Robert Johnson: un genio entre el mito y la realidad

Jueves, 29 de Octubre de 2015 00:00 administrador TRENDY - Beats
Imprimir

Robert Johnson: un genio entre el mito y la realidad

Más de 30 años antes de que las muertes de Janis Joplin, Jimi Hendrix, Jim Morrison o más recientemente Kurt Cobain, convirtieran la edad de 27 años en la cifra mágica que eleva a la inmortalidad una obra musical, existió un personaje, virtuoso de la guitarra, cantante y compositor que con su temprano fallecimiento a la misma edad y con una vida tortuosa a caballo entre la leyenda y la realidad comenzó a forjar el mito.

El nacimiento de la leyenda

Nos referimos al inimitable Robert Jonhson del que este mes, concretamente el pasado día 8, se cumplieron 100 años de su nacimiento.

Si unimos una vida apenas documentada, una muerte cuyas causas siguen sin esclarecerse, un virtuosismo innegable a la hora de componer, cantar o tocar su guitarra y una serie de leyendas que explican su arte basadas en un posible pacto que realizó con el diablo, tenemos algo más que un artista indiscutible, tenemos a una leyenda.

Abuelo del Rock 'n Roll

El propio Robert Plant, cantante de la mítica banda Led Zeppelin, marca a Robert Jonhson como el precursor de lo que hoy conocemos como Rock ´n Roll.
Además, multitud de maestros de las seis cuerdas y artistas musicales de la talla de Bob Dylan, Jeff Beck, Rolling Stones o Neil Young entre otros, reconocen que su forma de tocar la guitarra y sus composiciones se han visto influenciadas por este gran músico.

El propio Eric Clapton se refiere a él como "el más importante músico de blues que haya vivido".

Y todo ello, habiendo dejado un legado de canciones exiguo de tan sólo 29 temas registrados y grabados.

Virtuosismo a la guitarra

La leyenda más extendida que explicaba el virtuosismo de este músico nos cuenta que pactó con el diablo la venta de su alma a cambio de ser el mejor intérprete de blues. Dicho pacto según cuentan, sucedió en el cruce de la autopista 61 con la 49 en Clarksdale (Misisipi).

El mito se vio fomentado por un catarata que tenía en su ojo y por la costumbre de tocar dándole la espalda al resto de músicos, seguramente en un intento de que no copiaran su arte.

Pero más allá de la leyenda, forjada a raíz de las tradiciones africanas importadas por los hombres de raza negra, mezcladas con las supersticiones de los blancos de la época, lo cierto es que escuchando sus canciones grabadas nos damos cuenta de la maestría de la composición, la calidad de sus letras y el increíble dominio que tenía sobre su guitarra.

Inicios en la música

Comenzó tocando la armónica, pero muy pronto decidió que su destino era tocar la guitarra, emulando a los grandes de aquella época como Willie Brown.

Para ello estudió todas las técnicas y estilo conocidos mejorándolos y dándoles su toque personal.

Se cuenta del músico que su capacidad para la música era tan elevada que era capaz de mantener una conversación con un grupo de personas mientras sonaba en la radio alguna melodía y al día siguiente o en días posteriores, podía reproducir nota por nota dicha melodía.

La muerte de Robert Johnson

Para todo genio maldito, su muerte ha de ser trágica y temprana y en el caso de Robert no se iba a dar una excepción.

Su propio virtuosismo y su fama en los años 30 llevo al músico a una espiral de excesos, marcada sobre todo por su pasión por las mujeres.

Esta afición le llevó, según se cuenta, a ser envenenado por el marido celoso de una de las mujeres que cortejaba.

De todos modos, el certificado de defunción nunca fue claro con la causa de su muerte y nadie fue juzgado por la misma

Del Señor Johnson sólo nos quedan como testimonio 29 canciones y dos fotografías en blanco y negro, pero su influencia y su música pervivirán a través de las generaciones, así como su leyenda.{youtube}9yHnS3IVPME{/youtube}

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar