Gusto total

Jueves, 01 de Diciembre de 2016 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Gusto total

--Me gustó todo--, se dijo incrédulo y sorprendido, al término de la segunda y última función del XIII Foro Experimental, un estudiante de la escuela ‘Antonio Caso’, de San Juan del Río. Dos horas hicieron los tres grupos que abarrotaron la butaquería del foro del Museo de la Ciudad de Querétaro el jueves 24 de noviembre.

gusto1Ya tiene rato que los espectáculos organizados y respaldados por el Colegio Nacional de Danza Contemporánea tienen ese algo que se echa de menos únicamente cuando llega a faltar. En ese algo entra el tino, el pulso, para articular las partes o danzas de un programa. Es tal el acierto en esta capacidad que resuelven con la improvisación sin que lo parezca: la agradabilidad del todo queda preservada. El programa anunciado comprendía cinco danzas: “Mi pérdida preferida”, “Índigo”, “Muerte súbita”, “Juegos de Marte” e “Inés… o cómo el viento se lleva la tristeza”. Andrea Gaucín Guerrero, intérprete de “Índigo” junto con Leticia Nieto Lamadrid, resintió una lesión un día previo a la iniciación del Foro, Omar Baas, el coreógrafo no quedó satisfecho con el reemplazo que el mismo hizo del personaje y optó por retirar la danza con que obtuvo el primer lugar en el 3er Concurso de Coreografía del CNDC. No hubo un correr de fichas para cubrir el hueco, sino un nuevo orden: si “Muerte súbita” cerraba la primera parte antes del intermedio, pasó a cerrar como cuarto número. Las dos obras más intensas y complejas quedaron en el centro del programa, culminando con la danza firmada por Alejandro Chávez cuyo trazo cubrió la amplitud del escenario. Originalmente “Juegos…” e “Inés…”, con intensidades, tramas y desarrollos muy contrastantes aparecían en la segunda parte. De una u otra manera la diversidad temática y su proyección construyeron, quizá imperceptiblemente, parte de esa insospechada agradabilidad.

gusto2Con esta edición del Foro quedó demostrada, una vez más, cuan inapropiado es el Teatro de la Ciudad para la presentación de la danza contemporánea en formatos chicos y medianos: es imposible la interlocución con el espectador. “Inés… o cómo el viento se lleva la tristeza”, de Laura Vera, es una de las tres obras que había presentado la bailarina Irma Monterrubio en ese escenario dentro del programa ‘Devenir’, del 10 al 13 de noviembre. En aquella cajota, con espectadores a más de treinta metros, la inmensidad se llevó a Irma y nos quedamos en la tristeza. En el foro del Museo de la Ciudad, con todas sus carencias de funcionalidad, es posible admirar la capacidad dancística e interpretativa de Monterrubio, quien a fuerza de sencillez y contención dramática nos sumerge en el agobio existencial de una experiencia cotidiana cuyo abrasamiento mucho se nos puede dificultar acusar por su omnipresencia y supuesta futilidad. La gracia no está ausente en la expresividad de algunos estados de ánimo. Llama la atención cuanto prescinde de las proezas técnicas que le hemos conocido en sus actuaciones con ‘Aletheia, Cuerpo Escénico de México’, y no ausentes del todo actuando con el coreógrafo A. Chávez y en la compañía ‘Ciudad Interior’. La apuesta de la coreógrafa por la capacidad de proyección de la intérprete es riesgosa y ambas salen adelante más que bien libradas, siempre y cuando no pongan al público más allá de la distancia que ocupa la fosa para una orquesta. 

