Engañado pero no defraudado

Jueves, 20 de Abril de 2017 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Engañado pero no defraudado

La atracción digital empezó por la petición general de una opinión-reflexión-sensación acerca de la expresión ‘espacio convergente’ por parte de Tere Ruiz. Una bobería que poco me gusta atender en la comunidad feisbuquera, pero como siempre he confiado en su seriedad y bienhechura desde que la vi interpretar a una prisionera torturada, en una coreografía de John Cordero, contesté con una palabra que no recuerdo: total no pensé que pasara algo. Después apareció un espectáculo promovido con la imagen de Tere Ruiz. El llamativo creativo consistía en tener de fondo un puente urbano, muy afortunado porque ha servido para que la circulación de automóviles no se interrumpa con el paso del tren. No me importó, ni puse atención en el posible título del espectáculo, solo busqué la fecha, el lugar y la hora.  vestigium1

El martes 18 de abril la propia artista me desengañó: ella no actuaría. Después de haberla visto en una breve intervención en “Quemar las naves”, versionada como “Cenizas del naufragio” a raíz del accidente que sacó del reparto a la protagonista Rominna Reynoso, he quedado expectante de una actuación suya. Aquéllo fue como con los toreros de sepa: con partir plaza hacen faena. Creo que la volví a ver un par de ocasiones cuando sucedía “No estacionarse, danza en movimiento”, a instancias de Juan Olvera Cordera y Daniela Camacho Trejo Luna a través de su grupo Anima Mundi, incluso con trabajos solistas, demostrando la capacidad que da principalmente la acumulación de juventud: templanza y contención para llenar de energía un espacio a fuerza de intensidad, inspiración y sinceridad sin reserva, y por supuesto dejar constancia inapelable de constante entrenamiento.

Pues sí actuó… pero no bailó. Un tanto a la manera com lo hiciera en un espectáculo multidisciplinar y maratónico, rodando totalmente desnuda por las escaleras del Patio Barraco de la Facultad de Filosofía. Atrás de un blanco macetón, apenas abarcando el diámetro con sus brazos, empezó a surgir desnuda. Cuando terminó de aparecer vestía una amplia falda blanca casi hasta el piso, acaso fuera un refajo. La cabellera azabache perfectamente alaciada. Manipuló una substancia blanca dejándola caer cual cascada hasta darle una consistencia grumosa que le dejó las palmas embadurnadas.  Hizo mutis y el macetón fue recorrido degradadamente quizá por el arcoíris LGTB. Quizá una muy abstracta alusión a la lámpara de Aladino por la diversidad de propuestas que Vestigium Arte Movil se disponía a presentar el martes 18 de abril en el foro del Museo de la Ciudad.   vestigium2

Apareció alguien muy próximo a un maestro de ceremonias, que más bien fue programador, pues invitó al público para que de una manera aleatoria estableciera el orden en que aparecerían los trabajos coreográficos. Para esto se valió de un aparatoso y estorboso joyero gigante, o cómoda, o cajonera cuya tapa mostró un espejo al ser levantada dándole calidad enigmática al personaje asomándose sobre él, permitiéndonos verlo de cabeza. Aunque para el propósito no deja uno de extrañar la expeditez de los papelitos doblados, sacados por una mano santa de una chistera o una esfera, y a otra cosa mariposa porque lo que uno quiere ver es danza.

Ha sido el primer ‘programa-en-proceso’ que he presenciado, digamos que una ampliación de ‘work in-process’. Idea que no me pareció del todo afortunada. Hasta la presentación de Óscar Sánchez la Diosa Fortuna estuvo del lado de Vestigium, por el remate del crescendo de la función: ése debió ser el número de cierre, y mucho lo pareció. Pero después vinieron dos actuaciones que resultaron comparativamente muy flojas. A este par le habría venido bien aparecer después de la primera actuación solista. Salvó esta comparación desventajosa, el remate colectivo rimado con el final de la actuación que cerró el espectáculo “Cuerpo a cuerpo”. No deja de ser una limitante para la mayor y mejor apreciación del espectáculo la carencia de un programa de mano para saber qué y a quién está uno viendo, no se diga como constancia referencial la utilidad de este documento.  vestigium3

Dos características vi prevalentes en “Cuerpo a cuerpo” del martes 18, quizá involuntarias: un intenso expresionismo y la homogeneidad del vestuario, como si hubieran aprovechado el mismo lote de ropa o coincidido en la selección de ‘outlet’; el primer número quedaría fuera de esta apreciación. No obstante la coincidencia expresionista, la diversidad creativa e interpretativa hace disfrutable diferencia. La primera redunda en multiplicidad plástica en el trazo escénico y la iluminación. Además, tampoco vi un casi obsesivo empeño en el virtuosismo técnico, mucho menos proezas corporales, que poniendo debida atención se advierte su presencia; ni humo para la creación de atmósferas, más bien construidas con intensidades lumínicas y difuminaciones, o la iluminación del polvo. El número interpretado por Óscar Sánchez hace punto y aparte en este programa esencialmente por su intensidad: en la creación del personaje, en la trama y en la correspondiente interpretación. Es un acierto la inspiración butoh y las artes marciales.

