Caminata sin miedo

Jueves, 08 de Noviembre de 2018 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Caminata sin miedo

Atraído y prevenido por la persistencia de un aviso en mi feisbuc asistí finalmente a la primera de dos funciones de “Ecos de mis huéspedes” en el foro del Museo de la Ciudad de Querétaro, el martes 6 de noviembre. La atracción la ejercieron los nombres, para mí acreditados debidamente en el escenario y en su congruencia y honorabilidad artística, de la maestra de la FBA-UAQ Tere Ruiz y los antiguos integrantes del Ballet Nacional de México, por orden de estancia en el mismo, Luis Martín Reséndiz y Yasmín Hernández. La prevención corrió a cargo de la imagen fotográfica promocional que más me sugería una actuación performática que dancística, siendo mi preferencia la segunda; la primera me resulta más abstracta y caprichosa. También la mención como presentador, de Proyecto FORTEM el cual, careciendo de referentes y antecedentes, me sugirió efemeridad y de ahí inestabilidad, en el mejor de los casos ‘flor de un día’, un ‘hongo después de la lluvia’; acaso una consecuencia o derivación de la larga estancia de los maestros Reséndiz y Hernández en Aguascalientes antes de reincorporarse, más o menos, al Colegio Nacional de Danza Contemporánea. No fui seguramente el único movido por la difusión, y algo más, pues llegué a integrarme a una larga fila preponderantemente juvenil. Asombroso tal tamaño para un martes ¡y de danza contemporánea!, reafirmando que en la capital queretana está erradicado el ‘día malo’ para las artes escénicas. ecos1

Entramos al foro a la hora anunciada, contrariando la costumbre queretana. Mientras se sucedían las tres llamadas fueron proyectadas unas ilustraciones a una tinta, o lápiz, de inspiración un tanto de grabado goyesco, o fauvica, y/o fantástica de espanto que no gozaron de crédito en el programa de mano. El piso cubierto con un linóleum intensamente blanco rompía la ambientación habitual de la cajota negra del Foro. La primera de las dos coreografías “Solo incierto” en sí ya lo resultó por la ambigüedad de la soledad: ¿la de la intérprete única, o la genérica de la obra por su temática? El arranque entre la iluminación y aparición estatuaria de Yasmín Hernández, arriba a la izquierda en un área puntual de luz, no fue totalmente coincidente con la entrada de la música, “Constelación”, de Félix Huerta. Esta discordancia poco o nada interfirió en la actuación de la bailarina salvadoreña, con cerca de dos décadas de experiencia y trayectoria en México. La presencia en rojo mucho compromete con la intensidad, el fuerte contraste dejaba muy poco espacio para titubeos. Hernández no faltó a este compromiso antes bien lo honró sin aspavientos ni desplantes, con una contención que fue desfogando, alterando paso a paso, vuelo a vuelo con una gestualidad muy proyectiva que culminó clásicamente en el punto opuesto de la diagonal principal de su desempeño con una alteración total de la rigidez-quietud inicial. Mucho descansa y depende la interpretación de Yasmin Elizabeth Hernández Morales de la rigurosa estética corporal que ha mantenido desde su arribo al CNDC, en Santiago de Querétaro, para graduarse el viernes 27 de junio de 2003 con la primera generación técnica de instructores en Danza Contemporánea. ecos2

Con “Ecos de mis huéspedes”, obra que da título al programa, el rojo no palideció tampoco la intensidad, acentuada atinadamente con el maquillaje femenino, pero rompiendo la brevedad. Fuera de su posible belleza u originalidad poética, los epígrafes de las coreografías me dejan en la indiferencia y/o el desconcierto, no es el caso del firmado por Yaret García, que me vino muy dilucidador: Un miedo nunca va a darte la espalda / a menos que tú se lo permitas / Bien puede darte la mano y caminar / a donde tú le digas: contigo. Si ella interpreta al personaje diferenciado con el color gris entre cuatro en rojo, la entendí acosada, intimidada, combatida por sus miedos a los que finalmente somete y pone coto. La trama del guion es el enfrentamiento de un personaje con sus miedos en tanto permita que la subyuguen. La congruencia argumental se antoja impecable, de sometida a sometedora. El desempeño coral fluye con una continuidad imperceptiblemente ininterrumpida en beneficio de la vitalidad proyectada. Dancísticamente la ocupación del espacio, el trazo escénico, el uso de entradas y salidas se acerca a la plasticidad de un mural. No hay un dinamismo per se, sino una creciente continuidad de la argumentación. La duración no aparece como un posible alargamiento caprichoso y temáticamente reiterativo, aunque se acerca a ese riesgo. El aprovechamiento espacial, por momentos intensamente pictórico, en mucho está creado con el acertado diseño lumínico de Alfred Pérez Hernández, cuyo acierto escenográfico es notoriamente creciente: el acercamiento sublime resultó casi hipnótico. Ojalá y Proyecto FORTEM no quede en lo que su nombre denuncia, y más se resuelva hacia la realidad que pinta y promete a partir de este eco iniciático.

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Una joven experiencia escénica de 57 años

Una joven experiencia escénica de 57 años
Aprendí a ver entremeses con los Cómicos de la Legua de la Universidad Autónoma de Querétaro. Con sus montajes en el mesón donde están instalados hará cuatro sexenios ha brillado la exageración en las caracterizaciones, en las gestualidades, en las entonaciones, en las corporalidad

La Gradualidad como Contención Escénica

La Gradualidad como Contención Escénica
Dos amigas o colegas o amigas y colegas cuya amistad quizá sea por compartir la de quien está ausente se empeñan en retraerla. No está excluida de su identificación la ausencia de la intermediación de la ausente. Una la retrae reconstruyéndola desde el recuerdo, la otra desde lo que

Atrapados en el misterio de la trama

Atrapados en el misterio de la trama
El mal tiempo es bueno para la creación literaria, gracias a él nació “Frankenstein, o el moderno Prometeo”, de la literata inglesa Mary Shelley,  “Clemencia”, del novelista mexicano Ignacio Manuel Altamirano, y ocho personajes se encuentran atrapados en un misterio crimina

Cimentación cincuentenaria

Cimentación cincuentenaria
«Prodigalidad y fecunidad» sería mi respuesta para describir con dos palabras a los maestros Smythe, actores que el martes 3 de julio, en el Mesón de los Cómicos de la Legua, han celebrado cincuenta años de haber pisado por primera vez un escenario, donde muy poco los he visto. En ve

Teatro de, por y con jóvenes

Teatro de, por y con jóvenes
Teatro de, con y por jóvenes diferenciado enormemente. El jueves 19 de julio “Edmond” y el viernes “La niña Esther”. Ambos trabajos precedidos y voceados con nombres de pila, masculino y femenino, ambos irrelevantes. La relevancia y protagonismo está en los temas. La permanencia

MAS QUE VER

Dramaturgos, dramaturgia queretanos ¿hay?

La primera vez que en 2016 El Jacalón abrió las puertas al público, no fue para recibir

Leer más
Regresan los 4 Fantasticos

Con la producción programada para dar comienzo el mes próximo y el elenco por fin confir

10-03-2014
Leer más
El Tetracromatismo… ¿otra manera de ver el mundo?

Si te parecía que ya veías muchos colores, imagínate ver aún más. Esto significaría

04-04-2016
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?