Fue muy grato y sorpresivo volver a ver al bailarín Mario Tecla, principalmente porque se presentó también como autor. Fuera de una coautoría con Irma Monterrubio de una danza intensamente amorosa en cuyo título se aludía a la cebolla como motivo del llanto, no recuerdo ninguna coreografía firmada por él… y se aparece con “Juegos de Marte”, de una duración que no tiene nada de fragmento, pero que muy bien lo deja a uno expectante por la obra completa. Este trabajo me ha parecido lo más experimental del XIII Foro por la construcción circular de la trama y la recurrencia a simbolismos teatrales atinadamente conjugados con la interpretación dancística. El desarrollo escénico es tan sólido y congruente consigo mismo, que se antoja irrelevante que no resulte explicado o justificado el título, sobre todo en cuanto al dios de la guerra en la mitología romana. Se advierte una sugerencia de ficción y onirismo atrayente y disfrutable.

gusto3No ocurrió lo mismo con “Muerte súbita”, de Alejandro Chávez: no pareció traducido el título, ni el despliegue en el escenario me resultó abarcable. No es extraño que la apreciación del trabajo de este coreógrafo guanajuatense, muy arraigado en Querétaro, sí venga más fácilmente con la distancia porque suele hacer del escenario un lienzo en el que plasma largos trazos en todas direcciones sin una aparente armonía, como si estuviera pintando a dos manos, llevando en una un grueso pincel y en la otra un aerosol. Si en los tres números previos fuimos llevados a seguir a los bailarines, en el cuarto el espectáculo más fue el movimiento. 

La emotivamente sentimental y brusca trama de “Mi pérdida preferida” mucho fundamenta su agradabilidad en la precisión y pureza técnica del movimiento, de los pasos y lances con los que son muy bien marcados los momentos de pasión y violencia en el enfrentamiento y también en el desencuentro. Como número de apertura muy bien asienta y concentra la atención de los espectadores.

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Remontajes, ¿imitaciones?

Remontajes, ¿imitaciones?
¿Es la encomienda del regisseur procurar la imitación? «Personne qui fait exécuter les ordres du metteur en scène.» Queda poco espacio para otra respuesta diferente a la afirmativa. Vaya personaje ingrato: si la imitación es aplaudida, será por mérito de aquello imitado, de lo con

Escénico Femenino. En todas partes no es un lugar

Escénico Femenino. En todas partes no es un lugar
Con recursos gráficos mínimos Puentes y desembarcos nos habla claramente de una situación límite y/o decisivo de la mujer joven en un contexto modernamente urbanizado. El llamado de atención gráfico con un neutro gris tenue nos habla de vaciedad, ante la cual se está instalado en un

Deslumbrante… con todo el brillo disponible

Deslumbrante…  con todo el brillo disponible
Adolece de simplicidad la sinopsis que encuentro de la comedia musical “Hairspray”: No obstante su redonda silueta, Tracy tiene una única ilusión: bailar en la emisión televisiva de Corny Collins. Por una casualidad de la vida, éste asiste a una tardeada escolar, presta atención a

Una zorra con mucho juicio

Una zorra con mucho juicio
Helena de Troya se dirige al público desde el limbo del tiempo, molesta con su padre Zeus y con la Historia misma, que la ha condenado a ser el símbolo de la guerra de Troya y una de las mujeres más denostadas de la Historia. Alimentándose con un manjar que le permite recordar el pasad

Agigantar la danza

Agigantar la danza
De “Los viajes de Gulliver” solo recuerdo la ilustración del gigante amarrado al suelo mediante estacas unidas por un sinnúmero de cuerdas que lo mantienen inmóvil y expectante, rodeado de laboriosos y afanosos hombrecitos cual hormigas entorno al cadáver de un insecto de gran tall

Amparo escénico

Amparo escénico
Dudo que “La ley / Amparo” habría existido si antes no lo hubiera hecho “Necrópolis Cabaret”. Ambos trabajos comparten una característica muy definitoria: la acidez humorística para señalar nuestras lacras, perversiones, y simulaciones sociales siempre burlando y llevándole u

MAS QUE VER

Los diseños mas “singulares” de la Semana de la Moda de Paris

Sin lugar a dudas, todos estamos de acuerdo en que la moda es relativa. Así pues, sombrer

Leer más
George Clooney volverá a la dirección

Hace diez años los hermanos Joel y EthanCoen "tentaron" a George Clooney con el papel pro

27-10-2015
Leer más
“Game of Thrones” a la gran pantalla grande

La saga de George R.R. Martin, “Canción de hielo y fuego”, libros en los que se basa

21-03-2014
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?