Flaquezas de peso emocional

Jueves, 08 de Agosto de 2019 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Flaquezas de peso emocional

Poca nota es tomada de la llegada del El Flaco al más-allá, totalmente descartado el mínimo rasgo de bienvenida o al contrario. Mayor fue su irrelevancia mientras respiró antes de cerrar el ducto de la tráquea. Por lo menos cuando fue advertida su incompetencia en lides románticas y amatorias se le señaló como pendejo, quizá su momento de mayor, y única, notoriedad. Tal fue la no-personalidad de El Flaco. Seguramente tuvo nombre pero no lo retuve durante la representación de “Sólo los pendejos mueren de amor”, del dramaturgo argentino César Brie, en El Jacalón de la FBA-UAQ el martes 6 de agosto. Durante el desierto velatorio nos enteramos del paso del difunto entre los vivos, con abundancia de intenciones más que de realizaciones. Desde la infancia escolar donde no falta, no sería argentino, la práctica y el seguimiento del futbol; la medrosa y cohibida adolescencia y juventud a pesar de las puyas y los envites orgánicos de la rústica camaradería. Abunda la ironía y socarronería del propio personaje, acerca de quienes le rodean y su entorno poco gentil y amigable. Mucho da cuenta de las carencias y limitaciones de El Flaco este parlamento: "Una vez a la semana o una vez al menos, debería haber lugares donde uno va a que lo abracen, que lo acurruquen un poquito, todos tenemos derecho a sentir un poco de ternura". flaquezas1

El recurso o momento narrativo es regularmente frecuentado en la creación escritural: el viaje y recorrido del pasado inmediato ante el difunto previamente a su inhumación.

Mucho depende esta puesta de Proyecto Dramante de la creación y producción escénica por su minimalismo. Explico la obviedad, son tan pocos los recursos escenográficos puestos en juego que cualquier inexactitud con el par de momentos de sombras y musicales estorbarían la continuidad de la representación en lugar de construir las circunstancias en que se utilizan dramáticamente. La misma dependencia tienen el par de estallamientos de globos, tan inadvertidos y súbitos que muy bien logran el efecto de la sorpresa. Paradójicamente este montaje, a no dudar, funcionaría fuera del encanto de la caja negra por la creación, no sin intención para así recorrer la lengua, por parte del intérprete José Guillén, dirigido por Jorge Martinoli, cargando en una maleta su traje luctuoso, quizá también la urna cenicienta. Varias son las facetas del desempeño unipersonal del actor, primeramente como el narrador de las circunstancias y el suceder de El Flaco: quién fue, qué hizo, cómo se sintió, qué le hicieron en sentido positivo y negativo; el citado Flaco, pero también su amigo, o por lo menos su condiscípulo, El Gordo. Marcando los diferentes momentos y sus sucesiones con las direcciones de la visera de una cachucha; el portar y no un saco; posiciones corporales; ubicaciones en el reducido espacio escénico; sin descartar la mima y las modulaciones, siempre con un ritmo y una continuidad que no ocasiona ninguna confusión, sino al contrario.

Así ha empezado el inicio de la segunda temporada de Arteatral-CUT en 2019, en el campus del Cerro de las Campanas.

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Rescoldos escenico arquelogicos

Rescoldos escenico arquelogicos
Como sino del título de la obra, el montaje de Quemar las naves se ha ido consumiendo en cada reposición que le he conocido. Esperanzado en su vuelta al foro de su estreno, en el Museo de la Ciudad de Querétaro, lo vi nuevamente programado 22 y 23 de julio dentro del Encuentro Transdisc

De la encarnacion de trapo a la de carne

De la encarnacion de trapo a la de carne
Permanecerán impávidos en su acartonamiento, inmutables e inconmovidos en su rigidez al saber que no soy el mejor aliado de los títeres. Por lo menos no soy su más empecinado enemigo. Ciertamente esos seres ‘inanimados’ no han hecho nada para desagradarme, sencillamente los dejé e

¡Ay la verosimilitud!

 ¡Ay la verosimilitud!
  La transformación del espacio es convincente e impresionante. Estamos frente a una estancia espaciosa con válidas ínfulas de elegancia de época; nada parece falso, de pacotilla, cartoncillo pegado con engrudo. Nada, o muy poco, remite al escenario del Mesón de los Cómicos de

¿Entonces?

¿Entonces?
¿Qué digo de una obra de la cual no sé qué entendí? ¿Presentó algo entendible? ¿De qué sirve entender en este caso? Para no quedarme en blanco --el de la pantalla--, empezaré por detenerme en el momento de inevadible atención del desnudo de las personajes. ¿Qué lo justifica o

Los escurridizos

Los escurridizos
La programación teatral del 5º Encuentro Transdisciplinario Imaginartes presentado del 10 al 16 de diciembre en su espacio sede del foro del Museo de la Ciudad de Querétaro, poco me sedujo ─ya conocía las muy meritorias puestas en escena de “Hikari” por el grupo Barón Negro, “

Conocer, o no conocer

Conocer, o no conocer
Beneficiario y víctima del conocimiento, disfruto y sufro dos puestas en escena en extremo disímbolas: Romeo y Julieta, del dramaturgo inglés isabelino William Shakespeare y Licor de lete o el caso de las aguas del olvido, del dramaturgo argentino radicado en México Martín López Brie

MAS QUE VER

La sal, tan peligrosa como la cocaina

Los expertos de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), concluyeron que el consumo de

Leer más
Una joven experiencia escénica de 57 años

Aprendí a ver entremeses con los Cómicos de la Legua de la Universidad Autónoma de Quer

Leer más
“El profesor y el loco” será protagonizada por Mel Gibson y Sean Penn

Después de casi dos décadas, Mel Gibson se ha decidido a llevar a la gran pant

03-08-2016
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?