Que veo lo que digo, que digo lo que veo

Jueves, 07 de Diciembre de 2017 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Que veo lo que digo, que digo lo que veo

La inconformidad, la exploración y la recreación suelen caracterizar al artista, el escénico lo deja entrever con la reposición de montajes. Tampoco es novedoso que su propio acierto torne en una cima a superar. En esta ocasión es un tanto el caso de “Que me dice y que le digo”, dramaturgia y dirección de Jorge Martinoli, en el auditorio Esperanza Cabrera, recinto histórico donde fue su estreno  –febrero de 2013--  tres temporadas atrás. En esta cuarta echo de menos la gallinácea construcción de Doña Meche. La imitación que hacía la actriz María Menéndez del contoneo y movimiento de cabeza de una gallina resultaban simpatiquísimos en el carácter rogón, encimoso, insinuoso e ingeniosamente mano larga de esta vecina cuyo marido se encuentra desocupado y queriendo vivir de fiado, por lo menos la carne en su mesa. quedigo1

Tras la presentación de un ambiente pueblerino y popular, un tanto tendiendo a vecindario urbano, mucho el primer impacto actoral lo hace Doña Meche interactuando con Doña Lucha. Así, muy pronto, el público es capturado y ‘metido’ en el escenario, en la vida de esa comunidad. La capacidad histriónica de la actriz Estefanía Méndez Bocanegra es innegable, poco o nada deja descansar a Alexa Bla que finge sordera a todas las incisivas insinuaciones, y no tanto, de Doña Meche a Doña Lucha. Sin embargo a aquella gallina, con su voluminoso y suculento trasero, a lo payasito de crucero, ya no la vi.

La distancia en los estamentos sociales entre Doña Chole y Lourdes parecía más remarcada anteriormente. Tenía la carga dramática del engreimiento de superioridad por parte de la primera, pero a su vez exhibido como mojigato y santurrón. La otra sugería aceptar la carga de su inferioridad por pobreza y falta de instrucción, resultando ésta diferenciada de ignorancia, cuantimás de raciocinio. Resultaba gracioso, y un tanto vuelta de tuerca, el cambio de posiciones en la estratificación a partir del desvelamiento de la hipocresía, en aquel caso una religiosidad de apariencia y conveniencia más que de convicción. Ahora la interacción entre estas dos mujeres sale adelante meramente con la capacidad histriónica y cómica de Martha Salazar y Mara Yáñez Ayala, sobre todo con sus exageraciones fársicas. Esta vez el descabezamiento del santísimo lo vi muy burdo, muy forzado. Arrojarlo al aire para que se rompa no tiene nada que ver con el  descuido y la torpeza anteriores. quedigo2

También echo de menos al gringo bobo, al niñote con su camisa de luto hawaiano, aunque no deje de ser mangoneado por la vivales de Doña Meche, a quien poco le falta para birlarle las calcetas sin quitarle los tenis.

Las andanzas adúlteras de Don Claudio tenían la fuerza de la vuelta de tuerca que representaba el ser involuntaria y sorpresivamente homosexuales, sin que fuera claro qué relaciones sexuales estaban sucediendo. Amén de la profanación que implicaba tal encuentro en la sacristía, o sitio equivalente. Ahora tanto se dispone y regodea el esposo de la engañada Lourdes en la felación que le resta peso a la sorpresa-confusión. Aunque la procacidad de asimilar el semen con un yogur resulte una degustación más o menos graciosa y proteicamente provechosa, no deja de salirse de tono si el tema del guion es precisamente el adulterio, tanto como la excesiva duración de la escena. Tan convincente es la interpretación de Alexandro Fuentes que podría terminar poco después del parlamento aludido.

Tampoco vi el fanatismo futbolero que antes tan bien caracterizó a esta comunidad de casi cualquier rincón del país. quedigo3

Tratándose de parodiar nuestra cotidianidad cabe preguntarse cuánto estaría el autor trabajando para el graderío con un gringo caracterizado con pelos de ixtle, una descomunal corbatota roja casi hasta la entrepierna y una camiseta diciendo ‘Juntos make Querétaro great again’.  Por otra parte inmiscuir el levantamiento del ambulantaje en la alameda Hidalgo de Santiago de Querétaro con los reclamos de Doña Lucha contra el tianguismo y el comercio callejero enfrente de la fachada de su casa y en la acera que tanto asea, apostándose tras la escoba para fisgonear a sus vecinos.

Sin la posibilidad de la comparación y con las peculiaridades de la actualidad, la tela de dónde cortar para “Que me dice y que le digo” parecería interminable e inagotable.

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Los escurridizos

Los escurridizos
La programación teatral del 5º Encuentro Transdisciplinario Imaginartes presentado del 10 al 16 de diciembre en su espacio sede del foro del Museo de la Ciudad de Querétaro, poco me sedujo ─ya conocía las muy meritorias puestas en escena de “Hikari” por el grupo Barón Negro, “

Más ‘conversatorio crítico’ escrito

Más ‘conversatorio crítico’ escrito
“Pasajeras de la vida”, de Rubén Pires, es una de las obras que estando en cartelera queretana estuvo invitada el lunes 21 de septiembre en el programa teatral del Encuentro Internacional de Teatro Alternativo y de Investigación. El echar mano de la cartelera en curso para armar otro

El paso desgraciado con parodia turistica

El paso desgraciado con parodia turistica
Al diablo el punto com para contar con ‘noches de apariciones queretanas’, ni ‘leyendas y mitos de Querétaro’. El google maps es un ‘testigo del pasado’. Cada fin de semana el Centro Histórico es una caja de Pandora con sus calles inopinadamente cerradas. Son órdenes de arri

Polifonia amorotica

Polifonia amorotica
De aquel baúl con saldos, en el Museo de la Ciudad, siempre me detenía en los minilibros de cinco pesos. ¿Un cuento de Octavio Paz? De su poesía muy pocos pedacitos logro saborear; del dichoso “Laberinto de la soledad”, tres veces no he logrado traspasar la veitena de páginas. No

Humor estrujante

Humor estrujante
Me despedí temprano del teatro 2017 un tanto para conservar la grata sorpresa brindada por tres puestas en escena --“Cabaret Necrópolis”,  “Los fantasmas de Frida” y “Todos somos Leonardo”--  que conocí gracias al IV Encuentro Transdisciplinario Imaginartes en el f

Taches y palomota

Taches y palomota
El centro frontal de un desnudo femenino me sugería una llamada de atención publicitaria lo suficientemente escandalosa para no prestarle atención, sin que el título del trabajo le fuera a la saga: “Un café después del sexo”. Es decir, se trataría la explotación del morbo. Ni s

MAS QUE VER

¿Qué harías si tuvieras una máquina del tiempo?

Paramount Pictures y Platinum Dunes, han revelado el primer tráiler de su película, “W

19-12-2013
Leer más
Celebran el 125 aniversario del natalicio de Adolf Hitler

La celebración del aniversario de Adolf Hitler por 200 neonazis, ha provocado una ola de

Leer más
Las mujeres y el Zodiaco

Los signos del zodiaco pueden decir mucho sobre nuestra personalidad y nuestra forma de ve

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?