Un crecimiento para el Cuerpo Creador

Jueves, 01 de Noviembre de 2018 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

cuerpo

Al cuadrilátero erigido en el Centro Cultural La vía desde su debut le he visto inspiración y vocación en las artes marciales más que en las escénicas, y el sábado 27 de octubre el programa “Cuerpo Creador” me reafirmó en esta apreciación y convicción. Consecuentemente quien decida montar ahí un espectáculo artístico deberá instalarse en la esquina opuesta diagonalmente a la única entrada; tomar uno de los lados como el más elevado del foro, generalmente el que da cara a la gayola, pero debajo de ésta se encuentra la butaquería más incómoda y reducida para apreciar nada; este costado, con una larguísima cortina, fue habilitado como vestuario para los cerca de cuarenta alumnos de la FBA-UAQ participantes en estas Experiencias Académicas. Así las cosas, el proceder más acertado es concebir un montaje más o menos circular para ofrecer algo a ver por cada uno de los cuatro costados, pero entonces ¿a quién se dirige quien está actuando, con quién hace interlocución? La generalidad de los espectáculos escénicos no son creados con tres o cuatro frentes o caras; entonces los espectadores instalados en por lo menos dos de los costados estarán viendo una parcialidad de la representación o peor aún, distorsionado. Dada la experiencia como espectador atiné a sentarme en frente de lo que fue la función, iluminada con más imaginación y creatividad que recursos lumínicos pues, aun teniéndolos los actuantes, no hay dónde instalarlos, no hay tramoya salvo los tubos del barandal de la gayola. A saber cuál fue el propósito o intención original o inicial  ---si lo hubo---  de las autoridades municipales aterrizado finalmente en un par de cajotas que, bardeadas juntas, recibieron el nombre ya apuntado anteponiéndole el remoquete de ‘cultural’.  En las cuatro esquinas fueron instaladas otras tantas estructuras a ras del piso cubierto con duela  ---menos mal---, cada estructura con ocho focos, menos uno fundido, quedando el centro del foro, la mayor área, como el espacio menos iluminado. Los artistas resultaban silueteados, para felicidad y regocijo de algunos espectadores según sus preferencias estético-plásticas, y/o lampareados, o sea, enceguecidos, cada vez que su desempeño les impuso ubicarse a un metro o menos de los recursos lumínicos descritos. cuerpo1

Este encuentro fue de menos a más en cuanto a la complejidad temática y exigencia técnica de las interpretaciones, sobresaliendo al final una o dos actuaciones protagónicas. En la primera parte fue frecuente la inspiración infantil y la recreación lúdica con una gestualidad corporal pertinente, sin más intención dancística aparente que el gozo del movimiento, y la armonía y la congruencia del desempeño grupal. No se pasó por alto el tino temático mediante el vestuario y las caracterizaciones. Fue una constante, más allá de la primera parte, la conclusión de cada obra con la salida, es decir, el final no ocurría dentro del foro, cuando lo habitual es irse a oscuros y/o con la inmovilidad  de los intérpretes. También, como sello UAQ, fue notorio la predominancia del trabajo en el piso. Eché de menos cargadas, saltos, giros, extensiones, arabesques. La acrobacia y exaltación técnica quedó en la flexibilidad de un par de intérpretes. La expresividad dramática fue muy perceptible y creciente después del intermedio, terminando, atinadamente, como recurso culminante de la función. Cabría encajar en el contexto funerario de finales de octubre y principios de noviembre las tramas terroríficas un tanto atemperadas y fantásticamente animadas desde una gestación onírica. Este manejo en por lo menos un par de obras me parecieron los mejor logrados como dramaturgia expuesta dancísticamente.

