Desempatados

Jueves, 02 de Marzo de 2017 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Desempatados

¿Cuánta experiencia de vida es necesaria y suficiente para darle hondura a un personaje que permanece proyectado más allá del pináculo de su genialidad imperecedera, flotando en la mitología que propició, alentó y continúa en constante enriquecimiento? ¿Cuánto estudio y análisis de época y contexto precisa, o es de deseable pertinencia, la construcción de un personaje tan identificado en uno propio al grado de darle una personal definición?

Al presenciar el martes 23 de febrero “Dalí, divino genio…” en La Cartelera, vinieron a mi mente los impagables aciertos de dirección escénica de Pamela Jiménez Draguicevic, no sin extrañeza. Este plausible desempeño incluye el tino de empatar intérpretes con personajes, y viceversa. Ella como actriz permanece imborrable como la jovencita ilusionada con el amor en “La canción de Gershwin”, sin que ésta agote el recuento de sus aciertos interpretativos no pocas veces camaleónicos. desempatados1

La puesta en escena de la adaptación también firmada por Pablo Alejandro Cabral a la dramaturgia de Guiomar Cantú: “Salvador Dalí divino genio ácido desoxirribonucléico atómico” origina mis interrogaciones iniciales y los recuerdos apenas anotados porque “Dalí, divino genio…” no empata con los antecedentes que guardo.

La trayectoria actoral de los jóvenes intérpretes es corta, no así sus calidades y cualidades. Es más, sería apuesta segura que, a la fecha, sus mejores desempeños han sido universitarios y como tales se validarían aún más allá de este ámbito. La monumental actoralidad de Franco Vega, con medio siglo de trayectoria, adquiere dimensiones protagónicas en perjuicio de los personajes que, por el título dramatúrgico, ocuparían tal sitio. Pero el reparto no nada más adolece de este desbalance, sino que los intérpretes de Dalí, Gala y Lorca no están en personaje, por más difuso e inatrapable que sea este concepto, si lo es. El loco genial y genio loco, poco lo vi loco y poco lo vi genial, menos en la simultaneidad de la situación, aunque mucho convence al final extinguiéndose cual vela. Y es que, para colmo, en esa duplicidad quizá debería convencernos, o dejarnos ver, a un cuerdo que se divierte y se complace divirtiendo al jugar de estrafalario con una prestancia y un desenfado que haría parecer harapiento el petulante de Yves Saint Laurant. desempatados2

Lorca apenas lo empata en contemporaneidad pero, desde su campo, adolece de lo mismo: no el genio autor de poesía, sino la encarnación de ésta. Si la personalidad artística del personaje es imperceptible (para colmo el intérprete tropieza un par de veces en la lectura de versos), no así su vida mundana: el momento romántico de intimidad con el artista plástico muy bien llevado y contenido, mantiene en atinada tirantez la expectación. Gala nunca ocupa el centro del sistema planetario que hace rotar, circunvolar, detenerse y regresar al astro sin par que también es el Primer Marqués de Pujol. La musa no hace respirar, vivir y crear al pintor: él sin ella no es, y viceversa. Gala no aparece como agente vibrador. (Sin ninguna interpretación pornográfica, por favor.)

Recorrer linealmente una vida tan pródiga, prolongada y próxima de una personalidad que dejó su marca, en una época que tantos marcaron tanto, seguramente demanda y requiere empatar muchos asegunes, y se nota.

.

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Sublimacion popular tragica

Sublimacion popular tragica
Tristeza, rabia, impotencia por el abuso mediante la fuerza, es la sensación que se va desarrollando a lo largo de la breve representación de Los perros, de Elena Garro (1916-98), en el Teatro de Cámara del FBA, y con ella se queda uno largo, largo rato. La letra de la autora poblana p

Sinceramiento

 Sinceramiento
El Trampas se mató a 180 (km/hr) en la autopista a Puebla, casi llega en la Kawa recién comprada. Llevaba cuentas importantes como asociado de un bureau contable internacional. Su mujer estaba en el primer embarazo; que la hospitalizaron después de que lo reconoció. Salió una esquela

Conocer, o no conocer

Conocer, o no conocer
Beneficiario y víctima del conocimiento, disfruto y sufro dos puestas en escena en extremo disímbolas: Romeo y Julieta, del dramaturgo inglés isabelino William Shakespeare y Licor de lete o el caso de las aguas del olvido, del dramaturgo argentino radicado en México Martín López Brie

Verdadero disparate

Verdadero disparate
No recuerdo que el abuelo le disparara a nadie en el teatrino del mesón de los Cómicos de la Legua, aunque tenía el índice aferrado al gatillo de su inseparable escopeta determinado a perforar a Karol en cuanto lo tuviera a tiro. Según va el decir de las narraciones bélicas y de la c

La calle del Teatro

La calle del Teatro
En la calle más treatrera de Santiago de Querétaro un colectivo artístico ha abierto una Grieta. En ésta ha nacido La Corte Teatral. Aunque en fáctico receso, todavía cabría contar con La Caverna, El Mundo Hobbit y el Auditorio de la Casa de la Cultura ‘Dr. Ignacio Mena Rosales

Focos bien prendidos

Focos bien prendidos
Otro debut femenino en la dirección escénica queretana en lo que va de 2016, y sus ufanos mentores en el CEDART‘Ignacio Mariano de las Casas’ya lo ha disfrutado a mandíbula batiente en tres funciones de su temporada de estreno en el foro del Museo de la Ciudad. Los maestros Ruth de

MAS QUE VER

Fede Álvarez será el director de la adaptación del “Incógnito”

Sony Pictures y Chernin Entertainment han contratado al director del remake de “Posesió

18-10-2016
Leer más
Irlanda: “el pais mas bondadoso del mundo”

Un reciente estudio revela qué naciones son las que más contribuyen a hacer del planeta

Leer más
¿Cómo volverse más atractivo sin recurrir a la cirugía?

Según los psicólogos, fijarse en un rasgo particular de una persona (por ejemplo, la for

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?