El último número que defendió oral y discursivamente la condición fémina por la criminalidad padecida, retóricamente se queda un tanto en el lugar común, sin que salve la actuación la convicción. Quizá debía procurarse una actualización de barbaridades, por ejemplo citar o aludir al juez que ha favorecido a Los Porkys: sus consideraciones de agresión sexual son antológicas; y/o el enredo entre jueces y tribunales que ha seguido la violada en un autobús de viaje queretano para fincar su denuncia: las argumentaciones burocráticas son auténticas perlas de indiferencia e infamia.  Otra situación que desfavorece el discurso ofrecido es la brutalidad escénica que lo precede. Es decir, esta coreografía implica permanentemente la característica ‘en proceso’.vestigium4 

Existe un orden mínimo que debe ser respetado para que las cosas funcionen y sepan bien: no se puede calzar uno los zapatos y después los calcetines; no puede uno salir sin haber entrado. Un programa escénico tiene que ir de menos a más, si se empieza por el número o cuadro culminante, el resto de la función ¿de dónde se agarra? Pues el miércoles 19 de abril, Vestigium volvió a darle primacía a la Diosa Fortuna en su “Cuerpo a cuerpo”, y el pastel resultó flan o al revés y además no cuajó o no levantó la levadura.  Diríase que empezó cerrando, con la susodicha interpretación de Sánchez, y así después del principio ya todo se quedó afuera. En la segunda edición, la 2017, de este evento hubo tres trabajos que muy bien harían función: “Lei”, de Gabriela Rodríguez, “Proceso de un instante”, y “Draka”, de Abil Meneses. Entre ellos habría cabido la intercalación de los demás trabajos sencillamente para que no naufragaran o poco pareciera que ‘nadaban de a muertito’. Hubo uno que pareció muy bien puesto para aprobar la materia. Para empeorar las cosas de esta ocasión, el azar prevé una interrupción-meditación con duración medida de dos minutos. El martes este ‘intermedio’ cayó después de la quinta actuación, de ocho; pero el miércoles el azar lo puso después del primer número: mandando a descansar al público cuando todavía no se había cansado. (¡gulp!)  vestigium5

Ya nada más como puntilla, la actuación del grupo Astillados de ruido con “Proceso de un instante” fue sin uno de los cuatro bailarines, y se notó, tan solo porque la coreografía está montada no con un grupo de cuatro, sino con dos parejas. En resumen, a este Espacio Convergente 2017 le habría ido casi muy bien nada más con la primera función. Cuando se tiene suficiente buen material, hay experimentos provocadores de los malos augurios que suelen encontrar convergencias propicias

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Un crecimiento para el Cuerpo Creador

Un crecimiento para el Cuerpo Creador
Al cuadrilátero erigido en el Centro Cultural La vía desde su debut le he visto inspiración y vocación en las artes marciales más que en las escénicas, y el sábado 27 de octubre el programa “Cuerpo Creador” me reafirmó en esta apreciación y convicción. Consecuentemente quien

Clandestinaje y clandestinidad

Clandestinaje y clandestinidad
El aprovechamiento de la indefinición limítrofe, judicial y geográfica, caracterizó el primer espectáculo escénico que conocí no sé si en el municipio de Corregidora. A la vera de la carretera de Querétaro a El Pueblito operaba un congal que ofrecía dos tandas nudistas, obviament

Especialización en tríos femeninos

Especialización en tríos femeninos
Agonía, pérdida, duelo, tres momentos de los cuales solo el primero es la realidad vivida por Azul, Ámbar y Amatista en “Polvo de hadas”, del dramaturgo mexicano Luis Santillán. Los otros dos también están apuntados en la sinopsis del programa general de la Séptima Cruzada Centr

La calle del Teatro

La calle del Teatro
En la calle más treatrera de Santiago de Querétaro un colectivo artístico ha abierto una Grieta. En ésta ha nacido La Corte Teatral. Aunque en fáctico receso, todavía cabría contar con La Caverna, El Mundo Hobbit y el Auditorio de la Casa de la Cultura ‘Dr. Ignacio Mena Rosales

Cerronazo

Cerronazo
  Sorprenden los artistas queretanos escénicos de teatro y danza. No recuerdo que hubieran cerrado un año con tanto ímpetu, riqueza, calidad y diversidad. Apenas me apoyo en dos terminaciones de temporada de Arteatral y en la cartelera de la compañía Imaginartes para este aserto

Los retozos entre Cristo y Buda; María y Elena

Los retozos entre Cristo y Buda; María y Elena
¿Hacia dónde zarpará esa nave, pues con sendas proas o popas, lo mismo se acercará o alejará? ¿O con su dirección cenital trasgredirá la gravedad con sus tres picos, quizá inspirados en una piñata con forma de estrella? ¿O a semejanza del aeroplano del piloto interpelado en el d

MAS QUE VER

Mar de poesía y danza

Es un mecer de danza y poesía dicha y cantada que no arrulla porque deleita y maravilla e

Leer más
Julio Verne tenia razon: hay mas agua en el planeta

Hace 150 años, Julio Verne imaginó un vasto mar que se extendía bajo la superficie de n

Leer más
Otro director mexicano a Hollywood

El cineasta mexicano Michel Franco, ganador en 2012 del premio del jurado en la sección

04-07-2014
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?