Aniversario sin velitas ¿con veladoras?

Jueves, 31 de Agosto de 2017 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Aniversario sin velitas ¿con veladoras?

Como no soy teatrero y sí muy mal mexicano no sé, ni me gusta, improvisar, así me quedé sin conocer “Loira”, de Xavier Villanova, programada el sábado 26 de agosto a las 17:00 horas en el Museo de la Ciudad de Querétaro, sede de las quince ediciones de la Joven Dramaturgia. Al llegar a las 16:30 ni a la banqueta subí cuando fui enterado por el policía del ordenado alrevesamiento. Al decir del director artístico del festival, durante la entrega de los boletos gratuitos habría sido informado que la correspondiente lectura dramatizada por parte de Mariza Hernández Polo y María José Delgado se efectuaría en el CEART precisamente al momento en que sucedía mi mortificante enteramiento. [Todavía la puedes alcanzar… apenas algo empezada. Mhmm, ¡cómo no!] El orden de los tres eventos de la tarde sabatina fue cambiado: ¡Qué cerrojazo quinceañero! Claro que para una edición que ya había recibido carpetazo presupuestal reductivo, el que haya acaecido es victoria y gigantesca ganancia. Además para el ritmo ‘patas-pa’rriba’ que priva actualmente en Querétaro ¿cuál es la sorpresa? Hay que jalar parejo pues por primera vez la administración municipal puso algo más que las cuatro paredes, los focos y las gradas: la publicidad radiofónica nada menos y nada más que del Alcalde Cercano. ¡Qué tal! fjd1

Quizá la lectura entre líneas de la actuación de la secretaria de cultura es la repercusión más trascedente que se puede derivar del Festival de la Joven Dramaturgia 2017. Tras dos hechos próximos y consecutivos advierto una distanciamiento de la licenciada Paulina Aguado de la comunidad artística integrada por los teatreros queretanos, tanto los aquí surgidos como los arribados y arraigados. Primero la muy confusamente convocada segunda Muestra Estatal de Teatro, con sus consecuentes atropellos y propiciamiento de discordias. Segundo dentro del mismo semestre, el susodicho festival acaecido tras el previo anuncio de su cancelación. El que este quinceañero evento haya sido anunciado en dos meses diferentes, julio y agosto, en la revista gubernamental “Asomarte” sería palmaria demostración del desorden y los titubeos prevalentes en la secretaría nacida en la administración gubernamental que está por cumplir dos años en ejercicio. ¿Cómo es posible inventar un tambaleante evento, la MET, y pasarle la guadaña a otro que prácticamente camina solo y con trascendencia nacional, siendo ya una cita anual agendada y anhelada por los jóvenes teatreros que no dejan de brotar, sorprender y asombrar en cada edición? Bienvenidas las nuevas proposiciones para la actividad teatral, pero el municipio del centro ya es sede de tres eventos de probado acierto organizativo y convocatorio: el Festival de la Joven Dramaturgia, el Encuentro Internacional de Teatro Alternativo y de Investigación, y la Cruzada Central por el Teatro. ¿Para qué repartir las reducciones presupuestarias entre más eventos, o peor aún, estrangular los existentes? El MET no nace desde el interés de los artistas, como es el caso de los tres eventos apuntados, pero además con consecuencias disruptivas. ¿Cuánto teatro hay fuera del municipio central, amén de las carencias de infraestructura física en éste? En el foro del Museo de la Ciudad de Querétaro ha vuelto a llover. (sic) fjd2

Lo anterior sin darle significación, que ha de tenerla, a la ausencia por primera vez después de catorce ediciones, tanto en la inauguración como en la clausura, de la primera autoridad cultural estatal: a la inauguración 2017 el representante no ofreció las palabras de la titular; a la clausura asistió la ausencia total. Ni como coordinador del Coneculta, ni después como director del Instituto Queretano para la Cultura y las Artes, el licenciado Manuel Naredo Naredo faltó a las citas, otro tanto hizo la licenciada Laura Gabriela Corvera Galván a la cabeza del IQCA, incluso aguantó la lluvia bajo techo. Todavía sin el cargo de secretaria, la licenciada Aguado encomió y se declaró favorable a todo apoyo para el FJD, dada la capacidad de convocatoria demostrada y los alcances logrados en favor de la creación dramatúrgica. Hoy priva el distanciamiento, más allá de la sonrisa y el saludo, que permite entender desinterés, desgano, incomprensión e incompetencia.

Pero, ¿¡qué de la joven dramaturgia!? Pues haciendo gala de capacidad de convocatoria, quienes corren con la responsabilidad directiva del FJD lograron la colaboración, por ejemplo, de la Licenciatura en Actuación de la FBA-UAQ y Atabal Creación Artística, A.C. y así privó el nivel de normalidad de otras ocasiones. Me impuse presenciar únicamente las lecturas lográndolo con cuatro de seis. Ciertamente un texto dramático está hecho para ser apreciado a través de la acción, así es como he aprendido a hacerlo. Tan solo con la lectura me resulta muy difícil. Sin embargo, me parece que en 2016 se presentaron más textos cuyas composiciones y temáticas me dejaron la sensación de un agradable momento, bien por reflexivo, por humorístico e ingenioso, por evocativo. Esta vez ha privado una propensión autobiográfica, con un dejo de fluir de conciencia que abriga, explica y/o justifica una despreocupación por hilvanar continuidades, menos causalidades, sin que la instalación en un contexto onírico resulte del todo suficiente. fjd3

“Fisuras”, de Juan Carlos Delgado, por la tensión planteada entre los personajes y de estos con su entorno así como con la propia individualidad, es el único trabajo de los cuatro que presencié que desearía conocer en un montaje formal. “Quien salte primero”, de Jazmín Montes de Oca, me resultó tan interesante e intrascendente como una charla de peluquería; el tema no despierta interés por más expectación intente uno invertir. Empeora las cosas el acompañante de la protagonista, sin ninguna fuerza escénica. Si le hubieran dado una cubeta y un trapeador habría entendido mejor su presencia. “Y la guerra sigue”, de José Emilio Hernández, es un trabajo unipersonal con agradables pinceladas de humor a fuerza de ironías sobre las propias circunstancias y andadura existencial. Por lo menos queda uno con el interés por conocer más en el escenario al intérprete, Luis Rubio Díaz; que no se debe nada más al acierto de dirección de Jean Paul Carstensen, quien reafirma la fiabilidad que se ha forjado. “Sonría”, de Iván Arizmedi, se antoja como una enorme ensalada de ‘pesadillas’ y ´profundos miedos’ harto impenetrable. ¡Qué desperdicio de la enorme capacidad histriónica de un reparto muy competente dirigido por Andrea Rodríguez!

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

La implacable intensidad emocional

La implacable intensidad emocional
Con la exigua, pero límpida, presencia de la palabra, la comunicación de los estudiantes del Colegio Nacional de Danza Contemporánea, a través del programa Diálogo entre Jóvenes 2018 resultó muy intensa los días 31 de mayo y viernes y sábado 1 y 2 de junio, aunque éste un tanto r

Bordeando límites

Bordeando límites
--Ésta es la primera vez que les va bien--, destacó sorprendido quien obligadamente ha observado el transcurrir de las nueve ediciones anteriores del Encuentro Internacional de Teatro Alternativo y de Investigación en el Museo de la Ciudad de Querétaro. Después de la segunda quedé co

Cerronazo

Cerronazo
  Sorprenden los artistas queretanos escénicos de teatro y danza. No recuerdo que hubieran cerrado un año con tanto ímpetu, riqueza, calidad y diversidad. Apenas me apoyo en dos terminaciones de temporada de Arteatral y en la cartelera de la compañía Imaginartes para este aserto

Simpleza teatral y no tanto

Simpleza teatral y no tanto
No es su mero mole, sino uno de sus moles más moles de los Cómicos de la Legua: el teatro clásico español. Han repuesto La fablilla del secreto bien guardado por enésima vez, y por igual repetición les ha quedado delicioso el programa que actualmente tienen en cartelera. Con cómicos

Que veo lo que digo, que digo lo que veo

Que veo lo que digo, que digo lo que veo
La inconformidad, la exploración y la recreación suelen caracterizar al artista, el escénico lo deja entrever con la reposición de montajes. Tampoco es novedoso que su propio acierto torne en una cima a superar. En esta ocasión es un tanto el caso de “Que me dice y que le digo”, d

Taches y palomota

Taches y palomota
El centro frontal de un desnudo femenino me sugería una llamada de atención publicitaria lo suficientemente escandalosa para no prestarle atención, sin que el título del trabajo le fuera a la saga: “Un café después del sexo”. Es decir, se trataría la explotación del morbo. Ni s

MAS QUE VER

Surca la Gazpacho humor y reflexión sin dejar el amor

A la capitana Gazpacho la conocí en Veracruz, lejos del mar, enérgica y disparatada, de

Leer más
“Eso” la adaptación encuentra a su Pennywise

El argentino Andrés Muschietti (“Mamá”) ya ha encontrado a su Pennywise. Y

06-06-2016
Leer más
Científicos podrían haber descubierto la solución contra el hambre

El desequilibrio entre el rápido aumento de la población mundial y la imposibilidad de a

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?