Carcajada funeraria

Jueves, 11 de Abril de 2019 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Carcajada funeraria

«Cementerio de gran extensión en que abundan los monumentos fúnebres», es la definición consignada por la Academia de la Lengua para el sustantivo necrópolis. Si bien en el territorio mexicano no hay día sin desaparecidos-asesinados u homicidios a secas, que atinadamente respaldan el lema HAY MUERTOS TODO EL AÑO de la obra de teatro, las víctimas están insepultas o por lo menos no inhumadas formalmente en fosas ubicuas de cualquier profundidad. Luego entonces, esta regazón, sí de gran extensión, no es cementerio, mucho menos siquiera, dudoso camposanto, pues seguramente nadie certificaría la buena conducta, no ya milagrosa, de tantísimo desconocido. De los monumentos ni hablar, su ausencia puede apuntarse como total. Esta incongruencia con la definición académica parece importar un pito, o menos, a los espectadores que en punto de las 20:00 horas del sábado 6 de abril intentan espiar entre el hueco de las pesadas puertas de madera de la entrada del auditorio Esperanza Cabrera deseosos por conocer la presentación de diferentes víctimas fatales a manos del crimen y en aras de la perversión, incluso posible psicopatía, trama que es la esencia argumental de “Necrópolis Cabaret”, obra estrenada por Atabal Creación Artística en diciembre de 2017 en el foro del Museo de la Ciudad de Querétaro. De diferentes bancas de la vecina Plaza Constitución se incorporan personas con ánimo de espectadores. Pronto el vestíbulo del inmueble constitucional, donde germinó la simiente de la FBA-UAQ en el campus del Cerro de las campanas, estuvo harto concurrido, notándose artistas teatrales, del foro y las bambalinas. carcajada1

La platea ocupada por lo menos al noventa por ciento respondió constantemente con risas y carcajadas, además de las reacciones solicitadas por los personajes, no se diga cuando fue convocada por Cuerveraz Voraz para hacer funcionar el aplausómetro, según preferencias de emotividad funeraria por Nadine, Sor Iana y Martincito, para salir de la ignominia del desconocimiento y la fosa común. La colegiala-víctima enriquece esta diversidad mortuoria-cabaretera. La inocencia infantil de Nadine transmite con humor involuntario los juegos y travesuras que continúan alegrándola no obstante estar muerta, y en esa involuntariedad está la acidez que amarga la risa. Su infancia ha estado habitada por el mal trato y la violencia al punto de tomarlos por la normalidad y cae en la cuenta de la muerte, o casi, con la ausencia de aquellos malestares. En la exposición de la transición está el humor: se trata de reír con una muerta-viva que nos platica su vida-muerta, que en el tránsito pasó verdaderamente a mejor vida. Un alarido humorístico, en su desenfada charla, apuñala acusadoramente cuando renuncia a sentarse después de intentarlo dolorosamente. Cuánto quebranto hincado en tan corta edad. carcajada2

¿Ha recibido una salvaje tunda, ha sido abusada sexualmente? La risa incitada por la capacidad cómica de Martha Salazar Nava duele, deja una punzada. Sólo el humor previene el llanto, aunque no el moqueo. No obstante haber presenciado anteriormente dos funciones: el sensacional estreno y en una posterior temporada de reposición, (http://www.raza.com.mx/eclectica/el-espectador/4736-humor-estrujante) no había caído en la cuenta del posible fetichismo encarnado por Sor Iana, por ejemplo con la profanación de lo sacro mediante la gratificación sexual con la portadora de un hábito religioso; se entra en la perversión con el forzamiento, la falta de consentimiento, el gozo del poder mediante el sojuzgamiento. Con la mofa y la ridiculización de esta circunstancia y su abordaje noticioso tendencioso Abigail Contreras Favila hace humorísticamente digerible otra deplorable experiencia que retaca ene fosas clandestinas mexicanas. 

No dejaré colgado a Martincito, aunque interrumpa el acomodamiento que por fin ha encontrado para su tortícolis en tan incómodo balanceo. Continúa tan derrochador de buen ánimo como desde el primer día que lo vi pequeñito, pequeñito en las alturas. Sin embargo, en su simpática ironía, no podrá reclamar, ni lamentar, que no haya ni quien le tire un lazo; aunque seguramente sí mentar. Del elenco mortuorio visto anteriormente echo de menos la representación LGTB+. La nueva encarnación de Cuerveraz Voraz quizá pierde posibilidades de gestualidad con tanta fantasía acumulada en el maquillaje. Si de piedra, madera o metal esta necrópolis carece de monumentos mucho quedan aportados por el “Cabaret” de Atabal Creación Artística.

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Remontajes, ¿imitaciones?

Remontajes, ¿imitaciones?
¿Es la encomienda del regisseur procurar la imitación? «Personne qui fait exécuter les ordres du metteur en scène.» Queda poco espacio para otra respuesta diferente a la afirmativa. Vaya personaje ingrato: si la imitación es aplaudida, será por mérito de aquello imitado, de lo con

Casi sin tema

Casi sin tema
En tira-tira se encuentra un corredor de bases cuando lo prenden entre dos jugadores rivales que se encuentran a la defensiva cubriendo las respectivas almohadillas de las tres esquinas del cuadro beisbolero. El jom está marcado por un pentágono con una elevación si acaso de dos centím

La legua danzando

La legua danzando
Se han parado en el tapanco y al borde del precipicio. Los colores de los atardeceres han escenografiado sus representaciones realzándolas con fenómenos meteorológicos. Han sido recompensados entusiastamente con guisos de carne de coyote. De estas y otras andanzas y peripecias me enter

Todos somos cajas fuertes

Todos somos cajas fuertes
Cuando uno sale como con chiribitas en el coco, como lampareado por un fogonazo que no existió, algo sobresaliente ha sucedido en un escenario. Tal ha sido el caso con el estreno de Alaska, de Gibrán Portela, en el salón-teatro Lupita Smythe de la Academia de la Cultura del SNTE, por pa

Ajusticiamiento farsico

Ajusticiamiento farsico
Un gatillazo a la nostalgia y una demostración de repertorio por parte de Arteatral, Compañía Universataria de Teatro, con la reposición de El cántaro roto, de Heinrich von Kleist, en la Casa de la Cultura ‘Dr. Ignacio Mena Rosales’, con la dirección de Manuel Puente. Recordaba q

Tercia navideña

 Tercia navideña
Los pastorcillos quieren ver a su rey y Lucifer se interpone con favores sin, casi que repasando los siete pecados capitales, y ene engaños y triquiñuelas aprovechándose de su inocencia y bien intencionados propósitos. Al final Lucifer es víctima de sus trampas y enredos, logrando los

MAS QUE VER

Regresan las “ratas muertas” a las cajetillas de cigarros

A partir del próximo mes de marzo, los cigarros volverán a contar con la imagen de una r

Leer más
“Underworld: Next Generation” esta en marcha

Parece que Kate Beckinsale volverá a enfundarse el traje de cuero de Seline en una nueva

14-10-2014
Leer más
Una efectiva forma de hacer conciencia vial

Un joven mexicano ha encontrado un peculiar modo de concientizar a los automovilistas a re

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?