Amplitud compositiva

Jueves, 26 de Diciembre de 2019 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Amplitud compositiva

No podía dejar pasar, en noviembre de 2016, la oportunidad para presenciar una actuación de la bailarina Irma Monterrubio, aunque fuera en el muy inapropiado Teatro de la Ciudad, entonces me enteré de la coreógrafa Laura Vera. Ella es la creadora de “Inés… o cómo el viento se lleva la tristeza”, una obra unipersonal muy diferente de cuantas le vi bailar como integrante de Aletheia, cuerpo escénico de México, compañía artística de danza contemporánea fundada por la bailarina y coreógrafa Bárbara Eugenia Alvarado Marín a raíz del telón final de Ballet Nacional de México realizado en Querétaro por su propia fundadora, la maestra emérita Guillermina Nicolasa Bravo Canales. Entonces mucho asombraba con la elasticidad, la vigorosidad y plasticidad de su desempeño técnico que proyectaba intensamente una amplia sensibilidad dramática. Aunado a lo anterior estaba, y permanece felizmente, su singular gracia y belleza. Poco me importaba qué bailara ni quien lo firmara, me incomodaba el teatro: su cajota escénica y la inmensidad de la platea tan carente de isóptica. Por las características apuntadas me sorprendía la posibilidad de que Irma cumpliera con una función cercana a la hora de duración: la demanda y esfuerzo físico se antojaba descomunal. “Inés…” tiene mucho trabajo en piso, en menor preponderancia sin desplazamientos y con expresión dancística en un mismo punto. Irma comunicó una intensa diversidad emocional. ¿Cómo coincidieron? ¿Quién buscó a quién? Lo ignoro, pero sí recuerdo que alrededor de los veinticinco años la bailarina buscaba quien compusiera para ella.

El nombre de Laura Vera quedó registrado en la memoria, no su imagen. Entendí que le había montado “Inés…” a Monterrubio en Oaxaca, capital de su estado natal, al sureste del país. Con la solemnidad que la caracteriza en los momentos serios o que ella hace solemnemente serios, la maestra Teresa Ruiz Martínez, del grupo artístico Vestigium, me anunció, como codiciable logro, la presencia de Vera en la FBA-UAQ para coreografiar la función con que se graduaría la generación saliente de danza contemporánea. Por fin conocí el CAAC de la UNAM, en Juriquilla, y me pareció un teatro tan apropiado para apreciar la danza como el Metropolitano en esa ciudad fantasma que existió en la hiperbólica retórica del gobernador Francisco Garrido Patrón y su muy cacareada Ciudad de las Artes. También conocí a Laura Vera, quien no transmite la vitalidad y la energía de sus composiciones, sino más bien esa apacible, quizá engañosa, templanza emotiva sureña. No obstante, también una minuciosa exigencia perfeccionista, como esa lluvia que no moja pero empapa. No recuerdo que una función de graduación de la FBA-UAQ me haya resultado particularmente grata o estimable, digamos que son muchos los llamados y muy pocos los escogidos. Quizá por esto las he frecuentado poco, entrando en un círculo vicioso. Quizá los, generalmente las, ejecutantes que han dejado huella llegue a la media docena y así continúe la mitad. “Antes del vuelo”, en mayo de 2019, se correspondió con el anterior comentario o señalamiento en su inicio, especialmente, con un desempeño solista de un bailarín sentado de espaldas al público, abajo y a la izquierda del proscenio focalizado con un haz circular. Brilla tanto su desarrollo corporal como la expresividad que realiza con las contorsiones. A lo largo de la actuación colectiva, en la que hay una briosa y congruente continuidad, suceden vigorosos que dramatizan una situación culminante para descender a un momento de apagamiento, sosiego o pausa correspondiente a la terminación del, o de un, vuelo. De cualquier manera la pujanza musical que firma Eduardo Farrés deja al espectador envuelto en una arrebatadora espiral ascendente. Quizá no sea exagerado rematar que: se hizo lo posible con el material disponible, sin desatender las personalidades con capacidades solistas. karmen1

