Desempatados

Jueves, 02 de Marzo de 2017 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Desempatados

¿Cuánta experiencia de vida es necesaria y suficiente para darle hondura a un personaje que permanece proyectado más allá del pináculo de su genialidad imperecedera, flotando en la mitología que propició, alentó y continúa en constante enriquecimiento? ¿Cuánto estudio y análisis de época y contexto precisa, o es de deseable pertinencia, la construcción de un personaje tan identificado en uno propio al grado de darle una personal definición?

Al presenciar el martes 23 de febrero “Dalí, divino genio…” en La Cartelera, vinieron a mi mente los impagables aciertos de dirección escénica de Pamela Jiménez Draguicevic, no sin extrañeza. Este plausible desempeño incluye el tino de empatar intérpretes con personajes, y viceversa. Ella como actriz permanece imborrable como la jovencita ilusionada con el amor en “La canción de Gershwin”, sin que ésta agote el recuento de sus aciertos interpretativos no pocas veces camaleónicos. desempatados1

La puesta en escena de la adaptación también firmada por Pablo Alejandro Cabral a la dramaturgia de Guiomar Cantú: “Salvador Dalí divino genio ácido desoxirribonucléico atómico” origina mis interrogaciones iniciales y los recuerdos apenas anotados porque “Dalí, divino genio…” no empata con los antecedentes que guardo.

La trayectoria actoral de los jóvenes intérpretes es corta, no así sus calidades y cualidades. Es más, sería apuesta segura que, a la fecha, sus mejores desempeños han sido universitarios y como tales se validarían aún más allá de este ámbito. La monumental actoralidad de Franco Vega, con medio siglo de trayectoria, adquiere dimensiones protagónicas en perjuicio de los personajes que, por el título dramatúrgico, ocuparían tal sitio. Pero el reparto no nada más adolece de este desbalance, sino que los intérpretes de Dalí, Gala y Lorca no están en personaje, por más difuso e inatrapable que sea este concepto, si lo es. El loco genial y genio loco, poco lo vi loco y poco lo vi genial, menos en la simultaneidad de la situación, aunque mucho convence al final extinguiéndose cual vela. Y es que, para colmo, en esa duplicidad quizá debería convencernos, o dejarnos ver, a un cuerdo que se divierte y se complace divirtiendo al jugar de estrafalario con una prestancia y un desenfado que haría parecer harapiento el petulante de Yves Saint Laurant. desempatados2

Lorca apenas lo empata en contemporaneidad pero, desde su campo, adolece de lo mismo: no el genio autor de poesía, sino la encarnación de ésta. Si la personalidad artística del personaje es imperceptible (para colmo el intérprete tropieza un par de veces en la lectura de versos), no así su vida mundana: el momento romántico de intimidad con el artista plástico muy bien llevado y contenido, mantiene en atinada tirantez la expectación. Gala nunca ocupa el centro del sistema planetario que hace rotar, circunvolar, detenerse y regresar al astro sin par que también es el Primer Marqués de Pujol. La musa no hace respirar, vivir y crear al pintor: él sin ella no es, y viceversa. Gala no aparece como agente vibrador. (Sin ninguna interpretación pornográfica, por favor.)

Recorrer linealmente una vida tan pródiga, prolongada y próxima de una personalidad que dejó su marca, en una época que tantos marcaron tanto, seguramente demanda y requiere empatar muchos asegunes, y se nota.

.

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Pastoreando

Pastoreando
Cómo revolcar la gata es el gran dilema llegada la temporada de las pastorelas, teniendo presente aquella expresión despectiva acerca de un intento de engaño: Es la misma gata, nomás que revolcada. El gusto y preferencia del público por estas representaciones es innegable. Para ejempl

Ajusticiamiento farsico

Ajusticiamiento farsico
Un gatillazo a la nostalgia y una demostración de repertorio por parte de Arteatral, Compañía Universataria de Teatro, con la reposición de El cántaro roto, de Heinrich von Kleist, en la Casa de la Cultura ‘Dr. Ignacio Mena Rosales’, con la dirección de Manuel Puente. Recordaba q

La Gradualidad como Contención Escénica

La Gradualidad como Contención Escénica
Dos amigas o colegas o amigas y colegas cuya amistad quizá sea por compartir la de quien está ausente se empeñan en retraerla. No está excluida de su identificación la ausencia de la intermediación de la ausente. Una la retrae reconstruyéndola desde el recuerdo, la otra desde lo que

Patricia Corral, comica de la legua

Patricia Corral, comica de la legua
  No recuerdo cuándo pude haberla visto por primera vez, y ya llevaba diez años con los Cómicos de la Legua, pero desde que la vi como la mamá del homosexual sidoso en Sero positivo quedé convencido que Patricia Corral Campuzano deja marcados los personajes que le encomienda

Examenes escenicos

Examenes escenicos
Del proscenio pa’rriba tenemos motivos optimistas y esperanzadores por el futuro inmediato de las artes escénicas queretanas, a la luz de la temporada de exámenes en la Facultad de Bellas Artes. Rebosantes el entusiasmo y la creatividad especialmente en la construcción de los personaj

Mosca desesperada inocula teatro

 Mosca desesperada inocula teatro
Nunca lo sabrán, y tanto mejor, pero jamás un escatológico y latosísimo insecto habrá recibido una reivindicación tan grande como la brindada por Moscas en el techo. Afortunadamente es únicamente con el nombre, pues con el montaje de la obra de Adriana Bandín no nos enteramos ni de

MAS QUE VER

¿Cómo afectan los chismes a nuestro cerebro?

Un equipo de científicos de la Universidad de Pavía, en Italia, llegó a la conclusión

Leer más
Luisiana: “La nueva Atlantida”

Luisiana, uno de los estados sur de Estados Unidos, se está, literalmente, hundiendo. En

Leer más
Lista de nominados a Globos de Oro 2017

Ya conocemos la lista de nominados a la 74 edición de los Globos de Oro, los prestig

13-12-2016
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?