Reencuentros

Jueves, 27 de Marzo de 2014 00:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Reencuentros

Reencuentros¿Desiderio Sánchez haciendo coreografía con La consagración de la primavera? ¿Pero con qué trayectoria por parte del antiguo bailarín de Ballet Nacional de México? ¿Epicentro, el grupo representativo del Colegio Nacional de Danza Contemporánea, actuando con la Filarmónica de Querétaro? ¿Pero con qué trayectoria? ¿Qué van a hacer el viernes 21 de marzo en el Teatro Metropolitano? Pues obtener un largo y sonoro aplauso del público que pareció suficientemente numeroso para mantener animosamente ocupado el vestíbulo al final de la función de aproximadamente ochenta minutos, no obstante quienes se retiraban hacia el lejano estacionamiento.

El evento ameritaba la copiosa asistencia de familiares y amigos. Más de quince años atrás la Filarmónica encabezó el estreno de Carmina Burana con de Ballet Nacional de México, además de tres coros, uno infantil. Habíamos quienes visitábamos por primera vez las reminiscencias de la fantasiosa y lunática ‘Ciudad de las Artes’ del faraónico y fársico Paco Garrido Patrón (2003-09).

La función fue intitulada “Concierto Homenaje a GUILLERMINA BRAVO”, de aquí la conjunción de esfuerzos institucionales, pues la emérita artista veracruzana dejó entre sus logros la fundación, en Querétaro, del Centro Nacional de Danza Contemporánea, mismo donde está instalado el Colegio Nacional de Danza Contemporánea, y fue sede nacional de BNM.

ReencuentrosLas composiciones seleccionadas por el director titular, José Guadalupe Flores, para este viernes de concierto, con su sola ejecución habría bastado para inflamar a un público no necesariamente adicto a las interpretaciones orquestales. La noche de los mayas y La consagración de la primavera son dos obras musicales con trayectoria sobresaliente muy bien cimentada. De más recordar que la obra centenaria del ruso Igor Stravinski tuvo un debut balletístico parisino incendiario, literalmente. Si bien la composición del duranguense Silvestre Revueltas tuvo como plataforma de lanzamiento la cinematografía, su intensa emotividad identitaria ha hecho de esta composición una obra imprescindible por lo menos en el repertorio mexicano, y de cualquiera que pretenda aludir mexicanidad orquestal. Un concierto cargado de intensa percusividad con rupturas sorpresivas y sorprendentes, y alientos rasgantes y sensuales, habría sido suficiente para dejar agotada la emoción, o envuelta en un exultante torbellino. Agréguesele la vitalidad, la carnalidad metida en un incesante discurrir del movimiento, por parte de los ejecutantes en formación, y más de uno tendría cuerda para regresarse por sus propias fuerzas desde aquellas metropolitanas alturas, si el camino no estuviera tan desierto y desolado.

Reencuentros

Asentados el regocijo y la felicidad, el de la tecla hace valer la ‘butaca de oro’ que declarativamente le ha otorgado más de un coreógrafo y director escénico. Sus registros mentales, que no pasan inadvertidos a Jaime Soriano por la recordación de Memoria de las ciudades, en el Museo de la Ciudad en julio y agosto de 2002, videofilamador de la función para Danzanet, conducen a archivos físicos y digitales, y encuentra que en el haber coreográfico de Desiderio Sánchez abunda, casi prevalece la temática personal, familiar, íntima, desde sí mismo, es decir, este artista coreografía sus pensamientos, reflexiones y emociones, además con una constante interpretativa unipersonal. En el súmmum de esta conjunción ubico Nostalgia de luna. Creaciones posteriores, al menos en su presentación como espectáculo, en mayor y menor grado han sido derivaciones o ramificaciones, no descensos de esa cumbre. En el caso de las composiciones del concierto filarmónico referido, de más apuntar que los temas están dados, y además uno de ellos muy interpretado.

