La seducción del prestigio

Jueves, 22 de Junio de 2017 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

La seducción del prestigio

¿Qué torcido personaje interpretará ahora Jorge Maldonado? Desde el repugnante violador que no soporta y apaga la mirada de la violada mientras la ultraja en “Lomas de Poleo”, del dramaturgo juarense Edeberto Galindo, recuerdo a este actor como atinadamente especializado en la interpretación de personajes truculentos y desequilibrados. No he visto en Querétaro a ningún actor que interprete tan eficazmente personajes psicópatas dueños de hechos mortíferos y torturantes de mujeres, como lo ha hecho Jorge Maldonado: también está el apetecible galán seductor en sendas historias de “Dulces compañías”, del sinaloense Óscar Liera; por estilo se las gasta en “Jaque mate”, la adaptación/versión de Flor Moreno a “Muerte súbita”, de Sabina Berman. Mucho menos torcido también aparece en las pesadillas de la abusada niña protagonista de “La caja”, de Pamela Jiménez Draguicevic. Con similar eficacia lo he visto en algún personaje victorioso y conquistador en “Hamlet”; como abrumado psicólogo que termina en el diván entrevistado por el paciente en una delirante comedia puesta por el grupo Galatsia. También retengo aquella intervención muy rica en expresividad corporal dada a Mimo, el personaje masculino de “Homenaje a un ciego que abrió los ojos” por parte del grupo Imaginartes. tranza1

Convencido de que la mayor capacidad interpretativa del actor Jorge Maldonado está en los personajes inauditamente crueles y desalmados, y dado el título de la obra: “Pulsiones: tengo tantas ganas de odiarte”, asistí expectante al estreno el jueves 15 de junio en el teatrino del Patio Morisco del Museo de la Ciudad de Querétaro. Nada avisaba del evento y acontecimiento en el ‘vestíbulo’ del antiguo recinto capuchino; quizá éramos seis espectadores que presenciamos una pieza tan representativa de una cara de las relaciones en/de pareja, la íntima/amorosa, que me quedé esperando la mínima exageración teatral que me engañase con una muy verosímil falsedad. Quizá lo más interesante de la propuesta del grupo Rotten Teatral esté en la sugerencia de la universalidad urbana de la invasión/intromisión de la demandante rutina para la sobrevivencia económica, en la duplicación al momento de la escena. Es decir, una misma situación de pareja es actuada simultáneamente por dos parejas que comparten contemporaneidad. Pero la trama y conflicto han sido multirepresentados, y seguramente multivividos para dejarnos el sabor de teatralidad alguna. Cuántas veces no hemos escuchado la pregunta/reproche/desesperación/anhelo de ella: ¿todavía me deseas? Para meterle un poco de sabor al caldo, y validar la asistencia a un ‘estreno’ uno podría preguntarse: ¿hasta cuándo esa maldita dependencia emocional?

Circunstancialmente vuelve a ese escenario, los lunes, “Biutiful”, una adaptación de Omar Alain Rodrigo de “Después del desayuno”, de Eugene O’Neill, con el mismo tema, pero quizá veinte años después, con una actoralidad muy convincente y conmovedora por parte de Laura Corvera. Viendo las dos puestas tendríamos, accidentalmente, una precuela por parte de la primera escenificación comentada.

A la actriz Andrea Herrera la vi en “La más fuerte”, de August Strindberg interpretando un personaje que no pronuncia palabra alguna y dice tanto que derrumba a la monologante hundiéndola en ignominiosa victoria. ¡Cuánta apetencia deja por un cigarrillo! Con anterioridad como una de las malévolas parcas en “Dolores o la Felicidad”, de David Olguín, con inolvidable montaje de Ricardo Leal Velasco. Suficiente para acudir el viernes 16 al auditorio de la Casa de la Cultura ‘Dr. Ignacio Mena Rosales’ al enterarme que su nombre estaba ligado a “Tranzando caminos”. En una muy desairada función no la vi por ningún lado, pero en cambio volví a ver Rafael Sánchez y, sobre todo, a Martha Salazar. La tercia la completa un actor que ahora he visto por primera vez. Al primero lo recuerdo por primera vez en la primera temporada de la muy gloriosa puesta en escena de Teresa Patlán de “La que hubiera amado tanto”, de Alejandro Licona. (Todo primerísimo.) Su talla de presencia y voz son inconfundibles, sin embargo su ausencia no empata con su calidad. tranza2