La recreación de un encuentro deportivo, que por el trazo de la cancha, pintaba para futbol o casi, derivó en un encuentro destacando la civilidad normada, quizá el despojamiento de los uniformes significó el rompimiento de la reglamentariedad y el desbarajuste destructor, probablemente implicando que la convivencia por nosotros mismos poco se nos da y debemos atenernos a mandatos y supervisiones externas. Pero esta traducción quizá resulte obsequiosa y en realidad no sea tan simplista, pues el enfrentamiento sugerido inicialmente mediante el simbolismo genérico de los colores queda con un atinado engaño que no tiene una continuidad en la trama. cuerpo2

Una revisión de la secuela de significaciones que subsane rupturas en una coreografía que de entrada suscita expectación, empieza a sorprender, pero decae en un intento de aleccionamiento un tanto consabido del homo homini lupus, pudiendo desembocar en una terminación más satisfactoria y gratificante. En la línea de lo sorpresivo ¿qué tal que no haya vencidos ni derrotados? Que el triunfo o victoria del esmero y el empeño sea el de una cualidad o virtud más que de sus actores.

Las posibilidades de crecimiento del programa “Cuerpo creador” se antojan innegables con una depuración de la primera parte en cuanto prescindir de un par de coreografías que parecen un tanto reiterativas o demasiado coincidentes en su trama lúdica, y/o presentadas con un desarrollo muy básico. En la segunda parte los trabajos maléfico-fantásticos darían un fuerte cierre climático. Pero sobre todo, en un escenario más ad hoc; intérpretes, creadores y espectadores bien lo merecen y seguramente mucho lo agradecerían.

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Sapiencia selectiva, tino selector

Sapiencia selectiva, tino selector
Del 17 al 25 de junio cuatro momentos dancísticos han dejado una muestra más de la buena salud artística queretana y en Querétaro manifestada desde los esfuerzos de los artistas escénicos. Esta condición me resultó perceptible desde el jueves con “Desván”, de Roser López Espin

La vida atemporal de la muerte

La vida atemporal de la muerte
Dejamos de contar el tiempo cuando el tiempo deja de contar para nosotros, ni en horas, ni en días, ni en años porque ya estamos en la eternidad, donde pretérito y futuro, copretérito y pluscuamperfecto convergen en presente continuo, y el subjuntivo ya-pa’qué. No sabemos si David y

Festivalismo

Festivalismo
Dos manifestaciones lo han mantenido sino atado, sí ligado a la cordura: la poesía y la música ahora apellidada culta porque clásica, se dice y explica, es cualquiera que permanece con probada perdurabilidad. En cualquier plática y alegato no extraña que suelte no versos sino estrofa

Casi sin tema

Casi sin tema
En tira-tira se encuentra un corredor de bases cuando lo prenden entre dos jugadores rivales que se encuentran a la defensiva cubriendo las respectivas almohadillas de las tres esquinas del cuadro beisbolero. El jom está marcado por un pentágono con una elevación si acaso de dos centím

Disparidades

Disparidades
Quizá con un razonamiento o entendimiento más o menos cuadrado o acartonado espero entre los títulos de las obras de teatro y su desplegamiento escénico una coincidencia, congruencia o consecuencia, y esto no lo he encontrado ni advertido medianamente en la renovación de la cartelera

Tension sobre ensueño

Tension sobre ensueño
¿De dónde me conocerá esta risueña joven de ojotes casi glaucos? Bueno, en la recepción-taquilla le toca sonreírle publicitariamente a cualquiera. Con seguridad me ha de estar confundiendo… no tendría razón para identificarme con la familiaridad y el reconocimiento que trasluce.

MAS QUE VER

Ex empleado de Google compra dominio “google.com” por 12 dolares

A finales de septiembre un exempleado de Google compró el dominio de la compañía por 12

Leer más
El remake de “Train to Busan” será producida por Gamount

La todopoderosa productora francesa Gaumont ha sido la que, después de una dura pugna con

09-12-2016
Leer más
¿Cómo es que afecta el cambio de horario al organismo humano?

Dos veces al año más de 100 países mueven las agujas de reloj una hora. Este último do

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?