Reencuentros

En cuanto a cantidad de interpretaciones, en el caso de La consagración de la primavera, cualquier superlativo es insuficiente tan solo contando las habidas en 2013, año de su centenaria celebración. Jaime Blanc, uno de los tres coreógrafos titulares de Ballet Nacional de México (1948-2006), coreografió el tema que maduró durante cerca de quince años, antes de quedar suficientemente satisfecho.

ReencuentrosEl rostro del trueno ha sido la coreografía de D. Sánchez que le he conocido con la mayor plantilla. Él incluido, la cuenta quizá llegue a ocho bailarines. El número de funciones, en dos temporadas, quedó por debajo de tal cifra. En la segunda desapareció la cantante operística del tema otomí y apareció Rosa Martínez. Con diferencias de ubicación en el escenario, a la derecha o arriba; escenográficas y de iluminación; ligerísimas variantes en su vestuario siempre blanco, y sendos objetos en las manos, quizá una sonaja o maraca, sus actuaciones principalmente en Las 4 palabras, han sido muy similares a la que presenciamos el viernes 21 en La noche de los mayas (Trece bailarines). La parte de su recitación intitulada La Canción se corresponde exactamente con la última parte del texto que expuso en febrero y septiembre de 2010, en el Museo de la Ciudad de Querétaro y en el Teatro de la Danza, en el D. F., respectivamente, y de nueva cuenta en el mismo escenario distritense en abril de 2011, con el crédito de ‘poesía y cantos en otomí’, cuando D. Sánchez se presentó para interpretar Las 4 palabras.

Con un mínimo de ilustración formal, fuera de discernir que las culturas otomí y maya han sido lo suficientemente fuertes y creativas para sobrevivir a la Conquista, a la Colonia, otros embates civilizatorios, y estar siendo en el s XXI, a uno le falta mucha imaginación para casarlas nada más porque alguien decidió pararlas juntas en un mismo momento y espacio. Sin conceder que se pretendiera una recreación dancística precisamente maya. Simple cotejamiento ocioso de gentilicios.

ReencuentrosPor otra parte a R. Martínez no se le dio un guion para permanecer en el escenario después de su recitación, dejando más la impresión de ser una espectadora en el lugar equivocado. ¿Una ‘María Sabina’?, preguntó un espectador en el intermedio. Apostaría que el personaje protagónico le fue encomendado a Tania Almazán por su capacidad interpretativa, más que por su muy llamativo desarrollo corporal, sin embargo el vestuario asignado bien hace sopesar lo segundo, máxime cuando el lucido por los demás integrantes del elenco , por sus líneas y tonalidades, nos remiten a una situación vernácula. No se trata de que destapen a las demás, o de que tapen a Tania, o como escuché a una espectadora: De una vez que ya le den su tubo, si no de que su atuendo no desentone de la significación del portado por los demás, que no parezca sacado de una boutique de ropa femenina, por ejemplo esas de la calle de Pino Suárez, entre Allende y Juárez. Cuando más se advirtió que había quienes, por momentos, más se guiaban de la actuación de quien tenían a la mano que del aprendizaje alcanzado, fue en un dueto masculino, de facto encabezado, aunque seguramente no de trazo, por Omar Baas.

ReencuentrosValga ese instante para abordar el cuestionamiento por la trayectoria de Epicentro para este concierto homenaje. Por su propia naturaleza este grupo carece de una plantilla fija, nació para funcionar así. Excepcionalmente han coincidido alumnos de desarrollo similar y sobresaliente, vamos, hasta pertenecientes a la misma promoción. En veinte años esta coincidencia quizá haya ocurrido dos veces, que no es la actual. Este elenco más lo es porque los han juntado que por contar con el desarrollo para actuar como tal. En programas de seis o siete danzas, con hasta seis ejecutantes cada una, este mismo elenco seguramente luciría magnífico, como ya ha sucedido. Por otra parte, tan jóvenes, tan noveles e inexpertos tanto tiempo en el escenario –treinta y treinta y cinco minutos respectivamente--, cuando sus experiencias pueden estar en actuaciones máximas de diez minutos, se antoja una disposición muy cercana a la precipitación. Quien haya alcanzado a ver desconcentración por agotamiento mental, por más estrafalario que esto pueda sonar, seguramente está muy cerca de la realidad.

