Cimentación cincuentenaria

Jueves, 12 de Julio de 2018 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Cimentación cincuentenaria

«Prodigalidad y fecunidad» sería mi respuesta para describir con dos palabras a los maestros Smythe, actores que el martes 3 de julio, en el Mesón de los Cómicos de la Legua, han celebrado cincuenta años de haber pisado por primera vez un escenario, donde muy poco los he visto. En verdad mucho me tardé en hacerlo. En el desarrollo y apogeo del Festival de Teatro Estudiantil llegaron a resultarme un referente mítico. Muchos desempeños sobresalientes remitían a la formación y enseñanza que brindaban esos maestros cuyo apellido se antojaba de ortografía y pronunciación inusitadas. Entre esos destacados recuerdo a Enrique Guillén obteniendo dos primeros lugares consecutivos, y a Cecilia García con un emotivísimo monólogo que mereció una casi reprimenda por parte de la actriz Luisa Huertas a nombre del jurado nacional de la etapa final del Festival, que así en realidad era concurso, señalándola como egoísta o pagada de sí misma ya que el teatro es una labor de conjunto, como si la dirección, la dramaturgia, la escenografía y el vestuario no tuvieran autoría. Paradójicamente tal jurado tenía carta abierta para designar distinciones en actuación. Era una época del Festival en que reiteradamente se premiaba el teatro ‘bonito y/o deslumbrante’ montado por Alonso Barrera y las costosísimas producciones del ITESM-QRO. smythe1

Enrique Guillén fue fundador y promotor, con Alejandra Segovia, de Galatsia Teatro, grupo que arrancó muy exitosamente con “Amorosos amorales”. Continuó captando la atención del público con textos del dramaturgo Antonio González Caballero, como “El plop”, con la dirección escénica precisamente del maestro Guillermo Smythe. Del mismo autor guanajuatense fue igualmente acertado el montaje de “¿Quiere usted concursar?” Se despidió de Galatsia con el montaje de “Ni princesas ni esclavas”, de Humberto Robles. El grupo permaneció casado exitosamente con el dramaturgo distritense, resultando esta obra casi emblemática, pues con ella recorrieron numerosísimos escenarios. En el estreno de esta obra fue destacadísima la prostituta-trabajadora social encarnada-interpretada por Carlos Rocha, niño travieso, rechazado en todas las escuelas primarias queretanas y rescatado por el Teatro y la formación-atención de la maestra Lupita Smythe. Muy bien recibido en Sudamérica fue Galatsia con el montaje de “El rastro”, de Elena Garro, con la dirección escénica encomendada a la maestra Teresa Patlán, y un Adrián Barajas en superlativo por parte de Enrique Guillén. Este actor fundó el grupo XTeatro, concentrándose más en la dirección cuyo resultado más completo y mejor aceptado ha sido “Norma”, puesta en escena donde vuelve a brillar Carlos Rocha como esposo y padre, personaje que actúa únicamente con la presencia durante el casi cien por ciento del tiempo, y en un momento climático, sin ningún gesto, deja caer una o dos lágrimas: ¡absolutamente sublime! Galatsia Teatro recién en junio terminó temporada de estreno con “El cielo en la piel”, de Edgar Chías, con enorme fuerza pro la causa dentro del feminismo. A Cecilia García, ya madre de una criatura de cinco o seis años, la vi en La Cartelera como una enormemente conmovedora y estrujante secuestrada que durante la tortura es mutilada con una sierra. La herramienta nunca la vemos, la sangre tampoco, ni oímos alaridos pero quedamos convulsionados a partir de la encarnación entregada por Cecilia. Quizá por polifacético y brillante, Raúl Ángeles sería, hasta la fecha, el logro cum lauda de los maestros Smythe, únicamente la originalidad creativa de este joven artista supera su capacidad interpretativa. smythe2

En otra faceta de la formación impartida y la fundación prodigada los maestros Smythe suman en su trayectoria el nacimiento y sostenimiento de la compañía La Gaviota con producciones enormemente espléndidas con la dirección del maestro Memo. Fuerte impacto y gratísima agradabilidad ha dejado por la intriga e intensidad dramática, tanto como por la calidad interpretativa de los elencos seleccionados, notablemente con: el sorprendente thriller psicológico “Criminal”, del bonaerense Javier Daulte; “Alaska”, cargada de facetas amorosas, del dramaturgo distritense Gibrán Portela; y las loquísimas relaciones humanas de “Las tremendas aventuras de la capitana Gazpacho, o de cómo los elefantes aprendieron a jugar a las canicas”, del dramaturgo queretano Gerardo Mancebo del Castillo Trejo; casi un ‘tour de force’ la amplitud de variedad temática y demanda de tonos dramáticos.

