Amparo escénico

Jueves, 13 de Junio de 2019 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Amparo escenico

Dudo que “La ley / Amparo” habría existido si antes no lo hubiera hecho “Necrópolis Cabaret”. Ambos trabajos comparten una característica muy definitoria: la acidez humorística para señalar nuestras lacras, perversiones, y simulaciones sociales siempre burlando y llevándole un paso adelante a cualquier regulación y represión. Antes al contrario éstas operan en contra de las víctimas, favoreciendo y alentando a los victimarios: pedantes, pusilánimes, ventajosos, desvergonzados, chaqueteros. También es presentada una serie casos o eventos en torno a un tema, en este caso la impartición de injusticia y el cobijo de la misma en la legalidad y los ‘usos y costumbres’ del abuso y la parcialidad convenenciera. Igualmente presentan el sarcasmo adocenado musicalmente, aunque en este caso más profuso y variado temáticamente y con un marcado acento en el desenfreno. En el meollo de esta identificación está la actriz y maestra Abigail Contreras Favila; Sor Iana en “Necrópolis Cabaret” y directora escénica de la dramaturgia colectiva de los estudiantes del sexto semestre de la licenciatura en Artes Escénicas de la FBA-UAQ. ley1

Quizá haya una ligera diferenciación entre el primer trabajo y el más reciente, concluida su temporada de examinación el sábado 8 de junio. En “Necrópolis Cabaret” se transmite y queda una sensación de ‘las cosas así son y ahí están” pero a manera de cuestionar la conformidad, la inacción, la dejadez colectiva, por ejemplo de los particulares para sacudir a las autoridades, que si no responden quitarlas, o más aún suplantarlas como una forma de ejemplarizar y aguijonearlas; o dirigir el cuestionamiento hacia las autoridades y ‘fuerzas del orden’ para que asuman el papel que les corresponde en la supresión y corrección de acciones que socavan la convivencia y destruyen el ‘el-tejido-social’ (gulp: que pinche lugar común). En “La ley / Amparo” queda el sabor de ‘aprovecha hoy lo que puedas porque todo va a peor; esto nadie lo para; saca la ventaja que puedas mientras puedas’.

Los aciertos escénicos abundan desde algo tan imperceptible como pudiera ser el aprovechamiento del espacio desde las butacas como tableros de notificaciones de la numeralia criminal en contra de las mujeres, el encadenamiento del área para los juicios orales dando así una temporalidad, las telas de techo a piso con los tres colores nacionales para establecer la localización, el suelo pintado con color rojo, culminando con el humo y la iluminación a ras del piso que siluetea un inframundo báquico y fantástico. Los maquillajes que transitan entre lo grotesco y lo fantasioso, sin faltar en el vestuario y los accesorios las medias negras caladas, la plumería, los corsés negros de ‘piel’, las cadenas caninas, y los antifaces. Algunas caracterizaciones son tan marcadas y atinadas que no permiten identificar generalmente a la actriz primero como acusada y después defensora, como víctima y fiscal. Hay por lo menos un fingimiento para la consecución de la conmiseración inmerecida que se antoja vomitivo. ley2

Es probablemente en la agresividad del tono donde “La ley / Amparo” se separa de “Necrópolis Cabaret”, con una infamia más acendrada, una disposición descarnada más punzante y sublevada. La farsa paródica alcanza niveles de glorificación del escarnio siquiera para que la realidad no supere la ficción antes de que termine la función. A esta mordacidad no escapa el dogmatismo sectario sustentado en creencias y credos. La contención fársica del realismo de los personajes impide la posible apreciación del desahogo catártico de los intérpretes. La interpretación —Lorena Ovalle— de una demandante indígena monolingüe, despojada de habitación, tierra y sustento mediando su analfabetismo y el contubernio de juez y representante defensora, a la de una víctima de captura policial, maltrato físico, violación y final asesinato es de una calidad superlativa. No se queda atrás el intérprete —Noel Pacheco— de un extorsionador mediante la simulación de un secuestro. En general hay una energía en punto de reventazón, fresca, vigorosa y arrolladora en un ritmo de continuidad vertiginosa, muy poco estorbada por los cambios de muebles a media luz, que refuerza la incomodidad temática y su repulsa. No obstante romper la cuarta pared el público es poco interpelado sin librarse de una proyección hostigante.

En el foro de El Jacalón, como en nuestro cotidiano entorno, la mayor perdedora es la ley que no ampara ninguna justicia, y según la trama presenciada tampoco ninguna legalidad. Esta contradicción explicará seguramente la separación, mediante una notoria pleca, de los dos sustantivos en el título, sin ninguna preposición. Y en esta oralidad triunfa el/la hablador/a y el/la hablantín/a, por lo pronto. (Ojalá este final sea promisorio.) Otro triunfo ya es la invitación al II Festival Latinoamericano de Teatro Universitario. Ojalá y logren asistir

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

La desgarrada familia

La desgarrada familia
¿El síndrome del “Viaje superficial”, del guanajuatense Jorge Ibargüengoitia? Una residencia patriarcal de aire solariego. Un patriarca como eje de la vida y trama de los personajes que concita. Un patriarca con una vida a esconder, aparentando venerabilidad ejemplar. Tres parejas r

Más ‘conversatorio crítico’ escrito

Más ‘conversatorio crítico’ escrito
“Pasajeras de la vida”, de Rubén Pires, es una de las obras que estando en cartelera queretana estuvo invitada el lunes 21 de septiembre en el programa teatral del Encuentro Internacional de Teatro Alternativo y de Investigación. El echar mano de la cartelera en curso para armar otro

Casi sin tema

Casi sin tema
En tira-tira se encuentra un corredor de bases cuando lo prenden entre dos jugadores rivales que se encuentran a la defensiva cubriendo las respectivas almohadillas de las tres esquinas del cuadro beisbolero. El jom está marcado por un pentágono con una elevación si acaso de dos centím

Termina un mal sexenio para el ‘Manuel Herrera Castañeda’

Termina un mal sexenio para el ‘Manuel Herrera Castañeda’
  Es el mejor premio en México para la escritura de cualquier género porque ofrece el mayor monto pecuniario, la publicación y el montaje, ¡y todo lo cumple! En tales términos conocí la expresión de un dramaturgo, no sé si ganador del Premio Nacional de Dramaturgia ‘Manuel

Clásicos inspiradores

Clásicos inspiradores
Cometí el error de preconcebir una trama de una obra de teatro suponiendo una intención finalmente equivocada en su título y, como cabía esperar por lo menos al cincuenta por ciento, me desilusioné. Me esperancé en ver a Desdémona contrariar, casi a nivel de reivindicación y vengan

Amantes atarantados

Amantes atarantados
¿Cómo se llamó la obra? No sé, pero el anterior “Corazón de pollo” del Teatro Clandestino mucho me convenció para disponerme y exponerme a una nueva experiencia. La ortografía de su título, quizá una interjección cuya pronunciación no discierno, lo paso por alto, pues ademá

MAS QUE VER

El “Escuadron Suicida” esta completo

Continúa la producción de la película de Warner Bros. Pictures, “Escuadrón Suicida

05-05-2015
Leer más
Las posibles causas de la Disfuncion Erectil

La disfunción eréctil es una de las principales problemáticas de la sexualidad masculin

19-12-2016
Leer más
La Revolución Femenina:LA TRAMPA DE LA IGUALDAD DE GÉNERO

La Revolución Femenina ha representado el mayor fracaso de la historia humana, la gran op

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?