La puntillosa comicidad tan Salazar de Martha vuelve a dejar huella con un personaje que pasa por dos vueltitas de tuerca: la amiga a quien le hace el paro de sustituirla se dedica al sexoservicio y el alterne de alcoba, y que en ese ámbito entra a competir con ella, pues se ha ausentado apostando por un alterne de perspectivas más seguras y ventajosas. Es decir, la amiga gana por partida doble administrándose con la sustitución. Al entretenimiento del enredo se aúna el enderezamiento de la truculencia corruptiva por pérdida circunstancial de su pertinencia. Al final la reemplazante sale ganona por su habilidad y racionalidad discursiva en temas socioeconómicos. Una trama y una representación que probaría seguramente mejor suerte en espacios escénicos más constantes como por ejemplo el Centro Cultural ‘La Gaviota’.

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

El trazo del principio

El trazo del principio
¿Se suicidó?, ¿apuntó mal? Ahí, Marce, ahí córtala. No metió ahí el final. La tuvo y la dejó pasar: la vuelta de tuerca que hubiera amarrado tan bien con el inicio, y relegado a la irrelevancia tanto lugar común de “Eternamente”, en el ‘Esperanza Cabrera’, el viernes 11

Ficcion verdadera, engaño asustado

Ficcion verdadera, engaño asustado
Hay un cambio en la gestión teatral cuya sensatez es tan obvia que lo hace imperceptible, pero resulta muy apreciable: la constitución del repertorio. Por años muchos grupos queretanos estrenaban un montaje y después de la primera temporada ese trabajo pasaba a reafirmar la efemeridad

Tráemelas a mí… como tu abuela

Tráemelas a mí… como tu abuela
Llega un momento en que parece solo resta una cosa por hacer: morir. No obstante su nada inesperado acaecimiento la sensación de vacío, de pérdida, de irreparabilidad, de inermidad ante el inefable paso del tiempo son sensaciones que nos abrazan, extrayéndonos la nostalgia como consuel

Ajusticiamiento farsico

Ajusticiamiento farsico
Un gatillazo a la nostalgia y una demostración de repertorio por parte de Arteatral, Compañía Universataria de Teatro, con la reposición de El cántaro roto, de Heinrich von Kleist, en la Casa de la Cultura ‘Dr. Ignacio Mena Rosales’, con la dirección de Manuel Puente. Recordaba q

Dramaturgos, dramaturgia queretanos ¿hay?

Dramaturgos, dramaturgia queretanos ¿hay?
La primera vez que en 2016 El Jacalón abrió las puertas al público, no fue para recibir espectadores. Poco después del saludo, la noche del 22 de enero, uno de los dos dramaturgos que presidieron “Somos escenas, nuevas direcciones del teatro” afirmó que la dramaturgia es un géne

“Aletheia sigue”, Bárbara Alvarado

“Aletheia sigue”, Bárbara Alvarado
No presté atención al título del trabajo, era una invitación de la coreógrafa Bárbara Alvarado y seguramente valdría la pena conocer lo que se dispusiera a ofrecer al público. Poco ruido, pero algo, me hizo la nula alusión a Aletheia, Cuerpo escénico de México, la compañía fun

MAS QUE VER

Dwayne Johnson como Hobbs en “Fast 8”

El actor Dwayne Johnson ha publicado vía Instagram una primera imagen de su per

14-07-2016
Leer más
10 mil años para sufrir cambios drásticos en la tierra

Científicos dedicados a la investigación del clima, han señalado en un nuevo estudio qu

Leer más
Pinturas rupestres con ovnis y alienigenas en la India

El departamento de arqueología del estado indio de Chhattisgarh, ha decidido recurrir a l

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?