Juguear al teatro

Miércoles, 29 de Junio de 2016 18:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Juguear al teatro

juguera1Recuerdo un niñote adulto simpático, enternecedor y aterrador, muy convincente como niño, no obstante su gigantesca talla, por su muy verosímil comportamiento y sentimientos infantiles. El descomunal tamaño le venía muy bien al personaje pues se trataba de ”El ogrito”, de Susanne Lebeau. Es la representación que más he retenido de la XXIII Muestra Nacional de Teatro, en Jalapa, Veracruz. Son pocos los niños adultos que guardo entrañablemente, Mía es una de ellos, que le da nombre a la obra de Amaranta Leyva, encarnada alternadamente por Verónica Haro y Elizabeth Peralta de Ita batallando contra la destrucción de la pareja que hasta hacía muy poco habían constituido sus padres. Otros lo son el par de amiguitos que diseñan y construyen su nave espacial durante unas vacaciones escolares, con una odiosa hermana mandona y chantajista, paleta y pistola de burbujas incluidas, interpretados por Rodrigo Núñez, Sotero Castrejón y V. Haro, precisamente en “La nave”, de José Luis Pineda Servín. También está aquella niña martirizada por su padre con cigarrillos y golpes para satisfacción de su sadismo, y dar rienda suelta a su incompetencia familiar en “La caja”, de Pamela Jiménez Draguicevic, interpretada estremecedora y dulcemente por Quetzallín Torres, suplicando que no se le martirizara la parte del cuerpo recién martirizada o alegrándose que así no hubiera sido.

Mientras escribo se van asomando la niña adoptada de “Malas palabras”, de Perla Schumacher, interpretada por Ana Bertha Cruces; la pareja de niñas de “Un, dos, tres por mí”, de Sandra Ugalde con el grupo Pregoneros, reteniendo únicamente la interpretación de Lily Sigie entre un número perdido de actrices que han interpretado a la pareja infantil espectadora convulsa de las desavenencias y disputas adultas. La autoridad, la proveeduría y la protección como características de las referencias adultas, omniscientes o presentes. Suspendo la intervención del recuerdo.

Han sido niños escénicos construidos sin imitaciones pueriles, sin chabacanerías, ni balbuceos. Con las debidas caracterizaciones, ánimos y expresividades corporales, entregándonos decires propios de su condición, seguramente por esto no ha importado el conocimiento de estar ante actores adultos.

juguear2Con “Los amigos”, de Carlos Casas presentada por el grupo Barón Negro en la Casa de la Cultura ‘Dr. Ignacio Mena Rosales’ las anteriores claridades, distinciones y convenciones son desdibujadas. No es un teatro de niños, con niños, ni para niños; es como de niños, imbuidos, penetrados, instalados en la violencia, la degradación, la trasgresión, la aniquilación, el descreimiento de cualquier devenir despegado de la instantaneidad. Vemos una trama de novela negra con abundante violencia física y armada, muerte y despedazamiento de cuerpos. Los personajes son muñecos y vehículos que por momentos tienen comportamiento de personas. Quienes los manipulan les dan voz, movimiento, dirección e intención a estos objetos enfrentándolos, confabulando y cazándose en un constante pulso de tanteo y desconfianza. Los manipuladores tienen interlocución con los objetos, avanzando el desarrollo de la trama; también hacen narración para hacer avanzar la trama, no necesariamente para el espectador; hacia el final sucede una suplantación de los muñecos por sus manipuladores en la continuación de la creciente persecución en pos de la destrucción o la salvación, según la posición en el evento y la audacia para lo inverosímil. 

Hay un héroe y un superhéroe, sin freno ético ni recato, despiadados o por los menos sin ninguna valoración de la vida. Las ejecuciones multitudinarias a manos de desquiciados invocando odio para el diferente parece la inspiración inmediata de esta trama. ¿Quién va a disparar la última bala o romper el último hueso? Porque el final ha de suceder, irremediablemente, cuando ya nadie quede en esta carnicería de muñecos y vehículos cuya gasolina les permite volar cuando la carretera de trapo no les permite llegar al destino prefijado. Una acción contraria a la regla convenida provoca la clásica protesta: Yo así ya no juego. El inconforme enciende la luz general y se sale de la pieza, equivalente al foro, o al revés, que es lo mismo. Los amigos terminaron de jugar, violentamente, y se acabó la función.

El constante trasvasamiento de los juguetes personajes con sus manipuladores, y éstos interactuando con los juguetes en condición de participantes de la traman que viven los objetos, y salir de ambos estados como los niños que están jugando denota una dramaturgia creativa e inteligente que demanda las mismas cualidades en la dirección. El riesgo de la simplicidad que reproduce la cotidianidad es muy grande, máxime cuando no se advierte ninguna intención de aleccionamiento, denuncia, advertencia o alarma.

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Lo suficiente y necesario

Lo suficiente y necesario
Dramatizar el enamoramiento juvenil, con sus escarceos, sus suposiciones, sus alejamientos, sus reconvenciones, malentendidos, incomprensiones, equivocaciones, rompimientos, in y exculpamientos, reconciliaciones; caricias y arrumacos intensos, inopinados, suele habitar los pinitos creativo

El futuro Cómico con presente prometedor

El futuro Cómico con presente prometedor
No me gusta el teatro actuado por niños, así respondí a una invitación para presenciar “Los niños de Morelia”. Como finalmente la aproveché para no perder la función de cierre de temporada el jueves 6, además felizmente no llovió, empecé mi correspondiente nota con estas refl

Sapiencia demencial

Sapiencia demencial
Los tres catres solo pueden ser de utilería, nadie yacerá en ellos, están muy chuecos y parecen muy endebles, construidos con material de desecho, ergo, se trata de sugerir un dormitorio colectivo falto de mantenimiento. También es visible una pequeña mesa cuadrada con carácter de es

Bordeando límites

Bordeando límites
--Ésta es la primera vez que les va bien--, destacó sorprendido quien obligadamente ha observado el transcurrir de las nueve ediciones anteriores del Encuentro Internacional de Teatro Alternativo y de Investigación en el Museo de la Ciudad de Querétaro. Después de la segunda quedé co

Publico y enterados

Publico y enterados
Muy deseable que no hubieran compartido calendario para apreciar la brevedad de sus temporadas, pero VeOzDanza y Ciudad Interior trabajaron al mismo tiempo en el Teatro de la Ciudad y el museo de mismo apellido, respectivamente, los días 21, 22 y 23 de noviembre. Me incliné por la prime

Tramas e intérpretes

Tramas e intérpretes
Hay representaciones teatrales donde los personajes nos parece que quedan marcados por sus intérpretes, de tal manera que se antojan imposibles para otros actores, y si acaso, a la manera como quedaron trazados por ése que nos parece insustituible. Ejemplos mexicanos son: Don Juan Tenori

MAS QUE VER

“Underworld: Guerras de sangre” - Uno, dos, tres, cuatro... y el guantazo

“Underworld: Guerras de sangre” comienza con un resumen de lo ocurrido en la franquici

Leer más
Dicen hallar la tumba de Alejandro Magno

Arqueólogos polacos han encontrado en Egipto un mausoleo de mármol y oro que podría ser

Leer más
Alex Timbers podría dirigir la película “Cruella”

Cruella, la película de acción real de Disney sobre la famosa villana de 

14-12-2016
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?