Posiblemente lo contrario para “Kar-men”, en el XVI Foro Experimental Coreográfico presentado por el Centro Nacional de Danza Contemporánea en el foro del Museo de la Ciudad de Querétaro, bajo la dirección artística de Alexis Méndez, egresado en junio de 2019 del CNDC, institución formativa a nivel licenciatura, de donde la coreógrafa invitada podría haber seleccionado a los seis ejecutantes que intervienen en la obra en proceso, versionando la ópera “Carmen”, de Georges Bizet. Durante todo el desarrollo del drama priva el colorido que se aúna a la viveza musical, para, con el diseño que conocemos como aflamencado del vestuario, dar la ambientación castiza. Vemos los pasajes más característicos de la ópera, los intensos momentos de disputa y confrontación femeninos; el clímax dramático taurino. No prescinde, acertadamente, de las castañuelas y las palmas, y el bravío acompañamiento vocal, con la sorpresiva novedad culminante de un canto de soprano presentado con fononimia masculina con gestualidad femenina. La traducción alegórica de tal final, queda, por lo pronto, ampliamente abierta, al menos durante el ‘process’ de este ‘work’. La amplitud compositiva y capacidad explorativa de Laura Vera no deja ver una frontera.

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Pobreza romántica

Pobreza romántica
Ni las estrecheces les estrujaron las tripas y aterieron los huesos, ni el reconocimiento les fue desconocido, o sea, cabe dudar del revestimiento romántico de la pobreza acuciante con que Molière y Magdalena viven su amor y el que dedican, sin medida ni reparo a la creación teatral, de

La antigüita de 2015

La antigüita de 2015
Probablemente presencié una puesta en escena en proceso, aunque no me extrañaría que el director Jean-Paul Carstensen dijera que cada función es un proceso, en este caso única, el viernes 14 de diciembre, de “Sarah Josepha”, de Luis Iván Santillán Ortega, en El Jacalón de la FB

BANQUETAZO, primer bocado

BANQUETAZO, primer bocado
Sin “Sarah Josepha [si tuviera el valor]”, de Luis Santillán, el banquete teatral presentado por Imaginartes Compañía habría sido igualmente disfrutable en el Museo de la Ciudad de Querétaro del 9 al 14 de diciembre. El montaje de Jean-Paul Carstensen que conocí en El Jacalón de

Bordeando límites

Bordeando límites
--Ésta es la primera vez que les va bien--, destacó sorprendido quien obligadamente ha observado el transcurrir de las nueve ediciones anteriores del Encuentro Internacional de Teatro Alternativo y de Investigación en el Museo de la Ciudad de Querétaro. Después de la segunda quedé co

Toros y embestidas

Toros y embestidas
Escanseaba su copa coñaquera con brandy español, uno cuya botella venía en una redecilla amarilla, incluso la descansaba en una sencilla estructura donde encendía una mecha cuyo combustible era el alcohol de farmacia. Introducía un palillo para mondar dientes por el extremo redondo de

Conspiración identitaria

Conspiración identitaria
Jorge Ibargüengoitia goza de buena fama teatral en Querétaro. Los montajes de “El atentado”, “El loco amor viene”, “El viaje superficial” dan buena cuenta de ello por parte diversos directores: Román García, Leonardo Cabrera, Manuel Puente Villa. La calidad de este preceden

MAS QUE VER

Temporada en marcha

Desde finales de julio empezó la segunda temporada 2015 de Arteatral, Compañía Universi

Leer más
En una generacion la religion desaparecera

El físico teórico estadounidense Lawrence Krauss asegura que dentro de una generación n

Leer más
“Black Panther” se basará en los orígenes del personaje

Tal y como informan desde el medio East Bay Times, la futura película de Marvel Studios,

18-01-2017
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?