Si en la palabra de La noche de los mayas estuvo presente Las 4 palabras, el personaje protagónico de La consagración de la primavera (Veintidós bailarines), de D. Sánchez, me hizo recordar el desempeño del propio coreógrafo en la coreografía apuntada. Valgan las imágenes más que las palabras.

A la vista de esta función única en el Teatro Metropolitano, no resulta difícil recordar las palabras del licenciado Orlando Scheker, director del CNDC, cuando con respecto a “Epicentro: el origen” (Publicación de RAZA el jueves 20 de marzo.) dice: “…el público veía una maza de bailarines moviéndose con gran fuerza. gb9A partir de Epicentro la Maestra desarrolla al máximo la participación de los coros. Guillermina manejó los coros de tal forma que no dejabas de verte bien, por eso no te importaba estar en los coros, sin dejar de ambicionar una actuación solista, todos deseamos destacar.” Qué mejor homenaje para una creadora que denotar la trascendencia de su enseñanza.

Obviedades aparte, el “Concierto Homenaje a GUILLERMINA BRAVO” es irrepetible, pero tanto trabajo y tanto aprendizaje no merece tanta efemeridad. 

gb8

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

La culpa de la primera impresion

La culpa de la primera impresion
Cierres y despedidas de las temporadas programadas por Arteatral, Compañía Universitaria de Teatro en el segundo semestre de 2014 predominan en el Teatro de Cámara del campus del Cerro de las Campanas y en el Esperanza Cabrera del Centro Histórico de Querétaro. No están ausentes los

El sortilegio de las segundas veces

El sortilegio de las segundas veces
Mi perplejidad por el 2 no cesa, y no porque el próximo preciso, según encuestas, amañadas o no, mantendrá a Querétaro pintado de rojo --por lo menos no habrá despilfarro en repintar todo--, abordará el tema de arte y cultura el miércoles 22 de abril. Acepté la invitación enviada

Especialización en tríos femeninos

Especialización en tríos femeninos
Agonía, pérdida, duelo, tres momentos de los cuales solo el primero es la realidad vivida por Azul, Ámbar y Amatista en “Polvo de hadas”, del dramaturgo mexicano Luis Santillán. Los otros dos también están apuntados en la sinopsis del programa general de la Séptima Cruzada Centr

Referentes memorables

 Referentes memorables
  Muy entrañable me resulta “El árbol”, de Elena Garro y esto viene a cuento con la adaptación de Omar Alain Rodrigo que ha estrenado el grupo Espektros el viernes 4 de marzo en el Museo de la Ciudad. Con esta obra tuve feliz noticia de cuatro artistas muy de tomar nota. La p

Danza relajante

Danza relajante
  A lluvia y viento el invierno ha defendido las últimas fechas de su temporada, reduciéndome a mi morada. En un descuido me colé por el jueves 12 de marzo para interceptar unas Miradas cruzadas en el foro del Museo de la Ciudad de Querétaro, trazadas por el grupo Terra Morfos. S

Coreografía joven, versión ¡fuam!

Coreografía joven, versión ¡fuam!
Una sonoridad cavernosa en el vestíbulo del cine-teatro ‘Rosalío Solano’, de la ciudad de Querétaro, fue parte del inicio de las funciones del 4to Encuentro de Jóvenes Creadores presentado por la Compañía Ciudad Interior los días 4 y 5 de noviembre de 2016. En por lo menos tres

MAS QUE VER

“Son of Batman”, la nueva película animada de DC Entertainment

Por fin se ha lanzado el primer tráiler de la próxima película de DC Entertainment y Warn

23-01-2014
Leer más
Personas con baja autoestima son los más activos en Facebook

  Las personas que sufren de baja autoestima son más propensas a publicar su estado e

Leer más
Virus de la Gripe se atenúa comiendo menos azúcar

Dentro de un enfoque totalmente dentro de la lucha en contra de la “gripe estacional”,

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?