
El Wi-Fi…¿peligroso para los niños?

Un estudio de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IRIC, por

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?