Banalidad existencial

Jueves, 25 de Mayo de 2017 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Banalidad existencial

No hay aviso ni advertencia que valga, la representación y actuación anunciada y presentada al público funciona o no funciona sea investigación o exploración o cualquier estado que la ubique en una situación de trabajo no terminado.

Un grupo de, quizá, cuatro o cinco estudiantes de Artes Escénicas de la FBA estrenaron “Para llorar”, de Lupita Pizano, en el auditorio Esperanza Cabrera, el domingo 21 de mayo, a las 17:00 Aunque la autora presentó la obra como una adaptación del minicuento ‘Instrucciones para llorar’, de Julio Cortazar, entre la narración del literato argentino y la dramaturgia de la novel artista queretana no existe semejanza perceptible.    llorar1

En la generalidad del texto señalado como inspiracional no está establecido que las lágrimas deban de ser particularmente femeninas, tampoco que su motivación ha de ser romántico-amorosa, menos de cierta identificación con un estrato o status social. Apenas a manera de excepción están apuntados los niños, sin que el género parezca relevante. Entra además el cronopio en descripciones físicas y fisiológicas que si no están omitidas en la actuación, es posible verlas incluso contrariadas o acaso imitadas fársicamente, y ciertamente con ánimo irónico. 

Una etiqueta reduccionista de “Para llorar” sería: la artificialidad inducida mediáticamente en las jóvenes. Obviamente se trata de chicas con posibilidades de intensa exposición ante una pantalla electrónica o cibernética. La protagonista, de quien no conocimos nombre, quizá para acentuar su universalidad, ve un único camino de validación existencial: tener una relación, algo así como la acumulación de ‘likes’ o ‘selfies’.

Mientras más deja de ser ella misma, adoptando una apariencia validada por la adopción generalizada, prospera en su capacidad para entablar relaciones. La superficialidad de éstas estaría apuntada metafóricamente en su incapacidad para llorar, o sea, experimentar emociones sinceras. En el colmo de la banalidad echa mano de un recetario para encontrar la fórmula del llanto. Algo contribuye en su consecución la caída en cuenta de tal artificialidad, siendo el descubrimiento material y literal de su rostro, con el retiro de los anteojos, la insinuación metafórica de este hallazgo. Por fin es ella misma, con toda la imperfección de su elemental capacidad ejecutante, y ahí permanece indefinidamente acompañada por ella misma rodeada de un rasgueo atónico. 

Después presenciamos otros videotrozos que seguramente han de corresponder a la investigación aludida por Pizano, también directora escénica de “Para llorar”. Ya que están experimentando ¿qué tal con un protagónico masculino?  llorar2

Me parece que todos conocemos el dolor físico y/o emocional, de cualquier manera he aquí las “Instrucciones para llorar”, de Julio Cortazar: “Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca. Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos."

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

A cada quien su cuenta y su tramo

A cada quien su cuenta y su tramo
Determinados y definidos como las piezas del ajedrez, así, sin lugar a desatinos, podemos dar el requiescat in pace (RIP) al libre albedrío. Es una de las líneas de interpretación de “Coloquio nocturno”, que podemos dar siguiendo la adaptación libre de Leonardo Cabrera de la obra

¿Se vale soñar?... ¡Soñémos!

¿Se vale soñar?...  ¡Soñémos!
Con una trayectoria de quince años en diferentes coreografías nacidas en o desde el Colegio Nacional de Danza Contemporánea, vimos dos sillas arriba del escenario en un círculo de luz. En/con ellas dos bailarinas iniciaron el programa “El sueño no debe terminar…” por parte de la

Mestizaje en proceso

Mestizaje en proceso
Tarda la definición y cuando llega la tardanza ha permitido apreciar algunas debilidades del desempeño actoral, y en cuanto es posible detectar éstas queda uno presto a tomar nota incluso de los posibles patinazos en el texto. Mientras no sucede la acción, ni siquiera la palabra, tien

Trilogía prescindible

Trilogía prescindible
La funcionalidad independiente de las tramas de “Fuimos bárbaros”, “Los paraísos verdaderos” y “Los delirantes” contradice su condición constitutiva de la “Trilogía del reino”, de Juan Carlos Franco. Las razones del autor para construir esta trilogía quedan un tanto pa

Sapiencia demencial

Sapiencia demencial
Los tres catres solo pueden ser de utilería, nadie yacerá en ellos, están muy chuecos y parecen muy endebles, construidos con material de desecho, ergo, se trata de sugerir un dormitorio colectivo falto de mantenimiento. También es visible una pequeña mesa cuadrada con carácter de es

La implacable intensidad emocional

La implacable intensidad emocional
Con la exigua, pero límpida, presencia de la palabra, la comunicación de los estudiantes del Colegio Nacional de Danza Contemporánea, a través del programa Diálogo entre Jóvenes 2018 resultó muy intensa los días 31 de mayo y viernes y sábado 1 y 2 de junio, aunque éste un tanto r

MAS QUE VER

Parece ser que “Space Jam 2” será una realidad

  Todo apunta a que Space Jam 2 está en los próximos proyectos de Warner Bros. Cuand

05-08-2015
Leer más
¿Por qué los hombres viven menos que las mujeres?

  La mayor esperanza de vida de las mujeres respecto a la de los hombres no es una nor

Leer más
La Biblia, clave para descifrar contraseñas

Las cuentas de las redes sociales pueden ser no tan seguras como se pensaba, sobre todo si

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?