El “Burrito”… ¿digno representante de la gastronomía mexicana?

Jueves, 21 de Julio de 2016 00:00 TRENDY - Mitos Culinarios
Imprimir

El “Burrito”… ¿digno representante de la gastronomía mexicana?

Si te encuentras fuera de México o le preguntas a un extranjero qué es en lo primero que piensa cuando le hablas de la comida mexicana, existe una gran probabilidad que la respuesta sea “Burritos”, incluso antes de los famosísimos “Tacos”.

La percepción que se tiene de la comida mexicana en todo el mundo es un tanto diferente a la realidad. El picante, por supuesto, es parte de la comida diaria de un mexicano. Sin embargo, esto no significa que todos y cada uno de ellos lo incluyan en sus alimentos. Existen muchas personas que eligen no agregar salsa picante o chile a su comida, causando gran conmoción cuando estando en otro país deciden no comer chile.

Sin embargo, otro tipo de platillos, como los “burritos”, por ejemplo, no son tan populares en el territorio nacional como el chile o los tacos. Aunque tienen su origen en Chihuahua, para los que no ubiquen, el estado más grande de México, los burritos, e incluso las fajitas, se clasifican como un platillo de origen “Tex-Mex”, es decir, el tipo de cocina que consumen las familias mexicanas que radican en Texas y que por razones geográficas, los platillos derivados de esta cocina son habituales en estados como Chihuahua y la mayoría de los colindantes con los Estados Unidos.

Así pues, en estados como los del Bajío y el Sur del país, no se reconoce al singular “burrito” como parte de la gastronomía mexicana. Antes que un burrito, los mexicanos, en su mayoría, preferirían comer cualquier tipo de taco, quesadilla o un plato de ricas enchiladas rojas o verdes.

Una ves aclarado el contexto cultural, y aunque no lo queramos, el burrito cada vez se inserta más como parte de la gastronomía de México, develaremos el mito de cómo surgieron los “burritos”, en pocas palabras, te contaremos la verdadera historia de este folklórico platillo.

La historia

Todo inició en Cd. Juárez, Chihuahua, durante la Revolución Mexicana en 1910. Juan Méndez, un hombre que tenía un pequeño negocio de comida. Para evitar que la comida se enfriase, elaboró unas tortillas de gran tamaño y en ellas, enrolló la comida para mantenerla caliente. El platillo adquirió gran popularidad en el área y hasta en algunos sitios de Estados Unidos cercanos a la frontera con Cd. Juárez. Juan Méndez, entonces compró un “burrito” para transportar la comida y cruzar el Río Bravo hacia los Estados Unidos para así satisfacer la demanda de las personas que vivían del otro lado del río. Todos los días la gente esperaba con ansia a Juan Méndez y a su famoso “burrito”. He ahí el origen del concepto.

Sin duda, al paso del tiempo, el “burrito” se convirtió en uno de los platillos favoritos de mucha gente en el norte de México, sin embargo, en ningún momento debe ser tomado como referencia para definir a la cocina mexicana.

Si eres mexicano, solo hazte a ti mismo la siguiente pregunta… ¿Cuál es el platillo que define la cocina mexicana?

Sin duda, la respuesta incluiría una gran variedad de platillos, pero la mayoría, hablaría de los tacos, los sopes o huaraches, las enchiladas y las quesadillas, el riquísimo mole (de cualquier tipo) o bien, los famosos Chiles en Nogada.

Así pues, para aquellos que visitan México, o bien, eres de los que quieren probar un burrito original, ya saben en qué zona del país buscar.

En 2010, la gastronomía mexicana fue declarada por la UNESCO como “Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”, y, sin duda, no fueron los “burritos” los que ayudaron a consolidar este nombramiento. Sin embargo, hay que reconocerlo, un buen “burrito” de vez en cuando, nunca caerá mal.

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar