Integridad destacada sin roturas ocultas

Jueves, 07 de Septiembre de 2017 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Integridad destacada sin roturas ocultas

Más raudos que veloces dos jóvenes descalzos, envueltos en vistosos leotardos, salieron del Colegio Nacional de Danza Contemporánea para enfrentar a un grullero en la esquina de Sierra de Tilaco y Sierra de Zamorano, puesto a levantar el automóvil de su madre, quien había presenciado el correspondiente examen técnico de Óscar y Hugo Sánchez. La presencia del primero bien podía intimidar al más osado, y siendo autoridad inspirar reto. La talla y el desarrollo corporal de Óscar desde entonces, y desde siempre, ha sido sobresaliente. Bien lo aprovecharon una o dos compañeras estudiantes para crear y montarle coreografías. Solo recuerdo aquella donde aparecía casi como centro del Sistema Solar, brillantísimo, áureo, por momentos sugiriendo desnudez, con unas evoluciones y movimientos que imponían y permitían un enorme lucimiento sensual y técnico. Calacs1

Desde entonces privaba en él la ausencia del envanecimiento que la juventud y la admiración muy bien explicarían y justificarían. Quizá por esta razón muy poco, nada, se ha prodigado en el exhibicionismo o el deslumbramiento.

Lo volví a ver esporádica y accidentalmente fuera de las aulas, en pasillos y espacios abiertos, de la Facultad de Bellas Artes. Me quedé con la impresión de que no egresó, menos se graduó, del CNDC. Tras prolongadísimo intermedio lo aprecié con admiración invitado en un programa de Vestigium, ‘Cuerpo a Cuerpo’, interpretando “Draka”, de Abil Meneses (http://www.raza.com.mx/eclectica/el-espectador/4714-enganado-pero-no-defraudado). Ó. Sánchez me convenció de ser un artista a quien hay que seguir, siquiera por su honestidad y sinceridad creativas. Siempre existirá el riesgo de que no lo convenza a uno su trabajo y desempeño escénicos, que no ha sido el caso con “Resiliencia / kintsukuroi” que Le Calac’s presentó en el foro del Museo de la Ciudad de Querétaro el 1 y 2 de septiembre. En el programa de mano el autor nos plantea una ventana sobre las rupturas, las marcas y las cicatrices como impasibles testigos (¿testimonios?) de la experiencia humana, que cabría destacar más que ocultar. Al final de la función, sin previo aviso, coloca cuatro sillas en el escenario para exponer el proceso creativo, pero sobre todo para convocar cuestionamientos. Fluyen entonces experiencias y emociones personales de los intérpretes de las que se confiesan ignorantes hasta antes del montaje, ¡e incluso apenas han conocido en la función misma! Al respecto Óscar se declaró proclive al surgimiento de las emociones llevadas y alcanzadas precisamente a través del proceso de la trama: “No quise que fueran actos preparados con el ensayo”.  Calacs2

Hay una escena en que uno de los dos personajes femeninos es atormentado mediante manipulación (no ha sido tocada físicamente), hasta que en un instante de coraje y hartazgo empuña un bastón, valora sus posibilidades agresoras, y emprende carrera contra el manipulador-torturador, le atiza un golpe rompiéndole el palo en la cintura, volando un pedazo hacia la pared. La metáfora manipuladora mediante el libre y caprichoso jugueteo con una taza resulta muy clara y creativa. Los tazazos tampoco parecen ensayados, pues se atinan poco.  Terminan arremansando las tazas, como cuando a los niños les imponen recoger su tiradero al final del día o antes de irse a la cama. Este pasaje con las tazas es el que más permite suponer que unos adultos se han permitido jugar cual rapaces, y para no ser menos terminan a la greña. Sólo faltaría que ‘las cortaran’. Al decir del autor, con las tazas se propone también la multiplicidad de fragmentos constitutivos de la vida desde el hecho mismo del alumbramiento. El continuum de vigor e intensidad mantiene la atención, sobre todo rematado contrastadamente con la simplicidad infantil que concita a la calma y la conviabilidad. Quizá el mayor logro, y que mucho se agradece, de “Resiliencia / kintsukuroi”, es la proyección de la franqueza de sentimientos por parte de los cuatro intérpretes, respaldada por una convicción en la preparación y en la reflexión de vida sin que el temor al riesgo los detenga.

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

La necesidad del problema

La necesidad del problema
La gracia y la creatividad de la puesta en escena de Una terapia sin causa empiezan con el muy simpático cartel, y queda garantizado el ingenioso y agudo entretenimiento al saber que la produce el grupo Galatsia. Su acierto empieza con la selección de Jorge Maldonado como el psiquiatra W

Esponsales aconsejables

Esponsales aconsejables
Ya me he declarado muy influenciable por la primera impresión, para bien y mal: lo que empieza bien no puede ir a menos y viceversa. Posición poco fiable ante artistas debutantes. El caso es que tomé nota de Romina Barbeitia en 2013 dentro del “Martes de carnaval”, de Ramón del Val

De la 244 a la 4 pasando por la 99

De la 244 a la 4 pasando por la 99
Un recorrido sin rutas pero con funciones iniciado el jueves 19 de febrero a las 20:30 horas en el auditorio del Museo de la Ciudad de Querétaro y concluido el sábado 21 en el Mesón de los Cómicos de la Legua cerca de las 22:30, con estación intermedia en el Cine-teatro ‘Rosalío So

Retratados por los enredos

Retratados por los enredos
Cuántas mezquindades y vilezas afloran en torno a un moribundo cuyo encefalograma permanece tan plano, o casi, como el papel en que se registra, o da cuenta, de la inactividad cerebral del interfecto, máxime si es condición de hospitalizado, y sin embargo nos divertimos gracias al medid

Publico y enterados

Publico y enterados
Muy deseable que no hubieran compartido calendario para apreciar la brevedad de sus temporadas, pero VeOzDanza y Ciudad Interior trabajaron al mismo tiempo en el Teatro de la Ciudad y el museo de mismo apellido, respectivamente, los días 21, 22 y 23 de noviembre. Me incliné por la prime

La magia del realismo de Elena Garro

La magia del realismo de Elena Garro
  Continúa Elena Garro, la autora poblana, bien amada, admirada y mejor puesta en el escenario queretano. Figura en las andanzas de los Cómicos de la Legua cuando la compañía universitaria, con el montaje de “La mudanza”, representó a Querétaro en la Muestra Nacional de Tea

MAS QUE VER

Predice los resultados del Mundial

Un grupo de científicos del equipo de Sistemas Inteligentes y Robótica en la Universidad

Leer más
Condenación amorosa

Narciso Arsen se solaza en la contemplación de su persona, recorre embelesado todas sus l

Leer más
El maquillaje en el embarazo afecta el Intelecto del niño

Un grupo de científicos de la Universidad de Columbia de Nueva York revelan que las susta

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?