Otra muestra de la prodigalidad y fecundidad de los maestros Smythe la conocí en el Mesón de los Cómicos de la Legua, cuando la maestra Lupita casi enciende una revolución de alegría y desbordamiento musical-infantil en pro de la ecología en ocasión de otra celebración cincuentenaria, propia de la compañía universitaria, con una magna presentación de “Fauna rock”, de dramaturga distritense Leonor Azcárate; la confusión, convulsión y contagio de platea y escenario fue total. En el mismo escenario encendieron la polilla incentivando y provocando la animosidad de los maestros y maestras jubilados con diversas adaptaciones.

Para apreciar la capacidad y calidad interpretativa de Memo y Lupita Smythe, que seguramente muy poco dan cuenta de sus cincuenta años escénicos, me contenté y convencí a través del personaje protagónico de “El padre”, del autor sueco August Strindberg, con el grupo Espektros de Omar Alain Rodrigo; y la maestra Lupita como la madre de un irredento hijo drogadicto en “Almas que mueren”. Muy plausible y de agradecerse la contención melodramática. amythe3

Aquel depredador cultural que, no sin antes apostillarnos de queretontos, finiquitó el Festival de Teatro Estudiantil sin inaugurar una ‘Ciudad de las Artes’ de la que solo conocimos discursos, señalamientos de tránsito y maquetas gráficas ha tenido la trascendencia del teatro ‘bonito’ y los montajes ‘esplendorosos’, pero quienes lo cimentaron con arte, talento, sinceridad, respeto y amor al escenario han perdurado, como los maestros Memo y Lupita Smythe y las muy fehacientes muestras de su prodigalidad y fecundidad.

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Masacrar la masacre

Masacrar la masacre
10:40 hora inusual para la convocatoria a un espectáculo, que siendo performático pudiera tener una significación histórica o intencionalidad social. “Poética de la masacre”, de John Martín Cordero Peralta, catedrático de la FBA-UAQ, presentado por Vestigium Arte Móvil A.C., co

Sobre olas y papirolas

Sobre olas y papirolas
Con “Entre vértices ar(t)istas”, “El conjuro” y “El tesoro escondido” Arteatral, Compañía Universitaria de Teatro ha continuado, cual segunda parte, con su primera temporada 2017 de presentación de producciones escénicas. “Entre vértices ar(t)istas” es una creación

La primera impresión de Leonardo Cabrera

La primera impresión de Leonardo Cabrera
La buena impresión de la primera vez es capital, por esta razón, desde que vi a Leonardo Cabrera como el profesor, en “La lección”, de Eugene Ionesco, varios han sido los personajes que he visto cobrar atinada vida gracias a su responsable entrega y capacidad histriónica. Desde que

La desgarrada familia

La desgarrada familia
¿El síndrome del “Viaje superficial”, del guanajuatense Jorge Ibargüengoitia? Una residencia patriarcal de aire solariego. Un patriarca como eje de la vida y trama de los personajes que concita. Un patriarca con una vida a esconder, aparentando venerabilidad ejemplar. Tres parejas r

Simpáticamente desvergonzada

Simpáticamente desvergonzada
El búcaro no es un bicho, ni un estado de ánimo, tampoco un compañero de juego inventado por un niño en su lúdica y aislada soledad. Vencido el ánimo adivinatorio, esta ignorancia genera el atractivo del misterio para acercarse a conocer “El búcaro azul”, de Hernán Galindo, en

Cimentación cincuentenaria

Cimentación cincuentenaria
«Prodigalidad y fecunidad» sería mi respuesta para describir con dos palabras a los maestros Smythe, actores que el martes 3 de julio, en el Mesón de los Cómicos de la Legua, han celebrado cincuenta años de haber pisado por primera vez un escenario, donde muy poco los he visto. En ve

MAS QUE VER

“Crucifican y queman” a un separatista pro-ruso

Un impactante video muestra a milicianos neonazis ucranianos del Batallón Azov, crucifica

Leer más
¿Cuál es el “emoji” más popular a nivel mundial?

El “emoji” más popular utilizado en el mundo es el conocido como “rostro con lágri

Leer más
“Waterrevive Blue”: un producto para rescatar tu Cel. después de haberse mojado

  Se acabó eso de “dar por muerto” a un celular mojado o recurrir a ridículos re

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?